Cuencanos y Conquenses

por Andrew

Al igual que los musulmanes que por su religión tienen la obligación de visitar La Meca, al menos una vez en su vida; el ateniense tendría que conocer al menos una vez la Cuenca de España. Hermosa ciudad enclavada en un cerro rocoso del cual se distinguen dos zonas definidas de la urbe, la ciudad alta, que coincide con el casco antiguo y lugar donde se encuentran las famosas casas colgadas • ; y la ciudad baja donde se desarrolla toda la vida económica.

En realidad los parecidos entre la Santa Ana de los Ríos de Cuenca – Ecuador y su similar Cuenca de Castilla la Mancha, son pocos, sin embargo zonas como las del barranco del río Tomebamba llegarían a ser comparables con las casas colgadas, así como la cerámica que desarrollan ambas ciudades.

Ambas ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, recientemente se han hermanado dentro de un marco de cooperación y acercamiento entre los dos ayuntamientos.

Si llega a la Cuenca de los castellanos, no puede dejar de saborear el delicioso ajoarriero o el morteruelo… aunque en cuestión de gustos muchos atenienses preferiremos un suculento mote pillo.

 

• Ojo NO colgantes, ni se le ocurra cometer ese error pues un conquense no se lo perdonaría.

* Fotos vía Fundación Municipal de Turismo & Efrén Guerrero

Anuncios