Mural “La Huelga de la Sal” by Marco Martínez Espinoza

por Andrew

Guerra de la Sal

El día 22 de Mayo de 2008, la Gobernación del Azuay, dentro de su programa cultural, presentó el mural “La Guerra de la Sal”, del artista Marco Martínez Espinoza.

Cuadro que rescata una movilización determinante en la vida de Cuenca a inicios del Siglo XX, la cual pocos recordamos.

La presentación de la obra estuvo a cargo de Eliecer Cárdenas Espinoza,

Presentación de la obra “La huelga de la Sal” de Marco Martínez Espinoza

Entre las iniciativas culturales que el actual Gobernador de la Provincia viene realizando, se encuentra la solicitud al artista Marco Martínez Espinoza, de reconocida trayectoria en el ámbito local y nacional, para que realice un cuadro mural de gran formato cuyo tema sea “La Huelga de la Sal”, un levantamiento de los indígenas del Azuay y parte del Cañar, que en 1925 cercó la ciudad de Cuenca, en protesta por el acaparamiento de la sal y su especulación, que dejó a millares de campesinos sin la posibilidad de consumir este básico producto, levantamiento que aterrorizó a las élites de entonces, y que fue reprimido brutalmente con un número de muertos que se calcula en centenares.

Pues bien, este hecho de nuestra historia, que la historiografía oficial cuencana ha venido soslayando o minimizando, es el tema de esta composición pictórica del artista Marco Martínez Espinoza, quien hizo un momentáneo alto en la elaboración de sus obras que tienen como tema la naturaleza subtropical o del bosque seco ecuatoriano, y la visión de ciudades como Cuenca o Quito, para elaborar una obra que no vacilamos en calificarla de épica.

El cuadro presenta tres niveles bastantes diferenciados pero armónicos dentro de la composición de la obra. Hacia arriba, una hilera de montañas agrestes que recuerdan el relieve del Cajas, con tonos predominantemente oscuros, trizados por el rojo de las quebradas y pliegues, que hacen alusión a la sangre, o la color de los ponchos indígenas. En la porción media de la pintura, se observa la ciudad de Cuenca, reconocible en algunos de sus edificios tradicionales y un templo, el de las Conceptas. El conjunto urbano está tratado en tonos claros, que resaltan en los claroscuros de las restantes porciones. Finalmente, en los sectores inferior y laterales del conjunto, se aprecia al grupo de indígenas, en actitud de belicoso acecho, vistos de espaldas, que enarbolan aciales o herramientas de labranza, en actitudes de reinvidación e inminente lucha. En su conjunto, se trata de una obra magistralmente ejecutada, que transmite el carácter épico y dramático de un motivo que es parte fundamental en la historia de las luchas sociales cuencanas y azuayas a favor de la reivindicación de los excluidos por las élites tradicionales y tradicionalistas.

Resulta digno de felicitación la iniciativa del actual Gobernador azuayo, economista Oswaldo Larriva, de introducir dentro del edificio de la Gobernación escenas pictóricas de la historia de Cuenca y el Azuay, vistas no desde un aspecto canónico o pintoresquista, sino a partir de la entraña de sus luchas sociales, sus sectores marginados, sus grupos empeñados en las transformaciones necesarias para un orden social equitativo y justo. Igualmente, consideramos que esta obra del artista Marco Martínez Espinoza es un digno y artísticamente concebido homenaje a la “Huelga de la Sal”, gran levantamiento indígena de principio del Siglo Veinte en el Azuay.

Eliécer Cárdenas Espinoza

Cuenca, Mayo 22 de 2008

Anuncios