Resolución de Naciones Unidas sobre Libia

Como es de conocimiento público el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tomó una Resolución frente a la situación en Libia.

1. Alumnos de Derecho Internacional BA: En base a lo aprendido en clases, compare la Resolución tomada con las analizadas durante el presente ciclo y comente en este sitio.

2. Alumnos de Derecho Consular, Diplomático y de los Tratados UDA: Comente sobre la posición de los Estados y Organismos Internacionales frente a la situación en Libia en el contexto del Derecho Internacional Público.

About these ads

48 pensamientos en “Resolución de Naciones Unidas sobre Libia

  1. Con la resolución aprobada en el Consejo de Seguridad se dio luz verde a la operación “Odisea del amanecer”, que ha desatado una lluvia de críticas así como de apoyo por parte de ciertos estados que han aplaudido las acciones de los aliados en contra de las condenas de otros estados.
    Es importante tener en cuenta que en el proceso de la operación emprendida en Libia existen dos posiciones. Tenemos las contrarias a la resolución del Consejo de Seguridad que como nos han dejado en claro el presidente venezolano Chávez y la tan vergonzosa entrevista al canciller Ricardo Patiño, se ha asegurado que la operación ha sido una auténtica violación al principio de no intervención al estarse suscitando una injerencia extranjera en Libia.
    Sin embargo, la posición de la ONU y de los países que han efectuado una intervención militar en contra de Libia han dejado en claro que ésta intervención ha sido bien justificada.
    Personalmente, el baño de sangre que está sucediendo en Libia ha merecido tener tal intervención y que como lo han asegurado los afines a Gadafi, una injerencia extranjera no es el caso. ¿Por qué no?
    Debemos recordar que la Corte Internacional de Justicia ya expresó en el Asunto sobre Actividades Militares y Paramilitares en contra de Nicaragua que “El principio de no intervención implica el derecho de todo Estado Soberano de conducir sus asuntos sin injerencia extranjera”. En este caso, en la actual operación se estaría hablando de una intervención de las Naciones Unidas y se estaría violando éste principio pero si vamos más allá, tal y como lo ha asegurado Vargas Carreño, existe una justificación para dicha acción: Si el Concejo de Seguridad determina la existencia de amenaza a la paz, quebrantamiento de la paz o acto de agresión, se puede actuar en un Estado tomando las medidas adecuadas incluyendo el uso de la fuerza.
    Si no se interviene, Muamar El Gadafi estaría asegurando su puesto eterno en Libia a costa de mucha sangre derramada. Aún habiendo dicho ésto, nos tendríamos que poner a pensar en los que morirán durante la intervención.

  2. El fracaso de las autoridades de Libia es cada vez más agudo y notorio. Libia como sujeto de derecho internacional está expuesto a una serie de derechos y obligaciones que como cualquier otro estado tiene que acatar. Sin embargo las autoridades de Libia han hecho mal uso de sus poderes puesto que han dado paso a una serie de violaciones indiscriminadas de derechos humanos generando así una reacción en la comunidad internacional. Con el conflicto de Libia y el actuar de sus autoridades es muy fácil esclarecer una serie de atrocidades y atentados que ponen en juego la integridad de un estado no solo a nivel nacional, sino también a nivel internacional.

    Actos como la violencia, soporte gubernamental a grupos armados a favor de esta, represión ante cualquier grupo que se oponga a la ideología de gobierno, formas de intimidación a periodistas tanto nacionales, como internacionales, torturas, desapariciones, obstaculización ante organismos internacionales de ayuda humanitaria, la falta de medios de seguridad para extranjeros y refugiados son actos que atentan contra las garantías que un estado debe ofrecer como sujeto de derecho internacional. Sin embargo, Libia bajo su derecho de estado independiente y soberano ha mantenido un actuar muy contrario ante dichas garantías, es por ello que el Organismo de las Naciones Unidas por medio de su resolución ha manifestado su intervención en el conflicto, buscando mejorar la situación actual de Libia.

    Si bien es cierto el principio de la no intervención y no injerencia de autoridades externas en asuntos internos está presente dentro del derecho internacional público, no se puede tolerar las formas de represión que un jefe de estado está dispuesto a utilizar para su permanencia en el poder. Los organismos internacionales, como los jefes de estados han mostrado sus diferentes posiciones tanto a favor, como en contra de este conflicto, sin embargo personalmente ninguno de los dos principios de derecho internacional previamente nombrados justifican el número masivo de muertes existentes por dicho conflicto, por lo que es necesaria la intervención de fuerzas externas para evitar así el fuerte efecto dómino que se ha generado a partir de la rebelión de anteriores gobiernos como el de Egipto y actualmente en Libia.

  3. Luego de un exhaustivo análisis sobre la crisis Libia, empezando con los sucesos del 16 de Enero donde el bloqueo de Youtube por parte de Gafafi desata una revolución ‘civil’ en el país.
    Una revolución en contra de un régimen dictatorial y tirano lleno de abusos, desapariciones, ejecuciones e innumerables muertes, donde en adelante en la línea del tiempo se denotan únicamente mayores abusos por parte de su dictador.
    Es por tales sucesos que la comunidad internacional vía la ONU, acata la resolución de Marzo del 2011 donde se permite la intervención dentro de Libia. Resolución aprobada principalmente por países como EEUU, Francia y España.
    Es entonces cuando un análisis de los impulsores se convierte en necesario.
    Acaso en la guerra civil española del 36 recibió “ayuda” internacional? NO, porque no eran un país petrolero. No es ningún misterio que las intenciones de estos 3 países, no son necesariamente heroicas, sino mas bien diría yo, sumamente dirigidas hacia sus intereses. Si la voluntad de EEUU o Francia fuese proteger o resguardar a la sociedad civil Libia, cómo se explica entonces que gracias a la Resolución actual de la ONU se hayan generado más de 50 muertes de civiles, y alrededor de cientos de heridos?
    Según fuentes como Al-Jazeera el bombardeo por parte de Francia ha alcanzado un hospital de civiles que se ve afectado ahora por la intervención internacional.
    Parece ser ilógico que se pretenda limitar la violencia, con armas de fuego. Parece incluso prehistórico, como si la historia no hubiera enseñado nada, y la humanidad se hubiese quedado estancada en el tiempo.
    EEUU una vez más, muestra sus expuestas intenciones de usufructuar de la crisis civil que este país atraviesa y en lugar de salvar a la gente, empiezan a velar por sus propios intereses.
    Las consecuencias podrían ser devastadoras, con un tirano como gobernador, no se podía esperar menos que un contra-ataque, a pesar de sus decisiones volubles existe ya la amenaza en contra del mediterráneo donde plantea el ataque contra civiles y militares en su defensa. Repito Gadafi podrá ser voluble en sus decisiones y pasar en un día de discursos como ¨Prepárense para una guerra larga¨ a un ¨Alto al fuego¨, pero eso no quita la certeza de que podría desatar una masacre a las potencias del mediterráneo.
    Gadafi no merece menos que ser destituido, y quizá una vida de sufrimiento en forma de pago a lo que sometió a su pueblo, pero no por sus actos toda la población debería ser sometida a una intervención internacional del tipo que acostumbra EEUU, eso solo dejará una economía devastada, población sensible y necesidad de reestructuración inminente, claro! Panorama perfecto para hacer del país una pieza mas de su juego.
    Personalmente me sumaría a la posición de India, China o Rusia de sentirme apenada por la intervención que sufre Libia, más que nada porque es un país que se ve afectado por sus malas decisiones políticas que ahora, en un punto de quiebre como esté, quizá terminen más hundidos.

  4. La problemática del caso libio pone en manifiesto la difícil posición que ha adoptado frente a ciertas problemáticas las Naciones Unidas y sobre todo su Consejo de Seguridad dominado por potencias económicas y políticas que únicamente buscan su beneficio a partir de las decisiones tomadas por medio de este organismo internacional.
    A pesar de la tardía acción de un Consejo de Seguridad que luego de la resolución 1970 del 26 de febrero último, resolución que por cierto fue fría y dubitativa respecto a términos que gobiernan el Derecho Internacional Público que obliga a los organismos internacionales a tomar acciones contundentes en los casos en que una situación constituye una amenaza para los derechos humanos, la paz y la seguridad internacionales; el 17 de marzo del presente año el mismo organismo supo redimir sus acciones al disponer la adopción de una serie de medidas enérgicas destinadas a surtir efectos eficaces inmediatos a favor de los Derechos de la población civil como efectivamente pareciera estar ocurriendo. Sin embargo, es necesario reconocer la perspectiva vacilante de dos miembros permanentes del Consejo de Seguridad como Rusia y China a los que se suman la posición de India, Alemania y Brasil, quienes al abstenerse de votar a favor de la resolución por asegurar que va en contra del principio de derecho Internacional de No Intervención, demuestran cuán más importante es para ellos mantener las relaciones con el bloque árabe que buscar una solución ante el sufrimiento de la población civil de Libia. Más vergonzosa y deplorable es la perspectiva de Brasil que al declarar anteriormente que cualquier acción bajo el seno de las Naciones Unidas sería la mejor en busca de solventar la situación de Libia, su abstención siguiente frente a la resolución demuestra ser sinónimo de la aspiración de ese país a convertirse en miembro permanente del Consejo de Seguridad, con lo cual queda al descubierto el doble estándar dentro del cual se mueven muchos gobiernos.
    A pesar de lo mencionado, la acción de muchos otros Estados bajo el seno del Consejo de Seguridad o bajo la influencia de otros organismos internacionales ha demostrado que más vale luchar por la paz y la seguridad internacionales que favorecer hipócritamente un principio de Derecho Internacional Público como la No Intervención, buscando con ello obtener resultados favorables y sin prestar atención a los Derechos Humanos de los libios que están siendo transgredidos, Derechos Humanos que son parte también del Derecho Internacional Público supuestamente infringido con la intervención Internacional. ¡Qué egoístas que son ciertos gobiernos!

  5. La resolución 1973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas responde a la preocupación de la comunidad internacional por los acontecimientos vividos en Libia. Mi apoyo a la resolución adoptada el 17 de Marzo del 2011 en el que se establecen medidas de acción inmediata para evitar el aumento de violencia en el país, con el único fin de proteger a civiles.
    Si bien las abstenciones o votos a favor de los países miembros pueden responder a intereses políticos particulares, no cabe duda que la intervención es necesaria. Concuerdo con las palabras del ministro francés Alan Jupe en justificación al voto a favor por parte de Francia, “Cada día que pasa aumenta el peso sobre los hombros de la comunidad internacional.” Independientemente de la posición ambigua con la que se le pueda catalogar al gobierno Francés en cuanto al tema Gadaffi, su reflexión es valedera.
    Tras el no acatamiento de la primera resolución del Consejo de Seguridad el 26 de Febrero, una medida coercitiva se veía necesaria. Las medidas a adoptarse buscan ejercer presión en el régimen de Gadaffi para conseguir un cese al fuego a corto plazo. Si pensamos en impedir crímenes contra la humanidad es necesario tomar acciones pensadas con el fin de resolver el conflicto lo antes posible. Los días pasan y la situación en Libia no ha visto mejora. Justificarse en el principio de “No intervención” es lo menos que se podía esperar del régimen de Gaddafi que busca a toda costa mantenerse en el poder. Si el restablecimiento de la paz en Libia va de la mano de la sanción internacional, es más que necesaria. No podemos ser espectadores de la masacre de miles de personas, las acciones deben tomarse el momento preciso.

  6. En estos últimos meses la figura de Muamar el Gadafi y la existencia del país Africano denominado Libia se hace imposible de desconocimientos, en estos meses es cuando su conflicto con gran cantidad de muertos y heridos se ha convertido en un conflicto latente e imposible de invisibilizar en la esfera mundial. Es por ello que las Naciones Unidas con su resolución dentro del consejo de seguridad bastante tardía del 17 de marzo del presente año han tomado la decisión de actuar en contra del dictador del país libio.

    Al parecer este grupo de países del Consejo de Seguridad con sus 5 estados con derecho al veto han decidido tomar una decisión ante esta masacre, muertes y violaciones a los derechos humanos encadenadas. Han decidido ser los “redentores” a fin de evitar el sufrimiento de civiles inocentes. ¿Cómo? Con la solución más fácil y más rápida, como es el bombardeo a territorio libio a fin de eliminar a los simpatizantes del gobierno de Gadafi y dejando de lado principios básicos del derecho internacional que ellos mismos impulsaron a su tiempo. El ejemplo más grafico es el no respeto al principio de la no intervención de estados.

    Todos sabemos que este es una crisis que ha alcanzado escalas impensables; sin embargo no nos dicen siempre que “la violencia genera más violencia.” ¿Por qué usar misiles si a la larga los objetivos no llegan a ser solamente el ejército de Gadafi sino civiles inocentes? A simple vista el panorama nos muestra a un grupo de países realmente consternados por la situación de un país que según el analista Castell es del cuarto mundo; pero por otro lado nos encontramos en una lucha política de intereses en donde Libia además de ser un país dotado del recurso petrolero, posee una posición geoestratégica en el Magreb que podría interesar a cualquiera.

    Estamos todos de acuerdo que no queremos más violencia, que no queremos más muertes que no queremos una intervención a la fuerza mucho menos si no es pacifica. Porque no usar medios alternativos en vez de ir aniquilando y aterrorizando a la parte que queremos defender. Algunos países ya han expresado su desacuerdo sobre esta intervención que minuto a minuto se vuelve un atentado a los derechos humanos.

    ¿Por esto digo ahora cuantos tiranos tenemos? Al parecer el líder libio es solamente uno de ellos.

  7. Creo que cualquier análisis de los acontecimientos debe partir de una consideración clave:

    Fue el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el que aprobó POR MAYORÍA que se tomen TODAS las medidas que sean necesarias para proteger la seguridad de la población civil, CON EXCEPCIÓN de ocupación extranjera del territorio libio. Me parece importante recalcar en este punto, ya que muchas veces se interpreta que Rusia o China estuvieron en contra de la resolución y de la inminente intervención militar. Tal consideración es errónea: Si Rusia o China hubiesen estado en contra, su voto habría sido negativo. Tan simple como eso. Su poder de veto automáticamente habría truncado el éxito de la Resolución 1973. El hecho de que ninguno de los 15 miembros del Consejo haya votado en contra, es evidencia clara de que la situación humanitaria en Libia era crítica y merecía acciones urgentes. El voto negativo habría minado fuertemente su credibilidad, ante una opinión mundial que pedía un alto a la tiranía de Gaddafi. No obstante, la Resolución llegaba tarde. En el caso de Brasil e India, además, el voto negativo habría marcado un punto negativo en su aspiración por conseguir un puesto permanente en el Consejo.

    Una vez expuesto lo anterior, se debe analizar los intereses que movieron a los países a actuar tan repentinamente.

    Afirmar que la intervención está motivada tan sólo por causas humanitarias, es pecar de ingenuidad. Una intervención militar tan riesgosa y de un costo tan fuerte no se hace por motivos altruistas: realpolitik.

    Gaddafi se convirtió en una amenaza tremenda para Occidente. Dejarlo en el poder significaría cruzarse de brazos ante un tipo que con su sola apariencia provoca escalofríos. En caso de mantenerse en el poder, Gaddafi no dudaría en emprender represalias contra objetivos civiles en Occidente: terrorismo. A las potencias occidentales, la cosa les quedaba más o menos así: “O le derrocamos, o nuestros países sufrirán su venganza”. Con Lockerbie, el infame “representante del pueblo” (porque ni título de Presidente tiene) demostró que es capaz de eso. A pesar de que la Resolución 1973 no busca su destitución, esta decisión del Consejo de Seguridad se convierte en el pretexto que Occidente necesitaba para tumbar a Gaddafi. Y aunque las ptencias lo nieguen, las cosas son así de claras. Nadie quiere un nuevo Afganistán. Ni Rusia ni China ni Brasil ni India ni Alemania: por eso no votaron en contra.

    ¿Por qué de pronto ese interés tan marcado de Francia en la aprobación de la Resolución? A mi criterio, Sarkozy busca anotarse algunos puntos a su favor entre los franceses, en momentos en los que su popularidad está por los suelos. Además, es la forma más eficiente de callar a quienes han sugerido que la campaña de Sarkozy fue financiada por Gaddafi. (Aún no se me borra de la mente una imagen de Gaddafi y Sarkozy saludando atentamente. La ética en las relaciones internacionales es esporádica).

    Con respecto a Estados Unidos. Obama no es Bush. Libia no es Irak. Quienes afirman que todo esto es un circo armado por los yankees para apoderarse del petróleo libio, están algo despegados de la realidad. Las cosas no se pueden resumir de esa manera, no son tan simples como eso. Que exista interés en los recursos, es una posibilidad. Sí, es una posibilidad (el precedente de Irak es innegable). Pero la coyuntura es totalmente diferente: Obama sabe que repetir el error de Bush sería terminar con su carrera política. Es lógico. Por otro lado, a diferencia de Irak, esta vez EXISTE UNA RESOLUCIÓN DE NACIONES UNIDAS PARA INTERVENIR. Insisto en esto, porque muchas veces los anti-yankees lo olvidan. Además, la política estadounidense en este periodo de revueltas árabes ha estado marcada por la prudencia, evitando generar un sentimiento de anti-americanismo en la región (lo que la convertiría en territorio fértil para fundamentalistas como Al-Qaeda). Obama ha actuado con inteligencia. No es que Obama me caiga bien, pero creo que ha hecho lo que tenía que hacer desde su puesto como Presidente de los Estados Unidos. Ni más ni menos.

    ¿La Liga Árabe? Apoyó totalmente la resolución. Es ahora que sorpresivamente su discurso se torna “preocupado” por la muerte de civiles ante los ataques de las fuerzas aliadas. Pero no es tal: recordemos que la Liga Árabe está conformada en su mayoría por gobiernos totalitarios, que de pronto le dan la espalda a Gaddafi intentando salvar la suya propia: algo como “Occidente, apoyamos su intervención si a nosotros nos dejan en paz”. Me olvidaba: La Resolución no habría pasado de no ser por el apoyo unánime de la Liga Árabe, conformada por 22 países. Tal abrumador apoyo también frenó a China y Rusia de vetar la Resolución presentada por Francia. La estrategia de Occidente daba resultado.

    ¿La ALBA? Calladita. Luego del fracaso de su propuesta de diálogo, no les queda más. Chávez y Evo por ahí ya vociferaron; Ecuador por su parte emitió un comunicado escueto con respecto a la resolución, que hasta provoca vergüenza ajena. Pero de Patiño, más no se podía esperar. De la UNASUR ni se escucha porque es evidente que una postura común sería imposible.

    Creo que es obvio que la OTAN está lista para actuar, aunque es sabido que a Turquía no le agrada la idea. Sin embargo, no nos sorprendamos si despliega oficialmente toda su artillería en algún momento. Ya una buena parte de la Unión Europea se ha unido a las operaciones iniciadas el sábado 19.

    Puede ser que la frialdad y el pragmatismo con los que he comentado, choque con las diversas opiniones que aquí se emiten. Se pidió que se comente la posición de los Estados y los Organismos Internacionales, y es lo que he hecho. En el aspecto personal, sigo sintiendo impotencia y dolor ante cada nuevo balance de víctimas mortales en este conflicto; pero ese es otro tema que aquí no viene al caso.

    Espero haber aportado con el comentario. Me parece interesante que se discuta en clases lo planteado. Mucho de lo que expuse refleja una opinión meramente personal, así que me gustaría escuchar opiniones diferentes.

    Paúl Coellar
    Twitter @Shuco

  8. Cuarenta y uno años de dictadura han despertado a una Libia dormida sumergida en la subordinación de un régimen totalitario y violento, una Libia que hoy exige una reestructuración total del sistema económico y político, pero sobre todo la instauración de la tan anhelada democracia, que permita, de ser posible, que sea el pueblo quien decida el futuro de su nación.
    Los corazones rebeldes de la oposición, desde un inicio, se han mantenido firmes en su propósito de terminar con el régimen de Gadafi, sin embargo la represión del régimen ha sido en extremo violenta, condenado a la población civil a vivir los peores días de su historia. Gadafi y el ejército nacional, bajo sus órdenes, no han tenido piedad contra la oposición, y cruentos ataques han marcado el aparente inicio de una guerra civil. Ante tal situación, los miembros de la ONU, los últimos días se han encontrado debatiendo la posibilidad de instalar una zona de exclusión aérea en Libia, con el fin de evitar que se perpetúen más ataques contra la población civil, la posibilidad se materializó y países como Estados Unidos, Reino Unido, España entre otros, ha emprendido una intervención directa en el país, en vista de que las falsas promesas de un cese al fuego por parte de Gadafi no se han cumplido.
    La alianza internacional se encuentra lanzando su ofensiva, bombardeando las distintas zonas estratégicas del país en donde se encuentran las posiciones de los aliados del régimen. La denominada operación Amanecer de la Odisea, ciertamente deja en claro el profundo interés de la comunidad internacional por establecer la democracia, y proteger los derechos humanos y civiles en Libia, mas si repasamos los hechos, y damos un pequeño vistazo a la realidad anterior, podemos constatar que los mismos miembros de La UE, como Francia, también miembros de la ONU, quienes hoy condenan la represión armada de Gadafi, son los principales exportadores de armas a Libia, incluso en el 2009 concedieron licencias para exportar hasta 343 millones de euros en armas al régimen, además de aeronaves de asalto y aviones militares por valor de 107 millones de euros, venta de material de interceptación electrónica, lanza proyectiles, rifles para francotiradores y granadas. Entonces habría que ir mas allá y analizar los casos de venta de armas a países en donde los derechos humanos están siendo violados, casos que hoy se ponen en evidencia y marcan serias dudas sobre los interese reales de los países.
    Otros organismos como la Liga Árabe y la Unión Africana, han incitado al régimen a cesar la violencia y precautelar la seguridad de los civiles. Y el Alba se opone a una intervención extranjera en este país.
    La actual operación Amanecer de la Odisea, esconde la clara intención, a mi parecer de asesinar a Gadafi , sin tomar en cuenta, como parece ser costumbre, las miles de vidas inocentes que en se perderán en el intento de terminar con el régimen. Una vez más queda clara la ineficiente actuación de la ONU como agente mediador de conflictos.
    Distintas posiciones, que reflejan la ineficiencia con la que la comunidad internacional está manejando tan delicada situación, una ofensiva armada no es la solución. Si bien la comunidad internacional tiene el derecho y la urgencia de aplicar contramedidas que limiten la fuerza de este régimen, al igual que Gadafi los actores internacionales que pretenden parar la violencia, están atentando con la seguridad civil y parecen dar pie para que una guerra de mayores proporciones tenga lugar.

  9. Yo me siento realmente preocupado, si las opiniones de los gobiernos reflejan cómo ellos están manejando a sus países definitivamente Venezuela, Bolivia y Ecuador siguen en el camino equivocado. La situación actual de Libia es un tema frágil-reivindicatorio que va a traer resultados positivos para la comunidad internacional.
    Me gustaría empezar aclarando la fragilidad del tema.
    Después de las declaraciones del presidente Venezolano Hugo Chávez a favor del régimen totalitario en Libia, no me sorprendería que el abra las puertas de su país para hacer realidad la única salida que Gadaffi tiene de seguir complaciendo sus vanidades y excentricismos en un país donde las similitudes que los unen son las del irrespeto al Estado de Derecho.
    Estas declaraciones sumadas a las del canciller Ecuatoriano Ricardo Patino están dañando la imagen internacional de los países latinos, que lo único que ganan es menos inversión internacional y más críticas al tratar de irse en contra de una resolución multilateral que yo personalmente aplaudo y que tiene su apoya en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.
    Creo que en el Ecuador estamos en medio de un conflicto de intereses que ponen en manifiesto nuestra inmadurez política, probablemente gracias a la falta de educación y falta de compromiso democrático humanitario. Las declaraciones del canciller Ecuatoriano parecen de un funcionario público poco conocedor de importantes temas en el Derecho Internacional Público. Me hago entender, el gobierno de Gadaffi ha cometido crímenes de lesa humanidad en contra de sus propios ciudadanos y esto ya es un indicativo para que la ONU resuelva una intervención de carácter humanitario no imperial con todos los medios legales para ejercer el derecho y la responsabilidad de proteger vidas civiles. Actuando bajo la ley internacional con la finalidad de diferenciar estos actos actuales con los ocurridos en 2003 en Irak.
    Es el momento de la reivindicación, esta Guerra Civil en Libia se inicia 8 años después de que el ex presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, haya iniciado la liberación de Irak sin el apoyo de los países árabes y fundando un doctrina que puso en duda la institucionalidad de las Naciones Unidas como una organización que busca la paz. Ahora es el momento de demostrar lo contrario y hacer que este organismo recupere su credibilidad devolviendo la democracia a un país que la necesita. La Liga Árabe ha dado la espalda a su amigo Gadaffi posiblemente por miedo a la misma medicina pero las cartas están jugadas, el bombardeo ha iniciado y esta estrategia servirá de ejemplo para que los regímenes autoritarios del norte de áfrica y del medio oriente ya no tengan como mayor enemigo a los Estados Unidos sino a sus propios gobernantes. Como debe ser.
    Quisiera añadir algo fuera de lugar pero en el supuesto de que las declaraciones del canciller ecuatoriano sobre la situación de Libia fueran generalizadas como opinión de todos los ecuatorianos, posiblemente la comunidad internacional deba especular un rotundo si en la próxima consulta popular de Ecuador y la entrada de mi tierra a la lista de los Estados de No Derechos quienes gozaremos de la no libertad de prensa, la no libertad de opinión y la no libertad a la libre empresa, la no autonomía judicial, etc.

    Interest Facts:
    • 1.3 billion is the Libyan budget for defense in 2007
    • 76,000 active military and 18,000 total active man power on air
    • Obama: No ground troops in Libya -But there is always the possibility of dealing with mass destruction weapons.

    Fausto Andres Gutierrez Jerves

  10. RESOLUCIÓN 1973 DEL CONSEJO DE SEGURIDAD DE NACIONES UNIDAS
    La resolución tomada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el 17 de marzo del presente año, es una decisión acertada para salvaguardar vidas humanas.
    A pesar de que se han violado los principios de “no intervención”, y de “Estados soberanos”, la decisión responde a un hecho ineludible, como es el ataque indiscriminado a civiles de Libia dispuesto por su gobernante Muammar Al-Qadhafi.
    La ONU como una organización comprometida a mantener la paz y seguridad internacional, debió responder con la mayor brevedad posible ante un hecho que demandó su atención mucho tiempo atrás, pero intereses privados parecen haber afectado la objetividad de las decisiones, lo que ha conllevado la pérdida de cientos de vidas humanas y la violación de muchos derechos.
    El congelamiento de los activos financieros del fondo soberano y del Banco Central de Libia, son medidas adecuadas para sancionar a Muammar Al-Qadhafi por usar la violencia contra su población, además de ser una medida preventiva para evitar la compra de armas en el mercado negro, o que siga contratando mercenarios que ataquen a los pobladores .
    Pero sobre todo considerando que los hechos ocurridos en Libia son crímenes contra la humanidad, la libre expresión y el normal desarrollo de un país, la intervención de la ONU es acertada aunque tardía.
    Finalmente aunque intervenir en un país soberano no es la mejor solución para un conflicto, en este caso ha sido adecuado actuar, puesto que al líder Libio la ONU pidió y aconsejó el cese del conflicto en varias ocasiones, pero no se obtuvieron resultados positivos.

  11. Para analizar este caso, me permito tomar las palabras del jefe del gobierno ruso, Putín, al expresar públicamente su comparación diciendo que: “La resolución de la ONU sobre Libia me recuerda un llamamiento medieval a una cruzada, cuando alguien llamaba a alguien a ir a determinado lugar a liberar algo”. Tomando este punto como referencial, dentro de los principios de Derecho Internacional, la no intervención es fundamental, sin embargo esta resolución aprobada el pasado jueves, permite y da paso a una zona de exclusión aérea. Resulta familiar para la comunidad internacional que quien esté detrás de una intervención especialmente en los países de Oriente Medio sean los Estados Unidos de América.
    A mi criterio, la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU tomó una decisión apresurada al emitir dicha resolución, la misma que pretende la protección de civiles inocentes en la zona por parte de fuerzas extranjeras y no evalúa las consecuencias de las operaciones militares que están en marcha, no se considera tampoco cuantos deben morir para justificar la protección de otros. Bajo mi criterio, si se trata de buscar culpables, existe uno solo, y su nombre es ahora reconocido a nivel mundial, Muammar Khadafi, el mismo que debe ser condenado no por un Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, sino por un pueblo que busca su libertad y su reivindicación.
    Además, analizando desde otro punto de vista y viendo desde la otra cara de la moneda, ¿que fue más grave? Cuarenta y dos años de abuso a los derechos humanos de la población de Libia o una guerra civíl como la que está viviendo actualmente este país para que la comunidad internacional tome cartas en el asunto. La respuesta es clara, ese pueblo ve una luz de salvación con el freno que está poniendo la intervención extranjera pero, quien piensa en el antes y el después, que pasará posteriormente con esa gente y su forma de gobierno.
    La resolución del Consejo de Seguridad con respecto a la situación de Libia en un breve resumen queda simplificada a esto: congelamiento de los activos de las autoridades libias para que no dispongan de financiación para contratar más mercenarios, existe un refuerzo en el embargo de armas para que se dé un cese al fuego y por muy encima de eso, la zona de exclusión aérea. A un buen entendedor pocas palabras, quien está al mando de esta revuelta en Libia, pesa mucho menos en la balanza de la comunidad internacional con respecto a los intereses de países potencias que pretenden apropiarse los recursos energéticos libios terminada la revuelta. Es claro que dentro de la lista de estos países, están quienes votaron a favor de esta resolución y buscan terminar este levantamiento lo antes posible.

  12. Allá en la Cochinchina

  13. Gracias a le revelación del pueblo egipcio que dio un empujón a los demás estados que se encuentran dentro de una dictadura a rebelarse en contra de sus jefes políticos y gritar en las calles lo que ellos piensan y a negarse a seguir con una dictadura de años lleva a tales conflictos como los que están ocurriendo en libia. Libia se ve inmerso un una guerra civil que esta afectando varios civiles así causando la muerte de muchas personas inocentes es lo que ha llevado a la resolución de intervenir en la guerra civil de Libia así haciendo respetar los derechos humanos que se están viendo afectados. Esta resolución es criticada por algunos estados y respaldada por otros. Ya que en todo problema y resolución hay un trasfondo e intereses de por medio.

    En la problemática económica internacional en lo que nos encontramos no podemos esperar ninguna ayuda extranjera, sin pensar que hay algún interés de por medio. Prácticamente esto es lo que quieren demostrar los países latinoamericanos cuando condenan las intervenciones en libia de los que ellos llaman “las potencias extrajeras”. Esto es lo que manifestó Chávez en su programa televisivo y radial de los domingos, y calificó la intervención militar extranjera de “locura imperial”. En resumen lo que Chávez manifiesta es que no hay que atacar al gobierno de Gadafi con bombas porque esto lleva a mas bombas, según el presidente venezolano la solución es hablar con el gobierno de Gadafi y llegar a un acuerdo. Supuestamente Gadafi dijo que ya no iba a atacar mas a los rebeldes pero esto no fue así ya que siguen las matanzas y las torturas. Lo cual no deja otra solución para defender a los civiles de libia que son los más afectados en este conflicto. Cada vez hay más muertos, los cuales son niños y mujeres ya que las bombas son lanzadas sin importar en donde caen. No dejo otra alternativa que intervengan las grandes potencias que según ellas dicen van a defender únicamente los derechos humanos de los civiles líbanos.

    Como le veo a este conflicto es como sucede en muchos problemas mundiales. Siempre se dividen entre bloques buscando los intereses de cada bloque sin tomar en cuenta la rápida acción que se debería tener en tales casos como una guerra. En toda resolución la división se muestra claramente entre las grandes potencias y el otro bloque que siempre está en total desacuerdo con las llamadas “potencias imperialistas” las cuales terminan siendo los países en vías de desarrollo que se sienten amenazadas por tales estados.

    Se puede decir que el bloque que está interviniendo busca un mundo democrático defendiendo sus creencias y además sus beneficios como se está especulando con el interés de por medio del petróleo que posee Libia. Además les conviene que Gadafi salga del poder para así evitar ataques terroristas que se pueden dar luego de esta disputa. Ahora se ve marcado claramente quien le apoya y quien no lo hace por lo cual luego Gadafi pudiera tener grandes re persecuciones en contra de los países que están interviniendo en contra de su dictadura. En lo personal me parece excelente que los países como Estados unidos y Gran Bretaña estén interviniendo así buscando el cumplimiento a los derechos humanos, es muy claro que pudieran tener intereses de por medio pero es lo más lógico que pueden hacer en tal circunstancia que requiere de un actuar rápido para evitar así mas muertes por parte de los civiles. Gadafi incumplió su palabra al decir que ya no iba a atacar a los rebeldes, incumplió con esto por lo cual no le quedo otra alternativa a la comunidad internacional que intervenir.

    El otro bloque por el contrario está totalmente en contra de cualquier intervención imperialista, Este bloque lo conforma Venezuela, el ALBA y el Ecuador. Es muy claro que estos países siempre están en contra de cualquier disposición que tenga involucrado a los Estados Unidos, no por ello pueden cegarse a todas las violaciones que se están cometiendo en Libia. Mucha gente inocente está muriendo a causa de esta guerra, e este punto los demás estados no pueden dar sus espaldas a esto solo por no ser partidarios de los estados que están encabezando la intervención. Los civiles y rebeldes de libia necesitan del apoyo no necesariamente por tener la razón sobre sus ideologías, pero por sus derechos humanos que están siendo violadas.

  14. Sin duda la situación que se vive en estos momentos en Libia ha provocado grandes tensiones en la Comunidad Internacional, luego de la resolución emitida por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. La declaratoria fue aprobada por mayoría de votos a favor de la exclusión del espacio aéreo libio la cual consiste en que ningún avión militar o comercial puede despegar ni aterrizar en ninguno de sus aeropuertos sin el consentimiento del Consejo de Seguridad, adicionalmente se aprobó el uso de cualquier medida para salvaguardar la integridad de la población civil. Dicha medida ocasiono tensión entre los países de la comunidad internacional, como es el caso de Venezuela que critica a los gobiernos de Francia, Inglaterra y Estados Unidos por la presión que ejercieron ante la ONU al momento de aprobar la resolución.
    Además se siente el apoyo indirecto de otros países como España, China, Alemania, Rusia, Italia y Brasil los cuales conforman el Concejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el tipo de apoyo que brinda estos países se puede entender como diplomático a la intervención militar para el cese al fuego y a las hostilidades por parte del gobierno de Gadafi.
    Puesto que Libia es un miembro activo de las Naciones Unidas esta obligado a acatar cualquier resolución que emita el Consejo de Seguridad, con lo cual no se esta violando la soberanía de dicho país solamente se esta velando por los Derechos Humanos de sus habitantes.
    Este conflicto ha puesto a descubierto una vez mas las intenciones que posee cada país es decir por un lado se lucha por la paz y por salvaguardar la integridad de los seres humanos, pero por otra solamente se puede observar el interés político y económico que tienen algunas potencias mundiales.

  15. La crisis interna que se vive actualmente en Libia ha creado diferentes puntos de debate. El primero se envuelve en torno al principio de la no intervención de los Estados, que hemos repasado continuamente en clase y donde hemos aprendido que es vital en el Derecho Internacional. Sin embargo en situaciones donde los derechos humanos de miles de personas se encuentran en peligro, y el gobierno de dicho país no puede o quiere hacerse cargo de ellos, es indispensable que otros actúen para evitar más derramamiento de sangre. La Liga Árabe hizo especial mención en su apoyo a la creación de una zona de exclusión aérea para frenar los ataques de los que ha sido víctima la población libia como represalia de Gadafi a sus opositores, sin embargo manifestaron que no deseaban que se produzca una intervención militar extranjera, como la que se está llevando a cabo actualmente. De hecho, el secretario de este organismo árabe, criticó la operación denominada “Odisea al Amanecer” especificando que no necesitan bombardeos. En tanto, gobiernos como el de Cuba, Venezuela y Bolivia, se han pronunciado totalmente en contra de esta intervención alegando que es parte de un plan norteamericano para apoderarse de los recursos petroleros de Libia. Si bien esta posición suena extremista, no está del todo equivocada considerando el escenario en el que se desenvolvió la invasión a Irak. Es curioso que a lo largo de la historia del continente africano donde se sucedieron varios gobiernos de corte represivo y los derechos humanos estuvieron en riesgo muchas veces, la presencia de la ONU se materializó en las actuaciones de los cascos azules en el mejor de los casos; no existió coalición ni mucho menos bombardeos para luchar contra un gobierno dictatorial.
    La ONU, como una organización encargada de la protección y promoción de la paz y seguridad de las personas, no podía permanecer de brazos cruzados mientras ascendía el número de muertes civiles. Sin embargo, la resolución 1973 llega de una manera tardía y desproporcionada. El envío de misiles por parte de Estados Unidos y Francia, no perjudica únicamente a Gadafi, sino que acaba con la infraestructura de los edificios y además afecta también a la población que ha tenido que huir para no ser blanco de tales bombardeos. Considero que es vital que esta organización cambie su forma de intervención, buscando la paz y seguridad por otros medios que no sean las armas.

  16. PERSPECTIVA SOBRE EL CONFLICTO EN LIBIA Y LA RESOLUCION 1973 DE LA ONU
    El 15 y 16 de febrero se desato en Libia una serie de manifestaciones en contra del mandatario Gadafi quien ha gobernado esta nación por 42 años. Las manifestaciones llevadas a cabo en varias ciudades libanesas han generado una serie de enfrentamientos, siendo aproximadamente 100000 el número de victimas. Ante esta situación, la comunidad internacional ha decidido intervenir a fin de preservar la paz y seguridad de esta nación que se ha visto afectada. La resolución 1973 promulgada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sostiene que para preservar la paz y seguridad en Libia es necesario que Gadafi cese con los ataques a la población libanesa. Sin embargo, esto no se ha llevado a cabo razón por la cual, muchos países como Francia, Reino Unido y Estados Unidos han intervenido en Libia, desatándose una serie de bombardeos a dicha nación. Gadafi por su parte ha amenazado con desatarse un guerra severa si los países continúan interviniendo en este territorio.

    Una injerencia por parte de la comunidad internacional en casos como éste es pertinente, puesto que el objetivo de todas las naciones es preservar la paz y seguridad mundial en caso de que el mismo se vea afectado tal como es el caso actual de los libaneses, en donde sus derechos fundamentales se han visto quebrantado por su mandatario Gadafi y quienes lo apoyan. Sin embargo, la medida radical de intervención en Libia por parte de ciertos países occidentales como Francia, Estados Unidos y Reino Unido bombardeando sobre dicho territorio no es el adecuado ni el correcto en ninguna situación, ya que lo único que genera es más violencia, siendo los mas afectados la población civil libanesa quienes están sufriendo ataques constantemente. Una vez mas, es criticable y cuestionable la manera en la que la comunidad internacional esta actuando sobre Libia, tal como lo ha hecho en muchos países, pues desde mi perspectiva y tomando en cuenta situaciones similares anteriores, no resolverá el problema sino lo agravara, incrementándose cada día mas el numero de personas inocentes.
    A lo largo de la historia, se han dado una serie de acontecimientos similares, en donde los estados, principalmente los mas poderosos, han optado por alternativas como la que hoy se esta suscitando en Libia, en donde el interés de cada uno de ellos ha sido el que ha prevalecido. Es importante mencionar que Libia es un país eminentemente petrolero, por lo que se puede llegar a la conclusión de que esta medida de interferir rápidamente en este estado es por intereses de ciertos países que encuentran razones suficientes como para intervenir sea cual sea el resultado.
    Con esta posición no pretendo estar de acuerdo ni a favor de Gadafi, pues también critico su autoritarismo y que los libaneses por 42 años hayan y sigan estando bajo el poder del mandatario. La lucha por la democracia se debe dar en este y en muchos países africanos que en la actualidad siguen teniendo gobiernos dictatoriales, los mismos que han restringido muchas libertades fundamentales a sus ciudadanos. Por esta razón que la comunidad internacional debe actuar para resolver este conflicto, pero utilizando alternativas diplomáticas, en donde se de una cooperación de todos los estados para que el conflicto en Libia cese, y Gadafi abandone el poder, pues el hecho de recurrir al uso de la fuerza para conseguir los objetivos esperados no servirá de nada, Gadafi reaccionara con mas violencia ante estos ataques.

  17. La situación de Libia es actualmente el centro de atención de los gobiernos de las diferentes naciones del mundo. Todos podemos darnos cuenta cuanto sufren los habitantes de este país, y sobre todo los de la capital debido a los abusos emitidos por parte de Muamar Gadafi, jefe de gobierno del país. Si se realiza un análisis profundo del caso, es posible darse cuenta de que esto no solo está afectando al país mencionado, sino también puede afectar al resto del mundo, en especial a los países fronterizos a Libia.

    El Consejo de Seguridad de la ONU ha decidido tomar cartas en el asunto, resolviendo en una resolución el establecimiento de una zona de exclusión aérea en el país afectado. Esta resolución ya es criticada de diferente manera por cada país. Los principales países a favor de la resolución son EEUU, Reino Unido y Francia, quienes buscan que se dé la intervención mencionada en busca de democracia y paz en el país. Sin embargo EEUU deja en claro que no quiere ser el principal protagonista de la intervención para evitar otra guerra con un país árabe.

    Además, como se ha podido estudiar, en el Derecho Internacional existe el principio de no intervención en los asuntos de otros países y esto es importante de considerar ya que es parte fundamental de la Soberanía de un Estado. Sin embargo, un conflicto de este tipo es un asunto mundial, ya que como se menciono anteriormente, puede afectar también al resto del mundo. La ONU tiene como uno de sus objetivos, el buscar una mejor relación entre todos los países del mundo, especialmente entre los países miembros de esta organización y por ello decidió intervenir en Libia.

    En los dos casos, si se da la resolución o si no se da la misma, implica muertes y destrucción en Libia, pero si no se da la resolución y el dictador Gadafi llega al poder que busca, el país tendrá muchas mas muertes y esta pesadilla que viven ahora será eterna. La paz mundial no es solo un dicho, es una realidad que necesita ser cumplida y es lo que la Organización de Naciones Unidas se propone alcanzar.

  18. La resolución 1970 emitida el pasado jueves deja muchas dudas flotando en el ambiente, puesto que las grandes potencias que votaron a favor de las mismas no tienen una coordinada justificación. No se puede explicar cómo es que gran Bretaña argumenta que el objetivo es sacar al dictador libio, Estados Unidos e Italia recalcan en sus declaraciones que la intención no es esa sino la de pasar el mando a la OTAN. Los países que lideran este ataque a libia tienen diferentes perspectivas de sus acciones y es por esta razón que se puede decir que el ataque fue una decisión apresurada por parte de la ONU.

    Desde el punto de vista social es imposible decir que se intenta ayudar a un país con una guerra puesto que los mecanismos de defensa y ataque no están perfectamente calibrados para no atentar en contra de la población civil. El pueblo libio en su mayoría tiene como objetivo derrocar al régimen de Muamar Gadafi, y es por este motivo que piden ayuda internacional; sin embargo una vez más la ONU ha demostrado que la forma más rápida y fácil de detener los problemas en el planeta es con ataques militares.

    Es lamentable tener que recurrir a ejemplos del pasado que nos han mostrado que la intervención de las potencias no hace nada más que detener el curso normal de los pueblos. La de Iraq fue una de las peores invasiones a un pueblo y tal parece no bastaron las miles de muertes y destrucción que sufrió ese país.

    De ninguna manera se tiene que justificar las acciones del dictador Muamar Gadafi, pero si se tiene que analizar que los afectados de esta descoordinada diplomacia es el pueblo. Las acciones que se toman por las dos partes son reprochables puesto que en Libia como en todos los países del mundo existen personas con fuertes rasgos nacionalistas y van a escuchar el llamado de Gadafi que invita a coger las armas de los depósitos nacionales y a usarlas. Si el hipotético caso mencionado anteriormente llegara a pasar las vidas de muchos de los habitantes de este país estarían en riesgo y el planeta vería una vez más violaciones a los derechos humanos auspiciados por la ONU.

  19. Hasta el veinticinco de Febrero del año en curso y según el máximo responsable de derechos humanos en Francia se estimaba 2000 personas fallecidas en las revueltas en Libia; mediante una conversación telefónica Obama y Sarkozy exigieron el cese a la violencia; mientras que desde Cuba, Fidel hablaba de cómo EEUU y la OTAN bailaban una danza macabra de cinismo a la vez que alentaban la guerra civil en el país Árabe por intereses petroleros. Todos estos hechos sucedían al mismo tiempo que Gadafi se rehusaba a dejar el poder y tildaba de traidores y manipulados a los manifestantes. Recordando también la posición de los representantes países como Venezuela, Ecuador o Bolivia que durante el mandato-Gadafi han llevado relaciones bastante estrechas.

    Posterior a la resolución emitida por la Organización de las Naciones Unidas, tarde como siempre, en Misrata han muerto ya 66 civiles y rebeldes a favor de Gadafi dicen tener controlada la situación. Después de ya casi un mes de revueltas, el 17 de Marzo, la ONU mediante el Consejo de Seguridad finalmente dicta una resolución que condena los acontecimientos en Libia.

    En la resolución se exige el alto a los abusos a los derechos civiles y a la violencia, limitaciones al uso del territorio aéreo o que todos los Estados estarán en la obligación de garantizar el cumplimiento de la misma. Dentro del Concejo existieron dos abstenciones en la votación, China y Rusia, completando el grupo BRIC, Brasil y la India, al igual que Alemania explicando que esto va en contra del principio de no intervención de los estados.

    Sin embargo es necesario analizar cuáles son los límites de los principios en el Derecho Internacional, hasta cuándo se debe esperar, cuáles son los intereses de cada país dentro de esto. No se puede decir simplemente que se trata de buenas intenciones, la resolución responde a posibles beneficios para cada país; tampoco se trata de la misma situación que se dio varios años atrás en Afganistán. Todo esto debe ser examinado con guantes y desde una perspectiva aislada ya que en el mundo nada sucede por casualidad, habrá que ver cuáles son los siguientes pasos del gobierno Estadounidense que hasta el momento no ha tenido una posición digna de aplaudir.

  20. No cabe duda alguna que las noticias de los últimos días han estado cargadas de dolor, y es que entre cifras de heridos y muertos es difícil distinguir la tragedia libia de una película de horror. Dejando a un lado datos y estadísticas que muy bien las hemos escuchado, leído y analizado todos, recuerdo algo que escuché el otro día acerca de que Gadafi es un hombre tan desconfiado que cuando viaja a cualquier país duerme en su propia carpa…¿ ACASO TIENE MIEDO QUE LO MATE SU CONCIENCIA? Y, si no lo hace su conciencia, que el pueblo libio o una parte de él no desespere, sin dudas los “aliados” lo harán tarde o temprano.

    Eso de que la resolución se ha realizado en aras de proteger a los civiles de la violación sistemática de sus derechos y en defensa a lo anteriormente resuelto y establecido en los diversos instrumentos de Derechos Humanos, Derecho Humanitario y demás, suena como diría Openheimer, a puro CUENTO CHINO, con la operación “Amanecer de la Odisea” de seguro muchos civiles acabarán siendo las víctimas. Que nos quieran convencer con la propaganda de buena voluntad de siempre ya no resulta. Aquí las buenas intenciones van por debajo. No se trata de simplificar las cosas, pero en un entorno internacional donde el bien entendido juego de suma cero, o realpolitik aún se encuentra a la orden del día, cuando se ponen las cartas sobre la mesas cada quien asegura su juego.

    Por ahora vemos que Estados Unidos, como era de esperarse, ha tomado el mando, le interesa el petróleo? por supuesto, pero hay algo más. Además vemos que con su gira a Brasil, Obama ya debió dejar asegurada una buena cuota de éste para su país. Pero hablando económicamente, esta crisis en medio oriente le sale cara a la máquina imparable del capitalismo, los precios del petróleo siguen en subida y si la crisis no para, lo más seguro es que continúe la escalada.

    Por otro lado pareciera que los países se encuentran dubitativos en dejar que los Estados Unidos tomen el mando. Noruega e Italia ya se han pronunciado. Parece ser que tendrá que ser la OTAN la que intervenga ante esta problemática. Pero las dudas van más allá, los diferentes ministros de relaciones exteriores “aliados” parecen no ponerse de acuerdo en si Gadafi entra o no dentro del botín PRO DERECHOS HUMANOS. A la final, sea cual fuere la resolución de tal debate, el Sr. Gadafi acabará muerto.

    En cuanto al bloque sudamericano las reacciones de Venezuela, Bolivia y Ecuador han llamado la atención. Se han pronunciado en contra, no obstante su opinión no fue más que una fugaz aparición sin trascendencia. Por su parte Brasil con la abstención al voto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha demostrado que no se siente a gusto dejando que Estados Unidos una vez más se vuelva el director de la obra.
    Finalmente pareciera ser que la aprobación de esta resolución sin veto alguno ha respondido a la alta exigencia de los sucesos, para algunos países no parecía ser la INTERVENCION, por que cada cosa con su nombre, la mejor solución, pero si la única por ahora. Ante un mundo que mira, escucha y lee una tragedia que de un modo u otro nos involucra y pesa a todos había que hacer algo.

    La urgencia demandaba acciones y ahora se esperan los resultados…

  21. Sin duda alguna, la terrible crisis por la que Libia atraviesa, ha dado mucho que pensar y demasiado por qué preocuparse. Ante las barbaridades ocasionadas por Gadafi, lo menos que se podía hacer era que la Comunidad Internacional tomara cartas en el asunto. Se cuestiona mucho que estén de por medio los intereses económicos y políticos de potencias mundiales que han apoyado la resolución del Consejo de Seguridad en Marzo 2011.
    El hecho de que se dé un bombardeo y un ataque tan repentino y aterrador, da mucho de que pensar ya que lo que se busca es erradicar la violencia, mas no fomentarla. Ya se ha tenido suficiente con el irrespeto a los derechos humanos por parte este personaje tan cruel como es Gadafi, quien ha demostrado buscar mantenerse al poder a costa de lo que sea.
    La operación “Amanecer de la Odisea”, claramente tiene como objetivo eliminar a Gadafi y a su mandato inescrupuloso. Sin embargo, no se está tomando en cuenta las millones de vidas inocentes que se han perdido y que se seguirán perdiendo en el intento de terminar con el régimen. Ahora es cuando verdaderamente se cuestiona la intervención de la ONU ante este problema. Me atrevo a decir esto ya que siendo realistas, en el mundo en el que vivimos, los derechos humanitarios no son la prioridad de los estados hermanos, sino también lo que se busca es “atraer agua a su molino”.
    Es una pena que la violencia continúe y cada vez se agrave, a pesar que lo que supuestamente se busca es “velar por la paz mundial”. La solución a esta situación actual que ha dejado un camino devastado, no es un ataque armado, ya que lo único que se está logrando es empeorar las cosas y tal vez desatar una guerra aún más atemorizante.

  22. A lo largo de la historia ya ha habido casos de conflictos internos que desembocan en guerras civiles y genocidios, situaciones en las cuales la comunidad internacional y en especial las potencias han sido criticadas por su falta de intervención. Recordemos el caso de Ruanda en 1994, donde la falta de intervención internacional dio lugar a un genocidio de cerca de 4 millones de muertos. Libia no puede llegar a ser uno de esos casos. Creo que la situación en Libia ha cursado un proceso en el cual poco a poco la Unión Europea y los Estados Unidos han subido de tono sus advertencias y sanciones paulatinamente. Finalmente, la ONU ha servido efectivamente como una plataforma mundial donde, por primera vez en mucho tiempo, se ha discutido sobre un tema de relevancia mundial para que, juntos, los líderes del mundo tomen una decisión al respecto. El hecho de que la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad haya sido aprobada demuestra la crítica de los hechos que se están suscitando en Libia y la voluntad urgente de la comunidad internacional por parar esta situación.

    Si bien el uso de la fuerza debe ser utilizado como último recurso, personalmente creo que éste es uno de los casos en los cuales esta excepción aplica en vistas de la gravedad de la situación. Por un lado, la posición de Francia, Reino Unido, Estados Unidos y varios otros países que lideran la intervención en Libia ha empezado ya a dar los frutos esperados, si bien no se puede negar que una intervención con armas dará por consiguiente una inevitable serie de lamentables consecuencias, tales como el incremento en el saldo de muertos, heridos y pérdidas materiales.

    La posición de Rusia, China y Venezuela es, por una parte, entendible. Suena contradictorio intentar llegar a la paz mediante la guerra. Sin embargo, a la vez es contradictoria la posición de estos países, sobre todo de Rusia y China que, sin bien critican la intervención en Libia, no hicieron uso de su poder de vetoa la Resolución del Consejo de Seguridad, absteniéndose de votar en contra, pero aun así, criticando la solución que ha sido tomada por la ONU. Personalmente, me parece una forma sutil de lavarse las manos en un asunto de tanta relevancia a nivel mundial.

    Se critica las intenciones de Estados Unidos, Francia y Reino Unido en el protagonismo de la intervención en Libia. No es para menos, tomando en cuenta la relevancia de Libia como país petrolero y dentro de África en general. Si bien la relevancia de Libia a nivel mundial no se compara con la de Ruanda en 1994 cuando se desató el genocidio en el mencionado país, no se puede negar que la principal intención en este caso responde al sentimiento de responsabilidad internacional frente a un conflicto que yase ha salido de las manos.

    Así mismo, se habla sobre todo por parte de China y Rusia sobre la violación al
    principio de No Intervención. Si bien la soberanía de los pueblos debe ser respetada, la comunidad internacional está respondiendo a algo más grande, y esto es el sentimiento de protección de los Derechos Humanos, y en este caso, el derecho a la vida.

    Las palabras de Nicolás Sarkozy son, desde mi punto de vista, dignas de recalcar y reflejan mi posición frente a este conflicto: “Intervenimos hoy en Libia bajo el mandato del Consejo de Seguridad de la ONU, con nuestros aliados, y especialmente con nuestros aliados árabes. Lo hacemos para proteger la población civil de la locura criminal de un régimen que, asesinando a su propio pueblo, ha perdido toda legitimad.”

  23. La situación en Libia se torna sumamente conflictiva la resolución aprobada la semana pasado permite el uso de todo los medios necesarios para imponer una zona de exclusión aérea sobre Libia y para proteger la vida de los civiles. Las dudas comienzan ahora.
    ¿Se está yendo contra los principios de la no intervención, solo por el bienestar civil?
    ¿Luego de asegurada la zona de exclusión aérea que pasará?
    Yo pienso que debido a las experiencias y errores cometidos en el pasado por parte de EEUU, el presidente Obama transferirá el título de poseer el mando de las operaciones lo más rápido posible. Esto no significa que no vigile las acciones muy de cerca.
    Detrás de esta resolución hubo un análisis exhaustivo de pros y contras, económicos, políticos, y de relaciones internaciones. Seguramente la intervención es una inversión, económicamente más viable. El Derecho Internacional se escribe todos los días, con los sucesos que vivimos. Definitivamente este hecho dejara huella en las políticas sobre intervención internacional para los próximos conflictos por venir.
    Yo tengo la esperanza de que detrás de esto también existan personas altruistas que piensan en el no derramamiento de sangre inocente. La obsesión por el poder y sucesos de este nivel en el siglo XXI, me parece algo inaceptable.
    La falta de coordinación entre los países está saliendo a la luz, y es que no hay un manual de instrucciones para algo así. Países amigos, ahora son enemigos, y otros prefieren callar. Todas las fichas se mueven por algo como en un juego de ajedrez.

  24. Los hechos que han tomado la atención mundial durante los últimos meses a raíz del levantamiento de grupos rebeldes en contra del dirigente de Libia, Muamar El Gadafi, nos lleva a analizar un sinfín de situaciones, en primer plano se debe considerar la trascendencia de este gobierno dentro de Libia. Gadafi ha mantenido las últimas décadas un gobierno basado en el miedo, la opresión y la tiranía por lo que como se esperaba en algún momento, la población libia se levantaría en contra. Sin embargo, como se conoce, toda gran victoria requiere de grandes sacrificios y en dicha nación no es la excepción. Actualmente se libra una de las batallas mas cruentas por la libertad y aunque más de uno se prepara para dar su vida por su país, muchos otros solamente defenderán a su gobernante. Un hombre cuyo mandato del terror ha cobrado hasta el momento cerca de 10000 victimas únicamente durante sus años de gobierno, y aun quedan varios ceros que agregar al conteo si se procede con esta masacre en nombre de un hombre cuyo único delito fue apoderarse de una nación.
    Las posiciones que se han manifestado en torno a este conflicto han variado de gran manera, podríamos mencionar declaraciones tales como la del presidente venezolano quien se manifestó hace algunas semanas como “neutral” al negarse a tildar a Gadafi como un asesino y apoyar en aquel entonces el levantamiento del pueblo Libio. Chávez atribuyo dicho hecho aduciendo que su persona no podía declararse en contra de un hombre, ya que no le constaban los crímenes dentro de su nación. Es decir, para Hugo Chávez las cifras eran un mito, una fabula o simplemente un invento. Como esta, se pueden encontrar un sinfín de posiciones ya sea de apoyo o repudio para con el mandatario. Pero meses después de haber iniciado esta guerra, las Naciones Unidas finalmente se hizo participe con la Resolución 1973, la misma que hasta cierto punto esta dividiendo a las naciones, entre aquellas que apoyan la intervención y aquellas que prefieren priorizar el principio de no intervención de los estados. Sin embargo, a menos que se de una intervención, cuanta sangre inocente se seguirá derramando, y si la intervención llegase a suceder cuales son las verdaderas razones que mueven este actuar. Todo esto levara a la construcción de un Libia mejor?
    No cabe duda, que en más de un sentido, establecer una posición a favor o en contra de la resolución 1973 debe ser analizada de sobre manera, ya que en casos previos se ha podido contemplar como por un lado el beneficio propio es la verdadera causa que mueve un actuar, mas no la amenaza a la paz o las victimas dentro de una nación.
    Pero no se debe pasar por alto el hecho innegable, que si las Naciones Unidas no tratan de intervenir para cesar este sacrificio humano, nadie lo hará. Sin embargo, las verdaderas causas que mueven acciones como estas, deben ser analizados ya que, en un caso. Si se procediera con una intervención cuyos principales defensores únicamente persiguen causas personales y egoístas. En un futuro se podría caer en una pelea por recursos de un país en ruinas, objeto de disputa de naciones individualistas que únicamente perseguirán el beneficio propio. Con esto el remedio podría terminar siendo peor que la misma enfermedad.

  25. A criterio personal la actuación de los estados y organismos de la comunidad internacional ha sido tardía. Al inicio de las revueltas en Libia y dentro del contexto de la situación en el mundo árabe, los países debieron anticipar que Gaddafi iba a reprimir con más violencia a los manifestantes en temor a los que sucediera en Tunez y Egipto con anterioridad. Si bien algunos países, especialmente europeos, actuaron unilateralmente utilizando métodos pacíficos como la congelación de bienes del mandatario libio y sus familiares, esto no fue sufuciente para que Gaddafi, aferrado al poder, comenzara una contra revoulción contra los ciudadanos que exigían su renuncia. La resolución 1973 de las NNUU, que cabe recalcar fue adoptada por mayoría dentro del Consejo de Seguridad de la entidad, se constituye de esta manera en una herramienta de doble filo que bien podría agudizar la situación. Con esto no auguro su fracaso, pues debido a la lamentable situación de la población civil de ese país más bien espero que su principal objetivo se llegue a cumplir. Sin embargo, con los terribles acontecimientos que se han desencadenado desde su adopción, surgen nuevas dudas e incluso comparaciones con intervenciones anteriores que deben ser analizadas detenidamente. Es importante por ende, tener en cuenta que el bloqueo aéreo por parte de los países de la coalición no constituye el último recurso, sino más bien el más frecuentemente utilizado. Al parecer el mundo no aprende de las lecciones del pasado. Por otro lado, mucho se critíca el hecho de la internvención extranjera en un país soberano, pero debido a la mencionada situación de la población, pienso que tiene que darse prioridad a la “responsability to protect” que la comunidad internacional debe mostrar hacia las personas afectadas por tan obvio conflicto. Lamentablemente, y como es de costumbre, las países involucrados lo están debido a sus intereses que a su propia buena voluntad. Dentro de toda esta coyuntura, el factor económico juega un rol fundamental pues evitó que se den otros medios de solución pacificos que pudiesen haber sido la solución a los enfrentamientos como un bloqueo económico por ejemplo, que no se da debido a los intereses económicos de las potencias occidentales dependientes del recurso. En fin creo que dentro de toda esta coyuntura es de vital importancia que el accionar que se haga de parte de la comunidad internacional no debe estar basado y justificado en simple simpatía hacia con otros Estados y su libertad y se los quiera alcanzar con violencia.

  26. “Alba de la Odisea” a sido nombrada la situación actual tan grave que sucede dentro de Libia afectando a su vez a diversos países del mundo. Conflictos como estos son los que llegan a dividir al mundo, por las que llegan a ser víctimas personas inocentes por “causas justas “según dicen los países aliados, tras el primer ataque por aviones Franceses contra un vehículo militar de tropas leales al Presidente de Libia. Sin embargo en diversas fuentes se ha mencionado que el número de víctimas ocasionadas por estos ataques de misiles han sido escasas pero vale mencionar que hasta el día de hoy ya se data de aproximadamente 48 heridos. Muchos medios de comunicación han sido privados de su derecho básico, el transmitir una información eficaz y real, el brindar a los ciudadanos de Libia y del mundo lo que en verdad está sucediendo, sin embargo los intereses de poderosos siempre están en medio frenando el trabajo de los periodistas.
    Los ataques se realizaron a partir de la cumbre en París donde se decidió llevar a cabo acciones para imponer la zona de exclusión aérea, claro que esta se encuentra aprobada por las ONU. Vale recalcar que la resolución tuvo 10 votos a favor y con abstención de 5 países, entre ellas Alemania y China.
    Este tipo de sucesos donde se intenta proteger a los civiles, de frenar de algún modo los diversos abusos que han existido en este territorio violando los derechos básicos de un ser humano, aquellos derechos humanos que deben mantenerse siempre intactos, pero sin embargo al momento de la realidad no existen del todo. La organización de las Naciones Unidas debe evitar todos estos abusos, de una manera adecuada y sumamente analizada, tomando en cuenta los pros y contras de la manera de resolver los problemas existentes en el mundo. En este caso, el hecho de que se haya permitido o que haya una libertad al derecho para utilizar todos los medios posibles para la protección civil y cuya finalidad es a su vez detener la ofensiva del Presidente Gadafi a tenido repercusiones, el no poder controlar la situación de defensa y quien sabe la reacción de aun más violencia dentro del país por civiles que se encuentren en contra del ataque. La pregunta es ¿A base de qué? ¿Para lograr el objetivo, cuántas víctimas más habrán? Libia al ser ahora un país atacado por países muy poderosos, este ha llegado a amenazarlos si la situación continua, esto es mediante respuesta militar y que todos aquellos depósitos de armas libios proveerán con armas a la población para de este modo defender a su país. El líder Libio a su vez anunciando algo que ya era algo eminente; “El pueblo Libio llama al pueblo de las naciones del mundo a apoyar a los héroes del pueblo Libio”. Con esto la paz mundial simplemente se deteriora cada vez más, ahuyentado por los diferentes intereses de países poderosos como EEUU, Francia y EEUU que velan por el petróleo de una manera tangente y cegada por la inmensa ganancia que vendría de ello. Al final, Los civiles son los que sin duda pagarán las consecuencias siendo agredidos y asesinados por causas vanas y egoístas.

  27. Con un enfoque internacional de negocios y las repercusiones dadas en base al caso Libia 2011. Desde meses atrás hemos figurado un sin número de conflictos en países como Egipto y Libia, no obstante, el actual, es el de mayor impacto, pues el ámbito económico es más afectado, por la significativa contribución en la producción mundial de petróleo y gas natural.
    En el caso de Libia es importante considera que es un notable exportador de hidrocarburos y los conflictos en este país han favorecido el incremento de los precios del petróleo a nivel mundial; ocasionando inclusive sus niveles más altos desde su histórico comercial en el periodo 2008-2011, colocándose hoy en día con: $111.25 dólares por barril.
    Es básico considera que Libia cuenta con el 4.5% de las reservas mundiales de petróleo y produce más del 2% del crudo mundial, según un artículo actualizado en la red; dato que convierte a este país en el puesto 12vo, de exportadores de petróleo y en uno de los importantes proveedores de países europeos, adicionalmente, cuenta con importantes reservas de gas natural (1.49 billones de metros cúbicos, Por tal razón, geoestratégicamente, sus problemas internos podrían canalizar una repercusión total en el mercado petrolero con impactos secundarios y graves en el entorno económico mundial.

  28. Libia a pesar de que internacionalmente se considera una república (soberanía reside en el pueblo) su mandatario ha permanecido en el poder por 40 años, lo que ha llevado al pueblo libio a sufrir los estragos de un gobierno autoritario, totalitario y con falta de acogimiento a los derechos humanos.
    El pueblo libio se vio motivado por la liberación que obtuvieron sus países vecinos y el 15 de Febrero de 2011 se produjo la primera confrontación contra el régimen de Muamar El Gadafi, quién respondió a esta rebelión atacando e irrespetando los derechos de los civiles.
    Por lo que, el pueblo Libio llevaba 32 días de protestas antes que la ONU interviniera, hasta la resolución de exclusión aérea, que busca principalmente un cese al fuego y fin a la violencia.
    En cuanto a esta acción, a mi parecer, este organismo llamado a buscar la paz tardó sus acciones en busca de proteger los derechos del pueblo Libio; y pese a dicha resolución va en contra del principio de soberanía de los Estados; se busca defender un principio más inviolable: EL DE LA VIDA.

  29. La tardanza de la ONU y demás organismos en actuar en esta crisis, se podría decir que han tenido intereses personales de cada país miembro, como es en mantener las buenas relaciones comerciales con los países occidentales.
    Por lo tanto se podría decir que el Consejo de Seguridad de la ONU ha dejado de tener credibilidad en sus políticas occidentales, ya que se ha atacado objetivos terrestres militares y civiles, por lo que se ha violado los derechos humanitarios.
    Sin embargo si la resolución no llegaría a cumplir con el objetivo que es proteger los derechos humanitarios se llegaría a pensar que no es ayudar a la gente sino derribar el régimen de Gadafi. Como también en esta resolución se autorizo el uso de todos los medios necesarios de fuerza para proteger a los civiles o a las zonas donde se prohíbe los vuelos sobre el espacio aéreo libio.
    En consecuencia, los países que intervinieron en la resolución de la ONU, el objetivo real que estos países persiguen es el control del petróleo, del que no se habla en los medios. Libia tiene 3,4 por ciento de las reservas mundiales de petróleo (el doble que Estados Unidos), y uno de los costos de producción más bajos (cerca de un dólar por barril).
    Por lo tanto el objetivo que debería perseguir la ONU seria el salvar vidas y no regirse tanto al ámbito económico y político.

  30. Tras la aprobación de la resolución (1973) por parte del Consejo de Seguridad, se da luz verde a la operación “Odisea del Amanecer” en la que se autoriza a los estados miembros a tomar las medidas necesarias para impedir el vuelo de los aviones de Gadafi y sobretodo precautelar por la seguridad de los civiles, en donde cinco países se abstuvieron de votar a favor de resolución por afirmar que va en contra del derecho de no Intervención entre ellos estados como India, China, Alemania, Rusia y Brasil. Sin embargo países como Estados Unidos, España, Francia, entre otros, aprobaron la mencionada resolución ¿Será que en realidad se busca salvar la vida de los civiles o simplemente derrocar a Gadafi?
    Resulta curioso que EEUU ya cuente con barcos militares en la zona y sea el país líder de la OTAN, y ahora se le dificulta asumir el papel protagónico en la operación, por haber salido recientemente de la guerra en contra de Iraq (país árabe), si no que sugiere que los países vecinos sea los encargados de la responsabilidad militar; evidentemente existen intereses de por medio, no se pude pretender la protección de los civiles con mas agresiones hacia la población, resulta incoherente terminar la violencia con más violencia. Si bien es cierto la Intervención Internacional se puede dar si existe un justificación de por medio que principalmente es “mantener la paz”, en este caso la intervención internacional está generando más destrucción en el país libio, ya que en la “Operación del Amanecer” ejecutada el pasado viernes por Francia, tuvo como consecuencia la destrucción de un centro hospitalario de Libia, ¿es así como se termina con la violencia? Por el contario con la intervención internacional se muestra un panorama aun más devastador, un país destruido en su infraestructura, población y sobretodo en su economía, cuadro perfecto para que las grandes potencias velen por sus intereses.
    Particularmente considero que el país libio no puede seguir al mando de un dictador que no tiene ni la mínima idea de terminar los ataques a su propio pueblo, sino que por el contrario anuncia en su discurso el inicio de una guerra larga, en la que pretende entrenar a sus simpatizantes. Por otro lado no es justo que por malos gobernantes tenga que pagar toda una población que lo único que busca es salir de un gobierno opresor, a un gobierno en que se tomen en cuenta la importancia de velar la paz y mantener la seguridad de su país.

  31. Las resoluciones que se han tomado en Libia en los últimos días han provocado que en este país se viva un verdadero infierno. El bombardeo empezado por Estados Unidos, Francia, Reino Unido ha dejado muchos muertos y heridos y la mayoría civiles. Y por supuesto dichos países ya querían hacerse cargo de las petroleras de dicho país.
    Según la resolución aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU Libia acepto un inmediato alto al fuego y el cese de todas las operaciones militares. La resolución permite el uso de las fuerza para imponer una zona de exclusión aérea sobre libia y para proveer asistencia y protección a la población civil del país. A pesar del apoyo que esta recibiendo Libia ellos se sienten desprotegidos y con justa razón, pues si el líder Gaddafi no acepta la resolución la guerra se puede extender más de lo previsto, sabemos cuando empezó pero no sabemos en donde va a terminar y cuantas personas más van a morir.
    Los términos en los que quedo la resolución no son negociables y las consecuencias serán serias para el líder libio Muammar Al Gaddafi. Ya que Libia esta obligada a aceptar las resoluciones del concejo de seguridad.
    Se nota claramente que esta repitiendo el escenario que se dio en Irak, pues las cosas se están salido de control. Detrás de todos los civiles que necesitan justicia, están interés económicas por parte de las grandes potencias.

  32. La resolución de la ONU, a mi criterio es acertada, aunque tarde, debido a la discrepancia entre los países a tomar una medida de intervención.
    La dictadura de 40 años ha venido acumulando violaciones a los derechos humanos y a la libertad de expresión, además de enriquecimiento ilícito, donde la familia Gadafi vivía en un estatus de monarquía petrolera.
    La influencia y negocios que tenía el Gobierno libio con el resto del mundo en especial con Europa, le sirvió para pasar inadvertido por tanto tiempo; incluso en un momento de desesperación llegó a intimidar al gobierno francés, al querer presentar pruebas de que financiaron la campaña electoral del actual mandatario francés, si llegara a atacar el territorio Libio.
    Es por eso que el actuar de la comunidad internacional con la prohibición de vuelos, la congelación de activos y el embargo de armas; son acciones que en algo ayudan al sufrido pueblo de Libia; ya que las anteriores resoluciones y sus llamados de atención, no sirvieron de nada en la práctica para resolver esta guerra civil.

  33. La resolución tomada por el Consejo de Seguridad de la ONU, busca poner fin a la situación que se vive en Libia, la misma que se ha caracterizado por: mostrar la lenta intervención y el poder de los organismos internacionales, la falta de diplomacia del gobierno de Libia, la concentración de poder, la motivación de la juventud de Libia para terminar con la falta de democracia a través del uso de las redes sociales como instrumento clave de comunicación,
    Como consecuencias de la resolución, se evidencia el poder bélico del grupo de “los aliados”, la división de los países del mundo a favor o en contra de la misma, la destrucción de la infraestructura del País, las contradicciones entre el premio nobel de la paz y su intervención en la guerra. Así como la participación de la Liga Árabe que en un principio solicitó la creación de una zona de exclusión aérea sobre Libia, lo que no implicaba una intervención bélica y mucho menos en la que la población civil se viera afectada. Las decisiones de Gadafi de no ceder y abrir las bodegas de armas para su pueblo. Las imágenes impactantes, que nos llegan a través de las redes sociales y medios de comunicación tradicionales. Las interrogantes sobre quien asumirá el poder en el País, cuanto durara esta intervención internacional y cuáles son las verdaderas intenciones al saber que Libia posee uno de los petróleos más puros del mundo.
    Personalmente no estoy de acuerdo con la intervención bélica, ya que ésta afecta tanto a la población civil como a los partidarios de Gadafi y en consecuencia es el país el más afectado. Por otro lado es necesario que gobiernos autoritarios y que han estado en el poder por largo tiempo, den paso a un nuevo sistema de gobierno y principalmente de democracia. Con justa razón la población joven solicita contar con una “constitución” para que rija al país.
    La intervención o las resoluciones a las que llegaron los “aliados” parece que ha sido un poco tarde ya que el país se encuentra totalmente dividido y destruido. Esto también se debe a que Gadafi y su círculo más cercano no aceptan que es hora de dejar el poder.
    Terminada esta operación quedará la interrogante de descubrir cuántas de las empresas, países y campañas han sido financiadas por el régimen de Gadafi.
    Adicionalmente creo que las ganancias por el petróleo –que es el principal motivo de esta guerra- deben revertirse en obras para los más desfavorecidos.

  34. INTERVENCIÓN DEL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LA ONU EN LIBIA
    Para analizar las resoluciones adoptadas en estos días por el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas, se comienza recordando resoluciones anteriores sobre el caso de Afganistán y otro, sobre Kuwait.
    Con respecto a Kuwait, las resoluciones determinadas por el organismo correspondiente se cumplieron paso a paso, es decir, se esperó el tiempo necesario para aplicar una nueva resolución dictada por el Consejo de Seguridad, en el caso de que Irak no cumpliera con las anteriores. En cambio, si recordamos lo sucedido entre Estados Unidos y Afganistán, a pesar de la intervención del Consejo de Seguridad con su respectiva resolución, Estados Unidos decidió no esperar demasiado tiempo y tomó acciones por su cuenta, haciendo caso omiso a lo terminado por el Consejo de Seguridad, con la justificación de que lo más importante era el peligro que corría la vida de sus habitantes ante lo cual la organización competente se estaba tomando demasiado tiempo en el proceso de toma de decisiones. Como se puede notar, entonces, Estados Unidos al ser uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, ha sido uno de las países que ha demostrado evitar disputas entre otros países al momento de tomar decisiones que afectan la estabilidad internacional, siendo éste quien toma la iniciativa para resolverla, en lo posible buscando conseguir sus metas a través de acciones no muy notorias directamente.
    Con lo que actualmente está sucediendo en el país libio, el Consejo de Seguridad ha resuelto tomar ya acciones con el fin de proteger a los civiles, en lo relacionado a la zona de exclusión aérea, embargo de armas, prohibición de vuelos, congelación de activos de las autoridades libias, sobre designaciones y a cerca de la conformación de un panel de expertos dirigidos por la Comisión. Este panel de expertos estará conformado hasta por 8 miembros, los mismos que estarán más directamente relacionados con el seguimiento en el cumplimiento de las resoluciones actuales emitidas. Si bien el papel fundamental de la ONU es mantener la paz y seguridad mundial, siendo los derechos humanos la parte esencial por la que se justifican estas resoluciones, por detrás se notan los intereses económicos de las grandes potencias ya que allí existen inversiones de grandes multinacionales en la industria petrolera que mueve a la economía mundial, siendo el petróleo una de las principales materias primas de las que se proveen especialmente las potencias; y obviamente ante la escasez de un producto como ley económica, se incrementan los niveles de precio de este producto, lo que obviamente es un inconveniente para los oferentes.
    Es algo positivo que la creación de un Panel de Expertos que siga más de cerca el desarrollo en el cumplimiento de las resoluciones, porque a pesar de los intereses que existen por detrás, se están perdiendo muchas vidas humanas. Sin embargo, sería algo más positivo, el que quienes conformen el Panel de Expertos sean países aleatorios y no los mismos de siempre.

  35. Tras la victoria de países como Túnez y Egipto y con el sentimiento de libertad latente, el pueblo Libio se levanta contra un líder que lleva en el poder 42 años, el 16 de enero del 2011 como respuesta ante el bloqueo de los medios de comunicación. Es así como se da inicio a una guerra civil que deja tras de sí sangre y desdén en los sobrevivientes que aún luchan por una transición hacia la democracia.

    La reciente resolución aprobada por la ONU ha generado polémica en la comunidad internacional y se la ha calificado como “inadmisible la intervención producida por potencias extranjeras a ese país” en el caso de un comunicado del gobierno Ecuatoriano y como necesaria “…para condenar la violencia desatada por el gobierno de Libia contra su pueblo, para sancionar a ese liderazgo y responsabilizar al régimen por las violaciones de los derechos humanos.” Como es el caso de Susan Rice embajadora de los Estados Unidos ante la ONU.

    Como es de esperarse no se pueden tomar Resoluciones que sean aceptadas por absolutamente todos los países de la comunidad internacional, es por eso que el Consejo de Seguridad de la ONU por mayoría de votos logro aprobar una Resolución en la cual se acepta la intervención extranjera con el fin de salvaguardar la vida de tantos civiles que están sufriendo las consecuencias de las revueltas.
    Si bien todos los estados gozan de “soberanía” y del derecho a la “no intervención”, tenemos que cuestionarnos ¿vale más actuar sobre estos términos de derecho internacional o vale más luchar por la vida y los derechos humanos que también son parte importante del mismo?

    Personalmente estoy a favor de la intervención extranjera en Libia, pues la ONU es en esencia un organismo encargado de garantizar la paz en la comunidad internacional y en este caso está cumpliendo su papel, aplaudo su accionar y creo que si bien se está actuando coercitivamente, las autoridades Libias no dejaron más opción, pues las autoridades libias violaron el cese al fuego establecido en la resolución.
    Si bien es cierto que pueden o no existir intereses detrás de la actuación de los países occidentales que promovieron la intervención como lo es Francia y Estados Unidos, pensemos también que sin la aprobación de la Liga Árabe tampoco podía darse paso a dicha intervención.

    En lo personal creo que debemos ser más humanos y dejar atrás cualquier inclinación anti-imperialista antes de criticar la acción de países occidentales como los Estados Unidos que no han actuado unilateralmente sino bajo los principios de las Naciones Unidas, y que independientemente de cualquier interés está en sus manos la paz y seguridad internacional, el peso que cargaban sobre sus hombros dichas potencias era grande y me alegro que hayan decidido actuar antes que cruzarse de brazos y ver como siguen muriendo nuestros hermanos en libia.

  36. Con la resolución 1973 del Consejo de Seguridad sobre la situación en Libia, en la que permite a los Estados miembros “tomar todas las medidas necesarias” a fin de conseguir la paz y proteger a la población civil de los enfrentamientos entre el gobierno dictatorial de Muamar el Gadafi y la oposición, se ha generado un gran debate en la comunidad internacional, pues si bien el apoyo internacional a la oposición puede llevar al fin de la hostilidad en el país, también podría agravar la situación ante la negativa de Gadafi de un alto al fuego conjunto con la amenaza de atacar el mediterráneo, lo que lejos de salvaguardar las vidas de la población civil podría terminar en derramar más sangre inocente.
    Considero que la intervención en Libia y la resolución del Consejo de Seguridad es muy acertada, no se esta faltando a ningún principio así como tampoco a la soberanía del Estado, tiene base y sustento legal y como responsabilidad proteger al pueblo libio, el principio fundamental a la vida y a los derechos humanos fuertemente violentados desde el comienzo, en febrero, de la revolución contra el régimen de Gadafi, causa por la que ya han fallecido al menos 8.000 personas según la cadena de televisión Al Yazira.
    Sin duda era necesaria la intervención de la ONU ante semejante masacre, sin embargo existen puntos que debieron ser analizados con más profundidad y especificarse con mayor detalle en la resolución como lo destaca el embajador ruso ante la ONU, Vitali Churkin, quien lamentó que muchos interrogantes quedaron “sin respuesta”, en especial los relacionados con los medios para la puesta en marcha de la zona de exclusión aérea y las normas y restricciones que regirán respecto al uso de la fuerza. Son cuestionamientos que no deben dejar cabos sueltos y es materia en la que debería trabajar la Organización de la Naciones Unidas pues en pos de buscar la protección de los derechos humanos se da luz verde a “tomar todas las medidas necesarias”, frase bajo la cual se pueden cometer un sin número de acciones que en lugar de mantener la paz podría crear un ambiente más hostil para el pueblo libio.
    Recordemos la resolución del consejo de intervenir en Afganistán en el 2001, en la cual actúa para “permitir a todos los afganos gozar de los derechos inalienables y de la libertad sin opresión ni terror”, ya ha pasado un década desde entonces y el ejercito de Estados Unidos no ha salido de Afganistán así como tampoco existe libertad sin opresión ni terror para la población civil. Este acto así como la invasión a Irak en el 2003, han sido hechos muy criticados en cuanto a la participación de la ONU.

  37. Tomando como referencia, las medidas tomadas por el Consejo de Seguridad en el caso de Afganistán; donde Estados Unidos solicitó la intervención en Afganistán, sin embargo, Estados Unidos no espera la resolución y actúa argumentando la legítima defensa anticipada. El Consejo de Seguridad fue perdiendo autoridad, provocando una crisis del derecho internacional.
    En el caso de Kuwait; la ONU pide a Irak retirar las fuerzas de Kuwait, exhortó a negociación (Kuwait e Irak), sin embargo, Irak no se retiró, la ONU pidió a los países miembros a utilizar todos los medios necesarios para hacer respetar la resolución dada anteriormente. En este caso se aplicó la intervención progresiva de la ONU.
    Ahora abordando el caso de Libia, la intervención de la ONU ha sido algo tardía, porque al inicio de éste conflicto, no importaba los derechos humanos de los habitantes de Libia, lo que más importaba eran las negociaciones, principalmente del petróleo.
    Y la progresiva violación de los derechos humanos, ha conducido a la intervención de la ONU, de Estados Unidos para inhabilitar las tropas de Gadafi, y liberar al pueblo Libio.
    Ahora, cuestionemos el principio de No Intervención, y el No uso de fuerza; primeramente se debe respetar la integridad de cada país, y siempre la intervención va a ser progresiva, sin embargo, esa intervención progresiva muchas veces está ausente por mucho tiempo, y se viola los derechos humanos, que es lo más importante dentro de cada país. Es tan importante la integridad del país, como la integridad de su pueblo.
    Lo más efectivo, sería consensuar de manera pacífica, pero he ahí la naturaleza del hombre; para llegar algún acuerdo, primero siempre se saldan muchas vidas, y en la mayoría de los casos, vidas inocentes.

  38. La Resolucion 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU establece los medios juridicos necesarios para revertir la situación militar. Pues es una resolución, que entre otras normas, exige un cese al fuego inmediato y al cese de todas las operaciones ofensivas, destinada a crear una zona de exclusión aérea sobre Libia, en donde también se autoriza el uso de todos los medios de fuerza porque está dirigido a proteger a la población civil de la masacre que pretende Muamar el Gadafi. Además prohíbe el envío de tropas de tierra y la partición del país.

    Ante esto, el Régimen de Libia no ha respetado esta resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU del 17 de marzo del 2011, y por eso, se declara la intervención de la comunidad internacional, en donde están países como: Francia como anfitriona, Alemania, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Emiratos Árabes Unidos, España, Estados Unidos, Grecia, Irak, Italia, Jordania, Marruecos, Noruega, Holanda, Polonia, Catar y el Reino Unido.
    Es necesario mencionar que con esta intervención se han violado los principios de la no intervención y de la de los estados son soberanos, ya que la ONU desde un principio solicitó el cese del conflicto, sin embargo no se tuvo una respuesta positiva ante aquello y se tuvo que acudir a esta acción.

    Algo que no estoy de acuerdo y que me parece contradictorio es que en la resolución se destaca el embargo de armas, pero la comunidad internacional rompe ese embargo, enviando armas con los rebeldes, en el ataque planeado para defender la vida de los ciudadanos de Libia, por lo que no veo muy coherente esa parte, además de que EEUU y sus aliados son quienes están creando ahora un verdadero desastre humanitario, ya que en su primera intervención, se presentaron muertes de civiles. Y la idea principal de esta resolución es salvaguardar el derecho de la vida. Por lo que esto también representa para mi una violación de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobada por EEUU y sus aliados. Además de que antes de empezar con sus ataques contra los libios, ellos aseguraron que habrá víctimas civiles según “El espectador.com”, por lo que afirman que actuarán para salvar civiles, sin embargo en el ataque hay muertos, por lo que esta operación militar lanzada contra Libia me parece en cierta parte una amenaza para la paz y la seguridad internacional.
    Más bien pienso que la ONU debió tomar acciones muchos más antes, ya que Libia se encuentra en más de un mes de guerra, y así cumplir con su mayor objetivo el de mantener la paz y la seguridad internacional, sin embargo al parecer han existido y existen intereses de la comunidad internacional en cuanto a los recursos petrolíferos de ese País, y así no se ha podido cesar esta revuelta, mas bien ha causado cientos de muertos y ha obligado a mas de 300000 personas a huir del país, violando sus derechos humanos.

  39. CASO LIBIA
    Luis Ernesto León.
    DHla Cuenca
    Los continuos enfrentamientos que se están suscitando en Libia han llevado a tomar medidas correctivas de carácter urgente por parte de las Naciones Unidas. A mi parecer estas decisiones están apropiadas pero un poco tardías ya que el tiempo que llevan en el conflicto interno es largo. La actividad primordial por parte de las Naciones Unidas es intervenir en la defensa de los Derechos Humanos ya que hay demasiadas perdidas en dicho país debido a que las autoridades libias (Coronel Muamar Gadafi) han hecho mal uso dicha mando y por no querer perder el poder en Libia no mide las consecuencias y se están ocasionando matanzas.
    Entre algunas medidas acertadas por parte de las Naciones Unidas; es a mi juicio el control aéreo y marítimo en Libia. Ya que por esta parte se podrá evitar que sigan aumentando mas pérdidas humanas y además que exista tráfico de personas armadas (mercenarios) y de armamento.
    Además entre las decisiones correctas tomadas por las Naciones Unidas esta la Congelación de Activos a los altos mandatarios en Libia, ya que estos al tener grandes sumas de capital invertidos en su país y en el extranjero robaban de forma “descarada” a sus propios compatriotas. Esta es una buena medida de congelar los activos ya que estos estarán puestos a disposición de los habitantes en Libia con el transcurso del tiempo.
    Las decisiones tomadas por parte de la ONU son buenas, pero tardías. Ojala que estas decisiones no tengan interés únicamente personales y se busque exclusivamente defender los derechos humanos de todos los civiles y llegar a la paz.
    ¿Cuánto tiempo durará esta guerra? ¿Coronel Gadafi, tiene más valor el poder, que la vida de su pueblo?

  40. Por: Valeria Ochoa Salamea
    La ofensiva militar occidental encabezada por Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, contra el régimen libio ha provocado diversas reacciones en el mundo. Muchos sostienen que es inadmisible al tratarse de una intromisión y afirman que la intervención extranjera en este conflicto no contribuirá a la solución de los problemas, sino simplemente traerá más violencia, debido a que Gadafi ha indicado que tiene el derecho de usar su aviación para defenderse; lo cual probablemente sucederá y generará más violencia.
    Pese a ello, personalmente, sostengo que en Libia, se han venido violentado los derechos humanos de los civiles de este país, comenzando con las restricciones en la libertad de expresión e información y posteriormente con las sangrientas y muy reprobables represiones armadas, por lo cual ya era necesario tomar alguna acción al respecto.
    Ante el quebrantamiento de estos derechos fundamentales era precisa una intervención de la ONU, la cual ha retardado su accionar, pero finalmente, éste se ha dado. Estas medidas eran indispensables, debido a que no se avizoraban cambios frente a la actual guerra civil que atraviesa libia y que iban a seguir trayendo más destrucción al país. En este caso en particular, la Organización de las Naciones Unidas con la resolución 1973, que establece una zona de exclusión aérea, y que era precisa en aras de proteger a la población libia, frente a la ofensiva del gobierno de Muamar Gadafi, llega en buen momento. Lo único que esperamos es que personas inocentes no sean mártires de este conflicto y que las ofensivas procuren la integridad y protección de los civiles libios.
    Antes ya se habían presentado situaciones como ésta, como fue el caso de Kuwait, en donde la ONU realizó una aplicación progresiva de medidas y por otro lado el conflicto en Afganistán en el que Estados Unidos actuó por su cuenta. Esperemos que en este conflicto las medidas tomadas hayan sido las correctas, independientemente de intereses particulares y que se den para precautelar la seguridad de los ciudadanos libios y establecer la paz en este país y que se detengan los problemas internacionales que esta situación provoca.

  41. Resolución de la ONU en el caso de Libia:
    Nombre: Paola Ortiz
    Cohorte: Cuarta Cohorte.
    Universidad: “DUALE HOCHSCHULE LATINOAMÉRICA-CUENCA”

    Libia, Estado Soberano y Sujeto de Derecho Internacional, está pasando por uno de los momentos más críticos en su Historia Política. Por lo tanto la Organización de Naciones Unidas (ONU) con el objetivo único de proteger vidas civiles y no dar apoyo a las fuerzas rebeldes, ha dado marcha a la llamada “Operación Amanecer de la Odisea”.
    Si bien uno de los principios de Derecho Internacional es el de No Intervención ya que cada uno de los Estados es Soberano, el Objetivo Principal de la ONU es la Preservación de la Paz Mundial, y en cumplimiento de este y para proteger la vida de la Población Civil en Libia es que la ONU ha decidido tomar diferentes medidas como la zona de exclusión aérea, el embargo de armas, prohibición de vuelos, entre otras.
    ¿Se puede acabar una guerra provocando otra?Otro de los principios de Derecho Internacional es que todos los países son Estados de Derecho, es decir tienen que estar sometidos a Elecciones Libres y Democráticas y Respetar los Derechos Humanos. La Dictadura de Muhamar Gadafi no ha cumplido con este principio, y este sería a mi criterio otro de los Argumentos que tiene la Organización de las Naciones Unidas. Muhamar Gadafi ha gobernado por varios años el pueblo libio, y en las presentes confrontaciones ha atentado contra la vida de su población, entre otras cosas, él y su familia se ha enriquecido gracias al pueblo libio. Gadafi debe respetar la decisión de su pueblo y abandonar su hasta ahora ¡Reinado!
    Por otra parte considero que la ONU debería hacer partícipe a todas las 162 naciones de los procedimientos a seguir ya que esta situación tiene un impacto mundial y no centralizar las decisiones importantes en los siempre favoritos.
    La Resolución de la ONU es un tanto tardía, debían actuar a tiempo, y no dejar que existan tantas muertes.
    Es necesario destacar que el objetivo principal es la protección de la población civil, pero según fuentes oficiales libias, los ataques aéreos contra puentes y otros objetivos no puramente militares dejaron al menos 48 civiles muertos. ¡Ya no más muertos!
    A mi criterio el único que puede parar estas confrontaciones es Muhamar Gadafi, si él, no cede, esto no va a terminar.

  42. Según lo transcurrido en los últimos días y con todo lo que el pueblo Libio a tenido que pasar, no solo por los ataques sufridos desde el comienzo de las protestas, sino también por los años de dictadura que los habitantes de dicho país han vivido, creo que la resolución de la ONU tardo un poco en hacerse efectiva, sin embargo esta debería haber tomado otra forma ya que con este documento se puede agravar la situación y conllevar a una serie de acciones justificadas por parte de los Estados miembros.

    Según mi criterio hay una ventaja y desventaja:

    1- La ventaja que existe, es que con esta determinación se puede evitar seguir con una serie de abusos y muertes que se han estado cometiendo en contra de muchos civiles, periodistas, entre otros y agravando aun más los sectores vulnerables de Libia. Así también a este país se le puede liberar de una dictadura sufrida por más de cuatro décadas y volverlo a la democracia, con el fin de que surja y crezca económicamente y sus habitantes tengan una vida digna.

    2- La gran desventaja es que con esta resolución los Estados miembros pueden hacer uso desmedido de las acciones tomadas con base legal, de la misma manera se pierde dos principios internacionales que son la de “no intervención” y “la soberanía de los estados”. Esto puede que genere una grave crisis debido a que Libia es un país muy rico en lo que respecta a sus reservas de petróleo y del cual depende algunas potencias del mundo.
    Yo pregunto, ¿Por qué no se hace lo mismo en Iraq con los ataques que llevan años realizados por estados Unidos? ¿Dónde está la ayuda humanitaria para Irak, que en este momento es ostentada en Libia?, no tengo una respuesta, sin embargo hay mucho que pensar con respecto a las resoluciones tomadas y creo que se debería realizar las mismas acciones para que todos los pises tengan su soberanía.

  43. Lamentable Crisis en Libia
    Ana Isabel Ullauri Berrezueta:
    “Hablemos del Principio de No intervención” ¿Qué tan útil es en estos casos? Donde en reiteradas ocasiones se violaron los Derechos Humanos, donde sin ningún tipo de contemplación se bombardea lugares donde mueren personas con un solo objetivo: Recuperar el Poder, poder que desde todo punto de vista ha sido mal utilizado sobre el pueblo Libio, que lo único que desea es mejorar su calidad de vida, e influenciado por las corrientes golpistas en Túnez y Egipto, quiere buscar otros aires para gobernar su país.
    Desde mi punto de vista, me cuestiono, porque el Consejo de Seguridad de la ONU decidió intervenir de manera tardía en este conflicto, donde las amenazas de exigir inmediatamente el cese de la violencia ya eran inútiles, donde se violó el Derecho a la libertad de expresión, y se trataba de esconder lo que verdaderamente estaba sucediendo, despilfarro por parte del Gobierno, el cansancio por parte del pueblo Libio de aproximadamente cuarenta años al poder.
    Me pregunto por qué esperar a que haya muertos, a que la sangre de las personas Libias se derrame, para decir ALTO, porque no ayudar a reivindicar los Derechos del pueblo libio antes de que alguien muera, seguramente por una principio de No intervención mal manejado o que debería reverse porque a la larga todos somos hermanos y las pérdidas irreparables que hay en otros lugares duele en todo el mundo.
    Ahora queda por ver cuáles son los verdaderos intereses de los países que están interviniendo en este conflicto, Francia, Estados Unidos y Gran Bretaña, no será que sus intereses con el petróleo se están viendo afectados que no les quedó más opción que “intervenir”, sólo el tiempo lo dirá.
    Lo único que me queda por decir es que espero que todo esto pase porque no es justo tener que vivir oprimidos, sin poder decir lo que pensamos, todos tenemos derecho a decidir sobre nuestro futuro, y ese derecho está siendo violado por Muamar Al Gadafi, gobernante de Libia

  44. El actual conflicto por el cual la nación africana libia está atravesando, dio origen a la resolución emitida por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la cual pretende restablecer el orden en Libia. Sin embargo, esta misma resolución; aquella que dio luz verde a la intervención denominada “odisea del amanecer”, es la misma que ha generado diversas reacciones en la comunidad internacional.

    Para comenzar, justificar que la intervención se la realizó con el objetivo de frenar el deceso de civiles, y por tanto, alegar que la intervención tiene carácter humanitario, sería ignorar el pasado y la acción de países dominadores para ocupar países oprimidos, ya que en la práctica muchas veces esta ha sido la realidad. Adicionalmente, si la alegación para la justificación de la intervención, fue la de poner un alto al deceso de víctimas civiles, es lógico que no se logra tal objetivo si utilizamos operaciones militares o lanzamos bombas sobre poblaciones civiles indefensas. Finalmente y por razones obvias, el apaciguamiento del conflicto no tendrá éxito si pretendemos responder a los ataques internos con ataques externos, es decir violencia por violencia. Por el contrario, lo único que se logrará será el empeoramiento del conflicto.

    Consequentemente, considero que la decisión llevada a cabo por la comunidad internacional no fue ni la más adecuada ni la más prudente. Contrariamente, fue una decisión ausente de negociación entre las partes y por consiguiente el análisis de las posibles consecuencias de una intervención con tales características fue subestimado. Es así, que el fallecimiento de víctimas civiles no ha cesado y el problema notoriamente se ha agravado, dando como resultado la dificultad inherente al conflicto, de llegar a una solución pacifica y que siente bases duraderas para terminar con el conflicto de manera definitiva.

  45. RESOLUCIÓN 1973 DE LA ONU
    La intervención de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), me parece correcta, debido a que el país de Libia se está violando los derechos de los ciudadanos como podemos ver en el Artículo 3. De la Declaración Universal de los Derechos Humanos “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona” por esta razón la mediación de la ONU ha sido progresiva en sus resoluciones para que se evite los ataques contra la población civil de Libia que constituye un crimen contra la humanidad, sin embargo, el Gobernante de Libia, Gadafi promueve una marcha verde de sus adeptos sin contribuir al llamado de atención de la ONU que pide cese al fuego y un fin completo a la violencia y los ataque en contra, y los abusos de los civiles, es por ello que en la resolución actual la ONU autoriza a los Estados miembros, a tomar todas las medidas necesarias, para proteger a los civiles y zonas habitadas.
    Debido a que existen 8000 muertos por la crisis que enfrenta el país de Libia la ONU, prohíbe todos los vuelos en el espacio para ayudar a proteger a los civiles, sin embargo, no se aplicarán a los vuelos cuyo único propósito es humanitario.
    Otro punto importante de resaltar es que la ONU decide que los Estados miembros interesados informarán al Consejo de inmediato las medidas adoptadas en el ejercicio de las atribuciones conferidas. Así también la congelación de activos y decide que todos los Estados se asegurarán de que todos los fondos, activos financieros o recursos económicos no puedan ser puestos a disposición por sus nacionales u otras personas o entidades en sus territorios, o para el beneficio de las autoridades libias, lo cual hace un excelente papel la ONU porque sin el recurso más importante no tiene muchos movimientos para seguir contra el desastre de su propio país.

  46. La resolución 1973 emitida el mes de marzo del 2011 por la ONU es un acto de solidaridad internacional, ante los abusos de líder libanes Gadafi, que no cedió ante las medidas ya impuestas. Sin embargo aunque esta resolución tuvo el propósito de proteger a la sociedad civil y crear una zona de exclusión aérea para la protección de los ataques de los seguidores del régimen de Gadafi; la coalición tuvo que llegar al uso de la fuerza, que es sin duda método menos deseable. La intervención, la misma que fue encabezada por Francia, Estados Unidos e Inglaterra, pudo haber sido evitada con un accionar más ágil de la comunidad internacional desde el principio de las revueltas en el suelo libanes. Ahora el desarrollo de la situación es un tanto incierto, existe el avance de la coalición y de la organización ahora encargada OTAN, pero por otro lado Gadafi no cede ante sus ataques hacia los rebeldes y a la población para mantener el poder. Desde mi punto de vista una mediación diplomática oportuna desde ya ante revueltas pudo evitar dicha intervención y el desencadenamiento de la violencia en un país ya golpeado por sus propios dirigentes.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s