Estudiantes cuencanos en México

por Andrew

Pensar en una educación diferente y de calidad es el objetivo que todo profesor debería plantearse a cualquier nivel, y en el caso de la educación superior el reto es mayor con la nueva normativa jurídica que la regula.

En el día a día como docentes es nuestro deber innovar y buscar metodologías que atraigan a los estudiantes a fin de trasmitir toda la información que será transformada por estos en conocimiento, para lo cual sin duda las Tecnologías de la Información y Comunicación juegan un papel fundamental, así como otras herramientas metodológicas que contribuyen en la “Andragogía” como disciplina que se ocupa de la educación y el aprendizaje del adulto.

Por ello a nivel local la universidad cuencana promueve la investigación y le integración con la comunidad a través de distintos proyectos con entidades públicas y privadas, tal es el caso de la Universidad del Azuay que a través de 6 estudiantes de la Facultad de Ciencias Jurídicas, ellos son: Bernarda Coello, Viviana Cordero, Nicolás Muñoz, Fabián Pozo, Bernarda Ordóñez y Ana María Ordoñez, quienes en estos días participan en la ciudad de México Distrito Federal en la “X Edición de la Competencia Internacional Víctor Carlos García Moreno”, evento que cuenta con el apoyo de la Corte Penal Internacional y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

A través de la modalidad de juego de roles o “role play” los estudiantes de derecho de diferentes universidades del mundo, a lo largo de la presente semana demostrarán sus destrezas y conocimientos aplicados a un caso hipotético ante la Sala de Cuestiones Preliminares de la Corte Penal Internacional.

El aprendizaje a través del análisis de casos permite al estudiante realizar conexiones con situaciones reales, con una aplicación de la teoría aprendida en clases a situaciones prácticas y sobre todo genera en el alumno la capacidad de enfrentar y resolver en un futuro cercano situaciones relacionadas con su carrera.

Además la vinculación de estudiantes y docentes con sus pares de otros países genera interesantes redes de trabajo, intercambio de experiencias y permite realizar una evaluación interna del nivel académico de las instituciones. En el caso del Ecuador, la Universidad del Azuay es la representante del país con sobra de méritos ante el concurso, además la Institución ha tomado con una gran responsabilidad la preparación y selección de los estudiantes, así como las perspectivas de a futuro ser la encargada de realizar las rondas clasificatorias para esta competencia a nivel nacional.
Quienes dedicamos nuestra vida a la docencia y la investigación y somos parte de este tipo de experiencias, nos comprometernos cada día más con nuestro trabajo ya que a corto o mediano plazo los resultados de progreso académico que presenta la universidad ecuatoriana son cuantificables y valiosos.

Lo publiqué en Diario El Mercurio

Anuncios