Políticos 2.0

por Andrew

Los políticos buscan mayor cercanía con sus votantes durante las campañas electorales para ello a través de todos los mecanismos intentan establecer vínculos fuertes con sus seguidores y en los últimos tiempos Twitter es la red social apropiada que permite escuchar propuestas y generar mayor cercanía entre los candidatos y los ciudadanos.

Para quienes usamos Twitter este espacio a diferencia de un medio de comunicación tradicional, nos permite expresar situaciones que a veces no nos atrevemos a decirlo en público, de manera similar los políticos lo usan para opinar sobre la gobernabilidad, contar sus actividades diarias tanto oficiales como privadas y sobre todo para comunicarse de manera directa con las y los ciudadanos obteniendo resultados de transparencia y cercanía.
Para lo clásicos y los formalistas esta inusual forma de comunicación pueda causar más dificultades que beneficios, afectando directamente la reputación del político usuario de Twitter. Pues todo pensamiento u opinión que sea difundido mediante un tweet será revisado e interpretado por miles de seguidores y porque no decirlo por opositores que podrán usar esta información libre de la Red incluso en contra del propio político 2.0.

Sin duda la ventaja de esta red social es su rapidez y la forma mediante la cual nos permite romper aquellas barreras a las que la vieja política estuvo acostumbrada de ensalzar a la autoridad o al candidato, generando ahora un efecto de comunicación horizontal y veloz, sin embargo, el problema surge cuando el político 2.0 no es recíproco en la utilización de Twitter y demora su tiempo de respuesta o la manera mediante la cual aclara dudas a través de la red. Frente a esto los conocidos políticos internacionales como @BarackObama, @chavezcandanga (Hugo Chávez), @FelipeCalderon, han optado que terceros manejen sus cuentas que en principio eran personales y sean estos quienes se comunican a diario con sus seguidores, situación que en el caso del presidente estadounidense causó decepción entre los ciudadanos; lo mismo sucede con la mayor parte de partidos políticos que en la actualidad utilizan cuentas engañosas de Twitter para generar altos índices de popularidad y confundir a los seguidores, de acuerdo a los estudios realizados por la Universidad de Indiana.

Cada político 2.0 tiene su forma particular de comunicarse tanto en lenguaje como estilo, algunos tuitean sin parar mientras otros solo abrieron sus cuentas por moda o por hacer caso a sus asesores de comunicación.

A nivel nacional aún queda mucho por hacer respecto al uso del microblogging, lastimosamente la mayor parte de los políticos lo usan para comunicarse durante su campaña electoral, sin embargo, ya existen usuarios que a través de las redes sociales pretenden mejorar su gestión con interacción y aporte conjunto con las y los ciudadanos. Por ello es tiempo de mirar a Twitter como una herramienta efectiva de participación ciudadana, cercana y en tiempo real.

Lo publiqué en Diario El Mercurio

Anuncios