Mis crónicas del Libertador en Europa

por Andrew

Simón Bolivar

En todos mis viajes, acompañado siempre de mi máquina de fotos y mi guía de la ciudad, he podido encontrar siempre los lugares típicos que nos recomiendan para la visita obligada, sin embargo, mientras uno recorre el corazón de las mismas, puede encontrarse con lugares que vinculan esa interesante historia entre Europa y América, este fue el caso, que me llevó a redactar este post, puesto que mientras recorría París en esta primavera, y me disponía a cruzar el “Pont Alexandre III”, a mi izquierda pude encontrarme con un homenaje del pueblo francés al Libertador Simón Bolívar, formado de manera académica y esotérica en el viejo continente.

Mi sorpresa fue encontrar la semana pasada, mientras recorría las hermosas tierras del País Vasco, en su capital Bilbao, la Casa donde habitó Bolívar, de 1800 a 1803, y fue desde esta morada, que envió las cartas para su matrimonio, vía “poder judicial”, con su amada María Teresa.

Casa de Bolivar

Lugar muy bien mantenido, sin embargo, la placa que describe este monumento histórico, ha sido presa de algún descomedido, como sucede lastimosamente en la mayor parte de edificios patrimoniales.

Anuncios