iPod & tecnología, dependencia hasta llegar al morbo?

por Andrew

Ohmibod

Cada día las nuevas tecnologías nos hacen que la mayor parte de nuestras necesidades sean cubiertas; así las empresas se han volcado a satisfacer especialmente aquellas vinculadas al ocio.

Ya no resulta extraño que vayamos creando una especie de dependencia hacía la tecnología. Muchos ya no pueden viajar sin su Ipod, o dependen en tal forma de su teléfono móvil, que incluso sacrifican momentos de sociabilización por este síndrome de mantenerse comunicados y actualizados.

 Según un artículo publicado por El País, “… la industria del sexo irrumpe en objetos tan cotidianos como el Ipod”, de esta manera se pueden experimentar distintas variantes en el ambito sexual con la ayuda de la tecnología, apoyando sobre todo a la imaginación.

La imagen que inicia este post, es un nuevo producto de la francesa “Soft Paris“, que muestra su “Oh mi Bod“, artefacto de índole sexual que se acopla de acuerda al ritmo e intensidad de la música que el usuario se encuentre escuchando.

Acaso el morbo nos conduce a esta dependencia tecnológica?

Anuncios