Libertad de Prensa

por Andrew

2781329487_ba20fd6005

Photo vía Flickr

El 3 de mayo, día Mundial de la Libertad de Prensa, es una iniciativa de las Naciones Unidas, fecha válida para poner en vigencia los principios fundamentales de esta difícil cobertura de derechos, y sobre todo un manifiesto a favor de la lucha de una independencia plena para que los medios de comunicación puedan desarrollar sus actividades dentro de la sociedad.

Famosa es la opinión consultiva “Colegiación Obligatoria de Periodistas”, emitida por la Corte Interamericana de Derecho Humanos el 13 de Noviembre de 1985, ya que gracias a este pronunciamiento se establece un importante aporte a la doctrina de la libertad de expresión, sobre todo en lo que concierne al principio de “necesidad” (importancia de difundir ideas e información, así como de recibirlas). Así también concreta el principio de la “dimensión individual y social” de la libertad de expresión, recalcando que la expresión y la difusión del pensamiento son indivisibles.

Mientras que la sentencia “Ivcher Bronstein vs. Perú”, de 6 de Febrero de 2001, que versa sobre un peruano nacionalizado, propietario de más del 54% del Canal 2, opositor al gobierno de Fujimori, quien fue ilegalmente privado de ser el principal de dicho medio de comunicación, solamente por la línea editorial que manejaba. Los magistrados al respecto, analizan la situación y consideran que el restringir la posibilidad de divulgar (retirarle sus derechos sobre Canal 2), es directamente un límite a expresarse libremente, y sobre todo resalta el papel de los medios de comunicación, pues consideran que estos son los verdaderos instrumentos de la libertad de expresión dentro de una sociedad democrática, reiterando la pluralidad y objetividad que debe primar en ellos.

Por ello la libertad de prensa, representada a través de los medios impresos, radiales, televisivos, soportes web, etc., buscan el desarrollo de una sociedad democrática sin ataduras, ni mordazas, donde prime el respeto al criterio del individuo.

Sin embargo, pese a que recordemos el día Internacional de la Libertad de Prensa, también es momento para analizar las fallas que a diario encontramos en los distintos medios, pues es necesario establecer una diferencia entre la comunicación de informaciones y de ideas, ya que el receptor debe estar consciente que el contenido de la noticia o artículo al cual accede, es una información (narración de un hecho o una situación de manera objetiva), o se trata de una comunicación de ideas (relato sobre un hecho con el correspondiente valor crítico y de opinión del profesional que escribe la nota).

Por ello, ahora que nos encontramos en ese “período de transición”, del que nos habla la Constitución de 2008, es necesario que esa ley de comunicación, del numeral cuarto, de la disposición transitoria primera, sea realmente un instrumento jurídico que garantice la independencia y objetividad de los medios, y que estos constituyan el pilar fundamental de las sociedades democráticas, evitando caer en la creación de leyes mordazas que lo único que hacen es limitar las libertades del individuo.

Lo publiqué en Diario El Mercurio

Anuncios