CONVEMAR y el Ecuador

Estudiantes de Derecho de los Tratados, Consular y Diplomático de la UDA

Luego de las clases y las lecturas acerca de la Convención del Derecho del Mar, es importante que saques tus propias conclusiones en este interesante proceso de aprendizaje y escribas sobre la conveniencia o no que el Ecuador forme parte de la CONVEMAR.

Para ello te recomiendo que en base al siguiente documento “La CONVEMAR y la Posición del Ecuador”, escrito por el Dr. Carlos Estarellas Velázquez, saques tus conclusiones al respecto. Descarga el documento aquí

Si necesitas información adicional para tener un criterio más claro, te recomiendo que visites:

http://www.convemar.net/

http://www.cndm.gov.ec/

* No olvides consignar tu respuesta en el apartado Comentarios de esta entrada del BLOG hasta el día de hoy 16 de Mayo hasta las 20h00.

About these ads

35 pensamientos en “CONVEMAR y el Ecuador

  1. Desde hace mucho tiempo surgió la necesidad de crear una norma internacional que regule el uso de océanos y mares. Es evidente que resulta indispensable la existencia de una norma universal respecto a este tema, ya que al ser los océanos asequibles para muchos Estados, y ser fuente importante de recursos es fundamental que se regule el acceso y uso de éstos. Es innegable que todos los Estados que de forma natural tienen acceso a los océanos tienen derecho de considerarlos como parte fundamental de su territorio; es por ello precisamente que es necesario delimitar hasta dónde se extiende dicho territorio y hasta dónde llega la soberanía del Estado. La CONVEMAR es considerada la norma suprema para los océanos, de hecho es tan importante que se vio la necesidad de darle carácter erga omnes para garantizar su cumplimiento y resolver más fácilmente cualquier controversia. Es así que teniendo estas características la CONVEMAR, por principio, rige para todos los Estados, independientemente de que la reconozcan o no. Es decir que no tiene sentido oponerse a ella, ya que el Estado que la niegue simplemente queda fuera de sus beneficios y la protección que ésta brinda, pero de ninguna manera logrará que los demás Estados reconozcan la soberanía del estado más allá de los límites establecidos por la CONVEMAR.
    Sólo reconociendo la CONVEMAR Ecuador podrá estar plenamente dentro de otros tratados referentes a territorios marítimos; podrá evitar incidentes con otros Estados, como los ya suscitados, y en caso de suceder pedir sanción; además podría acceder a tecnología y programas que ayuden a la investigación marítima, por medio de la cooperación internacional. En otras palabras, reconociendo la CONVEMAR Ecuador podría hacer efectivos todos los beneficios que ésta le ofrece y buscar protección, por medio de tribunales internacionales, en caso de sufrir agresiones.

  2. Al hablar de la CONVEMAR, hablamos de un tratado de alcance global al cual se hayan suscrito la mayoría de los países que conforman la Organización de las Naciones Unidas. Consecuentemente, quedar fuera de él sería quedar en posición de desventaja y prácticamente vulnerables en temas referentes a las aguas marítimas. En este contexto considero que es necesaria la adhesión del Ecuador al convenio ya que de esta manera el país podrá hacer uso de todas las ventajas y beneficios que este brinda. Es así, que una de las principales ventajas de adherirse al convenio sería la posibilidad de acceder y hacer uso del Tribunal del Derecho del Mar, para que de esta manera cada vez que se presente un conflicto entre los estados miembros sea este el órgano encargado de solucionar de una manera justa la disputa. Así mismo, el país podrá hacer uso del Tribunal Internacional del Mar para poder defender sus intereses marítimos con mayor eficacia que en la actualidad. Adicionalmente, al ser el zócalo marítimo rico en minerales, se podría contar con ayuda y asistencia técnica y financiera para explotar tales recursos en beneficio económico del país. Finalmente, la adhesión al tratado brindara garantía jurisdiccional y de soberanía al país en lo referente a la explotación, exploración y conservación de sus 200 millas marianas. Por lo tanto, no solo considero adecuada sino necesaria la adhesión del país al tratado ya que los beneficios que se nos presentan son mucho mayores que las posibles desventajas que se podrían presentar.

  3. Si bien se argumenta que la CONVEMAR presenta muchos beneficios para el Ecuador en temas de protección de la Corte Internacional, es necesario también hacer énfasis en el simple hecho de que nuestra constitución establece claramente que nuestro territorio es irreducible y comprende el mar territorial.
    En este contexto es importante recalcar que la constitución no aceptaría cambios en cuánto al mar territorial, y como analizado anteriormente los tratados internacionales van por debajo de la constitución ecuatoriana. Es decir, para poder adherirnos a la CONVEMAR es imperativo cambiar la misma, representando esto una seria traba en el avance de las negociaciones.
    Ahora, por el otro lado, el someternos al tratado internacional sumitido por la mayoría de países no nos quita derechos sino más bien nos otorga muchos beneficios y el Ecuador debería seriamente considerar una no resistencia ante este cambio ya que el mundo, y su Derecho Internacional avanzan de manera progresiva y el Ecuador no se debe quedar atrás.

  4. La CONVEMAR ha sido factor de grandes controversias en los últimos tiempos para el Ecuador. Luego de que el embajador Eduardo Tobar se negó a la aprobación de este tratado, el Ecuador se ha visto muy consternado en la decisión que va a tener nuestro estado en cuanto a la integración o al rechazo de este tratado. La mayoría de los pescadores de nuestras costas se han visto en el derecho total de protestar en contra del CONVEMAR ya que esto significaría quitarnos gran parte de nuestro territorio marítimo, afectando directamente a estos artesanos y a un nuestro estado, nos quitan gran territorio marítimo así reduciendo nuestro espacio de explotación de recursos, afectando a nuestra economía de alguna forma u otra. Dentro del tratado de chile, en el cual el Ecuador junto a Chile y Perú forman parte de un acuerdo, en donde fijan las 200 millas de mar territorial se establece las límites de nuestro territorio, que además en nuestra constitución también establece que el territorio de mar también cuenta como parte de nuestro estado. Al firmar la CONVEMAR nuestra soberanía se está viendo afectada ya que se reduciría mucho de nuestro espacio marítimo. Al negarse de formar parte de esta tratado era porque el Ecuador se estaba viendo plenamente afectado por el mismo.
    Ahora viéndolo por el otro lado la CONVEMAR es un tratado internacional en el cual varios estados están participando por el mismo hecho que es un tratado que tiene varios beneficios a nivel global. Varios de estos estados ya han ratificado a formar parte del mismo, si el Ecuador se opone a formar parte va a quedar susceptible a los conflictos internacionales por los beneficios que tiene la misma. Dentro de la CONVEMAR se decreta claramente cuáles son los espacios marítimos que van a pertenecer a cada estado, garantizando la seguridad al estado ecuatoriano de libre exploración de sus suelos marítimos y además soberanía sobre su territorio. Si le toca enfrentarse a algún problema en cuanto tenga que ver con el mar el Ecuador va a tener la mediación del tribunal del derecho del mar para la resolución del mismo. Al Ecuador no le queda de otra que formar parte de este tratado ya que si no firma se va a ver excluido y va a estar rigiendo bajo el actual derecho del mar, pero si se debe tener muy en claro que el Ecuador se estaría enfrentando a perder parte de su territorio maritimo.

    • no entiendo el por que se enfrenta ecuador a esta disyuntiva si desde ya contamos con leyes y acuerdos internacionales que ratifican nuestras 200 millas ademas nosotros podemos administrar nuestros recursos y por que los Estados Unidos no ha ratificado también este tratado ?

  5. Uno de los grandes beneficios del Derecho Internacional es que ha logrado integrar en gran medida a la comunidad internacional bajo las figuras de organismos internacionales y los diferentes tratados que han surgido a lo largo de la historia. Así, los diferentes sujetos de Derecho Internacional se rigen bajo diferentes lineamientos para poder contribuir al orden mundial. El derecho del mar, un asunto de suma importancia, ha logrado con el pasar de los años regularse de tal manera que, hoy en día, la CONVEMAR se ha convertido en “la Constitución del mar”, según palabras del Dr. Carlos Estarellas Velázquez, regulando tanto a Estados ribereños, así como también a Estados que no disponen de una salida directa al mar. El Ecuador, al ser un sujeto de Derecho Internacional que se ve directamente afectado por este tratado, debería también formar parte de la CONVERMAR. En primer lugar porque en su calidad de sujeto de Derecho Internacional se está yendo en contra de un tratado que ha sido el resultado de años de negociaciones, del cual forman parte más de 150 países y que regula su alcance sobre el las aguas del mar. Justamente el hecho de ser un sujeto de Derecho Internacional y de pertenecer a un todo donde las partes buscan convenir en un acuerdo significa a la vez ceder para poder alcanzar un bienestar mayor. Al firmar la CONVEMAR el Ecuador se iría en contra de lo estipulado en el Código Civil sobre el territorio ecuatoriano, puesto que en el mismo se establece que el territorio del Ecuador comprende a la vez las 200 millas de aguas territoriales, provenientes de la Declaración de Santiago, mientras que en la CONVEMAR las aguas territoriales de un Estado comprenden solamente 3 millas, si bien el Estado tiene también diferentes competencia sobre las 200 millas. Al no querer ceder respecto a este tema el Ecuador demuestra su falta de cooperación y voluntad para que en conjunto, la comunidad internacional llegue a acuerdos que permitan a todos regirse bajo una misma norma. A la vez, si el Ecuador firmase la CONVEMAR se vería beneficiado por poder recurrir a organismos de solución de controversias, en caso de presentarse alguna. Es por todo esto que considero que el Ecuador debería revisar su política en cuanto a este tema.

  6. Dentro de la constitución del Ecuador se puede encontrar en su artículo numero 4: El territorio del Ecuador constituye una unidad geográfica e histórica de dimensiones naturales, sociales y culturales. Además dentro del mismo articulo se establece que sus límites son los determinados por los tratados vigentes. Es por este motivo que la adhesión del Ecuador a la CONVEMAR podría resultar en la violación de su constitución. Por otro lado para defender una posible adhesion del Ecuador encontramos que a lo largo de la historia se han manejado una serie de herramientas internacionales para establecer los límites marítimos de cada país, es por este motivo que la CONVEMAR es uno de los tratados más importantes sobre este tema puesto que cuenta con la ratificación de 155 países desde su creacion. La CONVEMAR garantiza los derechos para la resolución de problemas internacionales dentro de los límites marítimos de los estados, además protección comercial y de los recursos de las aguas marítimas, suelo y subsuelo marítimo del estado. El Ecuador a lo largo de su historia ha sido víctima de una serie de violaciones de los derechos marítimos dentro de sus 200 millas las mismas que fueron la base de la declaracion de Santiago, y es por este motivo que existe la necesidad de tener un amparo legal que está contemplado dentro de La Convención del Derecho del Mar. El Ecuador al igual que Perú enfrenta la posibilidad de que una de las partes forme parte de la CONVEMAR y la declaración de Santiago pase a ser nula. De esta manera si el Ecuador decide adherirse a la CONVEMAR no estaría perdiendo soberanía ni territorio dentro de sus aguas marítimas puesto que la Convención del Derecho del Mar establece una serie de derechos dentro de las doscientas millas además de la posibilidad de ejecutar acciones de investigación en las siguientes 150 millas. La CONVEMAR no afectaría a las islas Galápagos puesto que en el año 1971 se establecieron los puntos más salientes del archipiélago para ejercer soberanía es más algunos de los estados miembros de la CONVEMAR poseen archipiélagos los mismos que no se han visto afectados.

  7. Desde la declaración de Santiago en 1952 pasando por el decreto supremo 152 el Ecuador ha proclamado su Mar Territorial como aquel que comprende 200 millas desde la línea base. Sin embargo, debido a la importancia adquirida por la CONVEMAR y el acrecentado número de países que la han reconocido la situación del Ecuador frente a su posición de reclamar tal cantidad de millas es vulnerable. Si bien el derecho internacional no fijaba límites al mar territorial cuando el Ecuador unilateralmente proclamó el alcance en controversia del mismo, la necesidad creciente de regulación de los océanos y mares hizo imperante que tal convención se llegue a dar, poniendo en duda las siempre claras pretensiones ecuatorianas. Una convención de tal magnitud, bajo el concepto progresista que el derecho internacional debe tener, ha servido para regular las relaciones entre estados en cuanto a la delimitación de sus competencias en los mares. No obstante tal convención perjudica los plenos poderes que el Ecuador clama dentro de las 200 millas y los reduce a un espacio mínimo de 3 millas. A más de eso, la posición de las islas Galápagos se ve afectada puesto que éstas no reciben el mismo trato que los estados archipiélago y el espacio marítimo que se les asigna es por ende reducido. A criterio personal, y bajo preceptos que se basan en el derecho internacional consuetudinario, la CONVEMAR fue concebida en parte para servir a los intereses de las grandes potencias proclives a un sistema más liberal en cuanto a la utilización de recursos marítimos dejando en desventaja a países menos desarrollados. A mi parecer y por el hecho de que la opinio juris, base fundamental para el establecimiento de la costumbre internacional, no se formó de una práctica generalizada sino fue más bien creada a partir de la Conferencia creo que la adhesión del Ecuador a la misma no es pertinente. No lo es pues las 200 millas de mar territorial se reducirían y daría paso a que otros estados se aprovechen de esta situación dadas las ventajas y riquezas existentes en nuestro actual mar territorial, el mismo que fue incorporado al país sin violar ninguna norma internacional vigente para la época.

  8. Respecto a la posición del Ecuador en la CONVEMAR, si bien es cierto que este estado argumenta que la aceptación de que el ecuador no tiene las 200 millas de mar territorial seria irse en contra del artículo 609 del código civil Ecuatoriano; Considero que a pesar de que a todos nos resulta evidente que no se puede ratificar tratados o convenciones que vayan en contra de la legislación interna del nuestro país, el Ecuador se está aislando cada vez mas del panorama mundial ya que al 2010 160 países han ratificado esta convención. Incluso de la misma declaración de Santiago de 1952 que fue ratificada por Chile, Perú y Ecuador ahora cuenta con solo dos miembros puesto que Chile se ha adherido a la Convención del Mar.
    Coincido con el Dr. Carlos Estarellas que sería de suma importancia educar a las personas sobre las ventajas de adherirse a la Convención del mar ya que en caso de adherirnos a esta sería un escándalo para la población quienes pensarían en que estamos cediendo territorio; no obstante ¿De qué nos sirve tener unas 200 millas en las cuales la trata de blancas la migración, el contrabando pasan desapercibidas? En la actualidad formar parte de la declaración de Santiago no nos resulta garantía de nada incluso en cuestiones de conflictos marítimos al no ser parte de la CONVEMAR no se dan las respectivas sanciones sino mas bien se da paso a poner una multa. Por otro lado si pasamos a formar parte de la CONVEMAR, se puede poner una demanda ante organismos especiales e incuso se puede poner a los infractores bajo investigación.
    El Ecuador no se puede cerrar ante una demanda mundial que genera evidentemente más ventajas ya que al ser parte de la Convención del mar podrá velar por su soberanía territorial y usar métodos efectivos cuando esta sea violentada, en lugar de intentar acaparar mas territorio en donde se hace imposible el control y seguridad de su población.

  9. Nuestro país ha sido partícipe desde los años setentas de la elaboración de ciertas normas para la creación de la constitución de los océanos, la famosa Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR). Pero sorpresivamente, no ha confirmado su posición acerca de la misma mediante su firma de aceptación a la misma. Es por eso que bajo mi criterio y habiendo analizado los textos acerca de lo que consiste y que ventajas ha brindado la aplicación de la CONVEMAR en los países miembros, considero que esta debe ser aprobada y ratificada por nuestro país debido a que se deben tomar en cuenta los beneficios que esta traería consigo para nuestro país. El gobierno actual del Ecuador está completamente a favor de la firma de la CONVEMAR, es por eso que inclusive ha creado una Comisión Nacional sobre el Derecho del Mar que ha sido la encargada de estudiar los pros y contras de esta en el Ecuador. Considero también que el Ecuador al ser un país en desarrollo requiere de los beneficios económicos que la explotación de los fondos marinos puede traer consigo en nuestra balanza comercial. Por otra parte, si nuestro país decide finalmente que será partícipe de esta Convención tan importante, no tendría tantas polémicas acerca del cumplimiento de lo que le corresponde como derechos y además de ello tendría la oportunidad de extender su plataforma hasta trescientas cincuenta millas marinas lo cual sin la firma está en incapacidad de hacer. Finalmente, pienso que la CONVEMAR resulta un respaldo para el espacio marino del Ecuador, ya que será partícipe de estudios científicos en pro de conservar este medio. Bajo este criterio, está claro que tanto en el ámbito económico como geopolítico, el Ecuador resultará favorecido de esta adhesión.

  10. Es necesario tener en cuenta que la adhesión de la República del Ecuador a la CONVEMAR significaría la utilización de manera eficaz los recursos y las riquezas marítimas y entrar en proyectos y estrategias de conservación de largo plazo de los recursos marítimos que tenemos. Además que nos permitiría tener intercambios permanentes con los Estados que forman parte de ésta convención haciendo que el Ecuador no quede al margen de los beneficios que ésta ofrece.

    En este sentido, sería ilógico que el Ecuador se quede al margen de convenciones de éste tipo en donde la mayoría de Estados de la comunidad internacional son partícipes. Debemos tener en cuenta que ésta representa una garantía al ser un instrumento jurídico internacional que permite un desarrollo basado en el uso sostenible, sustentable y racional del mar, sin olvidar el respeto a los derechos y
    obligaciones de una comunidad internacional.

    Por otro lado, la adhesión representa la participación del Ecuador así como la contribución de un orden jurídico marítimo que puede ir cambiando y evolucionando con el tiempo haciendo que sea partícipe de una equidad en temas científicos y tecnológicos con los demás Estados partes. Sin olvidar la eminente necesidad de la protección de sus derechos y soberanía que harían que el Ecuador no sea víctima de futuras controversias al ser parte de una convención basada en una herramienta jurídica internacional donde la mayoría de Estados han basado su jurisdicción en temas marítimos.

  11. Luego de haber leído los documentos sobre la CONVEMAR, y de haber escuchado y leído de otras fuentes, las diferentes situaciones sobre los límites marítimos en el mundo, para mi parecer, es importante que el Ecuador forme parte de la CONVEMAR, ya que lo ayudaría a establecer los límites que puede defender y a los que puede acceder sin problema. Como se ha podido observar a través del tiempo, desde hace muchos años atrás ya surgió el problema sobre la limitación marítima de los países fronterizos con el mar, y hasta el día de hoy se siguen dando diferentes conflictos sobre este tema. Existen países que tienen este privilegio de tener fronteras marítimas pero los países interiores no las tienen. Por esta razón, debe ser considerable que todas las naciones puedan participar de esta posibilidad para internacionalizar sus productos a cambio de un impuesto o tarifa que se page por el uso de esta parte de un país. Se ha venido estudiado, por mucho tiempo, las distancias hasta donde deberían llegar los límites marítimos de los diferentes países que los poseen, hasta llegar a la conclusión de las 200 millas marítimas que se establecen en la actualidad dentro de la CONVEMAR. Si el Ecuador pertenece a la CONVEMAR, sabrá hasta donde defender sus límites, sabrá como utilizar los recursos que posee para sacar beneficio de las millas que le pertenece, podrá establecer sus reglamentos ya que sabrá hasta donde llega su territorio. Por estos motivos, el Ecuador si debe ser parte de la CONVEMAR para poder tener un control sobre la explotación de sus recursos y para poder exigir respeto sobre lo que le pertenece. Muchos de los CONVENIOS que se realizan entre países tienen sus objetivos, pero hay que saber considerar esos objetivos sobre los interés de los países que pueden ser parte de él y así estos convenios serán respetados y duraderos para los países miembros del mismo.

  12. El derecho del mar es una rama importante del derecho internacional, por lo tanto la creación de la Convención de las Naciones Unida sobre el Derecho del Mar, es un instrumento jurídico muy importante para poder regular las relaciones entre países en materia de espacios marítimos y oceánicos, y de esta manera establecer reglas que gobiernen todas las aplicaciones de los mismos y sus recursos. En el caso de Ecuador han surgido controversias en torno a la adhesión a este tratado, puesto que según muchos analistas al adherirse a este convenio el Ecuador está disminuyendo de 200 a 12 millas náuticas, es por esto que nuestro país ha seguido basándose en el Convenio de Santiago de 1952 que fue ratificado por Ecuador, Perú y Chile (en la actualidad Chile ya no es parte), y en que se establece la legalidad de las 200 millas de mar territorial. Aparentemente, podrían entenderse como razonable la posición de Ecuador de negarse a ser parte de la Convemar, sin embargo creo que la diferencia entre el tratado de Santiago y la Convemar no es muy amplia pues según la Convemar, se establecen 12 millas de mar territorial donde se tiene total soberanía y jurisdicción, y en las siguientes 188 millas se tiene soberanía completa en materia de economía, es decir se tiene derechos de exploración y explotación de todos los recursos existentes. En mi opinión, el Ecuador no puede quedarse relegado de un Convenio del cual son parte 160 países (2010) y en el cual participó activamente como precursor, pues no es lo mismo basarse en un acuerdo bilateral, que en un acuerdo de que son parte la mayoría de países de la comunidad internacional. Además el adherirse a la Convemar tendremos un marco jurídico más racional respecto a la explotación de los recursos en materia de minería submarina por ejemplo, y lo principal es que se puede adquirir un marco de seguridad respaldado por la comunidad internacional pues el Tratado de Santiago es ahora solamente entre Ecuador y Perú lo que no obliga a terceros países a respetarlo, en cambio al ser parte de la Convemar los estados parte están obligados a su cumplimiento. El Ecuador es un país que tiene mucho más territorio marítimo que continental es por eso la importancia que ratificar un tratado como la Convemar que nos da las reglas para una explotación adecuada de nuestros recursos y además nos proporciona un marco de seguridad a nivel internacional.

  13. El Derecho Internacional del mar ha venido evolucionando y creando nuevas formas de lograr un bien común dentro de la comunidad Internacional y los límites del mar. Dentro de esto se encuentra la CONVEMAR de carácter universal y unitario cuyos objetivos son la de preservar la paz, fortalecer la seguridad internacional; para un mejor uso sostenible de mares y el conjunto de sus recursos. Tras el desarrollo de la navegación se pudo dar paso a una mayor visión o apertura a lo que era el territorio del mar, las obligaciones que contraía cada estado donde de igual forma se empezó con un método de seguridad y soberanía mediante la bala de cañón; sin embargo esta situación fue cambiando, estableciéndose ya ciertas restricciones o innovaciones dependiendo el caso. Por otro lado, al constituir la zona contigua se pudo dar paso al control de diversas acciones necesarias para un mejor manejo de los acontecimientos que se daban y aun se dan dentro de los mares. Dentro de algunos derechos de control se encuentran la de persecución de contrabandos, trata de blancas, transgresiones sanitarias, etc. Todo estos derechos y obligaciones ayudan a mantener también el medio ambiente en cierta manera resguardada, que las diversas especies no se lleguen a extinguir, que la pesca sea moderada parando también la pesca clandestina, que se respete tanto a las especies, al mar, el territorio, el estado y su soberanía. Algo importante mencionar es el art. 633 del Código Civil Ecuatoriano donde se establecía que en caso de existiera un tratado a nivel internacional donde concerniese cuestiones de protección marítima a las zonas planteadas (12 millas) se podrían ampliar, predominando estos convenios, siendo esto sumamente necesario en diversas ocasiones, tal es el caso donde la pesca clandestina se llegó a dar en zonas de mar territorial Peruanas y Ecuatorianas por medio de barcos Norteamericanos.
    Es por esto que un orden jurídico marítimo fue necesario a nivel internacional, y en el caso del Ecuador abrió un gran camino de interacción y dinamismo, una fomentación a los derechos que debe existir entre estados, el uso adecuado del mar, con un desarrollo sostenible y sustentable que permita acceder a un sistema económico justo que no solo incentive sino también fomente desarrollo y paz.

  14. Como es de conocimiento los estados al ser sujetos de Derecho Internacional Público, están sujetos a una serie de responsabilidades como derechos que se les es otorgado al momento que se manifiestan dentro de un tratado, este es quizá el ejemplo más especifico con referencia a la Convención del Mar (CONVEMAR) siendo este el tratado por medio del cual los estados que son participes del mismo están regidos bajo ciertas normas que la Convención lo contempla. Si bien es cierto el caso a estudiar esta determinado en la posición establecida para el estado Ecuatoriano y su dominio sobre el mar. Es importante recalcar que su posición se ve mayormente expresada en la Declaración de Santiago, la misma que se ve conjuntamente integrada con estados como Perú y Chile estados cuyo mayor problema se ve establecido por su dominio de soberanía de territorialidad en el mar. La posición de Ecuador se ve manifiesta desde un principio por el concepto de territorialidad que está estrechamente vinculado con el principio de soberanía, si bien es cierto el estado Ecuatoriano por medio de la Declaración de Santiago determina su soberanía bajo las 200 millas de uso exclusivo para sí mismo, esta fue determinada por el canciller de Chileno de 1952 quien conjuntamente con cancillerías de Ecuador y Perú trataron temas de Explotación y Conservación de especies marinas. Siendo así que por medio de esta conducta aceptada por el mismo Derecho Internacional Público, los estados previamente mencionados (Ecuador, Perú y Chile) estarían actuando en base a sus derechos adquiridos como sujetos de Derecho Internacional Público. Posteriormente la posición de Ecuador, fue y es cada vez más visible, Ecuador a pesar de haber sido participe de distintas reuniones de negociaciones de la CONVEMAR no fue parte de la misma, es decir no firmó lo que produjo consecuencias e inconvenientes que son consecuentes en las relaciones comerciales del estado con su entorno internacional. La falta de especificación de la posición de Ecuador frente a su dominio en el mar se ve únicamente especificada en un argumento conocido como la soberanía de los estados, cuyo recurso lo utilizan tanto los estados que conforman, como aquellos que no conforman la CONVEMAR, no obstante es visible que Ecuador maneja una postura mucho más extremista en cuanto se refiere a los derechos que este puede ejercer en su territorio por lo tanto impedirá de esta forma al estado ecuatoriano a formar parte de ciertos beneficios que se les otorga a ciertos estados que conforman parte y han demostrados su consentimiento de obligatoriedad con la CONVEMAR. Para variar se puede deducir que la línea de actuación del estado ecuatoriano se ve basada en principios que de por si están manejados por los demás estados, bajo una postura de a la defensiva en cuanto se refiere a relaciones internacionales, los estados por medio de la CONVEMAR buscan establecer lineamientos más específicos que buscan garantizar la soberanía de los estados por medio de la explotación de recursos de manera razonable, el mismo principio que el estado ecuatoriano busca mantener sin embargo lo hace bajo una actitud a la defensiva levemente maquillada por un concepto de soberanía.

  15. Es fundamental que exista una norma internacional que regule los espacios marítimos. Es por eso que tiene mucha trascendencia la existencia de La CONVEMAR la cual representa varios beneficios para sus Estados miembros. En consecuencia, considero que es importante la adhesión del Ecuador a esta Convención ya que gozaría de las ventajas que se le otorgarían como por ejemplo la ayuda y apoyo para investigaciones marítimas y provecho de los recursos que posee en sus aguas.
    Además, teniendo en cuenta que la mayoría de los Estados son miembros de la CONVEMAR, el Ecuador al adherirse podría mantener otros tratados en cuanto a territorio marítimo. Por otro lado también podría acudir al Tribunal Internacional del Mar en caso de existir conflictos y defender su territorio marítimo.
    Si bien es cierto, nuestro país al formar parte de la CONVEMAR estaría yendo en contra de puntos establecidos en su Constitución, sin embargo creo necesaria la reestructuración de la misma ya que se estaría haciendo con fines benéficos para el país como es el tema relevante de las aguas marítimas.

  16. A lo largo de la historia, es fácil admirar como la posición de los Estados respecto a una determinada situación responde claramente a los intereses que existen de por medio. Este es el claro ejemplo de la Convención sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR) bajo el mandato de las Naciones Unidas donde intereses de países desarrollados y en desarrollo alertaron de la importancia estratégica que representa el mar para los Estados.

    En el caso de nuestro país, el Ecuador, es clara su posición negativa frente a esta Convención justamente por ir en contra de sus intereses históricos referente a la soberanía total desplegada sobre el mar en una extensión de 200 millas, situación desventajosa si lo ponemos en el contexto de la CONVEMAR que determina una soberanía total únicamente sobre las 12 millas desde la línea de base recta.

    Pero, ¿Por qué no favorecer una regulación internacional que lo único que busca es favorecer a uno de los recursos más importantes del mundo como lo es el mar pensando en los intereses marítimos de los estados ribereños, no ribereños o con geografías costeras desventajosas? En este sentido, es incomprensible la posición de un país como el Ecuador que al buscar negar una Convención de índole tan importante, está demostrando su desinterés en favorecer a países hermanos desaventajados.

    Sin embargo, lo más importante y necesario destacar es el aspecto jurídico que involucra la no participación en esta Convención. Recordemos que ya un 81% de los que conforman las Naciones Unidas han ratificado la Convención, mientras que el restante 19%, aún no lo han hecho, grupo al que pertenece el Ecuador. Esto demuestra como todos los Estados están favoreciendo claramente al desarrollo del DIP y que el el caso del Ecuador simplemente se está enfrentando a un vacío jurídico al no tener un órgano judicial al cual acudir para resolver conflictos internacionales; gran desventaja a la que se suma la falta de cooperación en ámbito científico y de desarrollo a la que el Ecuador se enfrentará pues demuestra de manera muy evidente su postura contraria a la que defienden muchos Estados entre ellos grandes potencias.

    Finalmente, la adhesión de Ecuador a la CONVEMAR le permite al Estado contar con un amplio esquema de desarrollo basado en el uso responsable del mar respondiendo a un sistema internacional basado en derechos y obligaciones que comparten una comunidad internacional representada en el 81% de las Naciones Unidas, situación que representa de manera evidente una ventaja y garantía para los signatarios que muy pocos instrumentos de Derecho Internacional proveen en la actualidad. Y para terminar, sería también interesante pensar que instrumentos que limitan los derechos y responsabilidades de los participantes están rotundamente favoreciendo a la implementación de un sistema internacional equitativo, postura que debería ser suficiente para promover el apoyo a este tipo de instrumentos jurídicos

  17. La adhesión del Ecuador a la CONVEMAR es, a todas luces, conveniente. Su histórica posición de rechazo a esta Convención raya en el anacronismo, al no considerar la profunda evolución que el Derecho del Mar vivió desde el inicio de la III Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar en 1973, en la que los países latinoamericanos tuvieron un importante papel. Al respecto, el Dr. Carlos Estarellas Velásquez comenta que el Ecuador incluso ejerció presión protagónica para reformar uno de los artículos de la Convención, en lo relativo a otorgar más atribuciones a los Estados ribereños en cuanto a sus derechos sobre el mar. Esto coincide con las posturas de otros Estados en vías de desarrollo, ejemplificadas en el apartado 38. del ‘Curso de Derecho Internacional Público’, donde se plasma la pugna entre las superpotencias – grandes potencias marítimas interesadas en un régimen lo más liberal posible y el interés contrario de los países en vías de desarrollo. Hasta ahí, la posición del Ecuador era comprensible en el marco de una posición conjunta con los demás países. Es bien sabida la existencia de la Declaración de 1952 firmada por Ecuador, Perú y Chile, que establecía el mar territorial en las 200 millas marítimas; no obstante Chile, por ejemplo, comprendió la nueva situación y se adhirió, como la mayoría de países, a la CONVEMAR. Ecuador y Perú se han mantenido intransigentes en la prevalencia de unas 200 millas marítimas que se quedan en discurso, ya que difícilmente puede ejercer jurisdicción sobre ellas. Vale entonces preguntarse: ¿de qué sirve mantener una posición que a más de anacrónica, es inútil?

    La CONVEMAR ofrece una serie de ventajas para sus suscriptores, a las cuales nuestro país no puede acceder por la tozudez de su clase política, una clase cortoplacista y temerosa de las consecuencias electorales que una decisión así pueda traer. No se trata, de ninguna manera, de asumir un discurso que prevalezca la adhesión solamente ‘porque así lo ha hecho la mayoría de países’. La decisión de adherirse o no debe basarse en los beneficios a obtener, comparándolos con las desventajas. No debe obviarse, desde luego, el tinte nacionalista que sigue calando hondo en nuestra población: un país pequeño que cuenta con el mar territorial más extenso del mundo. Difícil argumentar contra un sentimiento como ése, ¿no?

    Paúl Coellar Ríos.

  18. En el ámbito internacional, todos los esfuerzos de los países a lo largo de los años para regular el tema de los mares y océanos ha sido de gran relevancia para definir la soberanía que todos los estados tienen derecho a ejercer sobre dicho territorio, debido a diversos intereses que han ido evolucionando con el tiempo como los de seguridad, protección, económicos, e inclusive tecnológicos, en donde ha sido pertinente tratar al mar como un elemento fundamental dentro del Derecho Internacional.
    La CONVEMAR de 1982 es uno de los tratados fundamentales dentro de materia del mar y de los océanos, siendo así un tratado casi universal en donde la mayoría de los países han participado, ratificado y se han adherido a dicha convención dándole mayor importancia a la misma para la solución de controversias, sirviendo además como medio de arbitraje para resolver problemas que estén involucrados con el mar territorial y la jurisdicción y soberanía que ciertos Estados por su situación geográfica poseen sobre el mismo.
    El Ecuador, también ha participado en la CONVEMAR, sin embargo no ha ratificado ni se ha adherido a la misma, debido a la Declaración de Santiago a la que forma parte al igual que Perú, en donde también se delimita las 200 millas sobre el mar territorial en donde ejerce su total soberanía, a partir de su línea base, pero que difiere de la Convención en cuanto al uso exclusivo de únicamente las 12 millas en donde los países ejercen total jurisdicción y que conforme se van alejando del perfil costanero van perdiendo ciertos derechos, El Ecuador ha sosteniendo además que ciertos artículos se va en contra de la constitución, razón por la cual no ha logrado concretarse su adhesión a tan importante convención .
    Al formar parte de la CONVEMAR, el Ecuador podría hacer uso eficazmente de los recursos que se encuentran en su mar territorial, llegando a formar parte de proyectos que ayuden a una conservación de su territorio en un largo plazo, obteniendo así una serie de beneficios a la que acceden los estados que han ratificado dicha convención. La CONVEMAR, sin duda alguna es un garantía que ofrece a todos los Estados en materia del mar y de los océanos, ya que la misma sirve como instrumento jurídico internacional, en donde se estipulan claramente derechos y obligaciones para cada uno de los estados participes de la convención, en donde el Ecuador puede hacer uso de la misma para la solución de controversias.

  19. Convemar….
    Me pregunto ¿por qué no se reemplazaría alguna de las preguntas de la consulta popular por consultar democráticamente al pueblo ecuatoriano si quieren modificar la constitución para ser parte de tan importante convención?
    La Convemar es parte del Derecho Internacional, que siempre se encuentra en constaten evolución, yo pienso que es hora de que el Ecuador analice los beneficios que esta convención y actualización, le puede dar, yo pienso que es fundamental ser parte de un tratado que regula el uso pacífico e inteligente del mar, esto asegurara al país la resolución pacífica de controversias, (como las pasadas) y un cumplimiento de los derechos y deberes descritas por esta Convención, El Ecuador es un país que necesita desarrollo, esta convención es importante porque brinda las herramientas para lidiar con temas trascendentales como es la pesquería y la investigación científica. El uso, y la exploración de los fondos marinos, ricos en minerales. Estos además de brindar riqueza, también brindan conocimientos. Y brinda a los países integrantes un orden, no solamente jurídico, que es fundamental para el desarrollo en cuanto al uso del mar. El Ecuador necesita evolucionar y pensar a futuro.

  20. La Convención del Mar o CONVEMAR surge en el año de 1982, ante una necesidad latente y generalizada de control y disciplina sobre el mar y la administración que daban sobre el mismo tanto, los estados ribereños como demás naciones. Si bien el índice de aceptación de dicha convención fue por un gran número de estados, actualmente el asentimiento con respecto a este es mucho mayor y no cabe duda que se ha convertido en un tema de suma relevancia para la sutil, endeble y delicada concepción de la soberanía. En décadas pasadas, como el Dr. Carlos Estarellas menciona “Denominase territorio a la base física en que el Estado realiza su actividad. El territorio es al Estado lo que el cuerpo es al alma,” no cabe duda que se manejaba un concepto mucho más rígido acerca de la soberanía, a mi parecer, en gran parte atribuido a la falta de nitidez con la que se podía definir en si la soberanía estatal. No es que actualmente se haya relegado a la soberanía a un segundo plano, es el simple hecho que las pautas y conceptos sobre este tema están solventados sobre bases mucho más estables de lo que estaban en el pasado, lo que ha permitido una mejor interacción en el tema. El mar territorial y el manejo del mismo relegado a un estatuto, el de la CONVEMAR, el mismo que se establece como un marco jurídico a través del cual se puede dar un mejor control e intervención que favorece a los estados acogidos bajo esta convención, así como permite la participación activa que favorece a la cooperación en las diferentes áreas, las mismas que en conjunto representan más beneficios que desventajas para los países que se rigen por la CONVEMAR. Sin embargo, Que sucede cuando naciones como la República ecuatoriana se abstienen de participar activamente dentro de este marco? Se dan situaciones como por las que atraviesa nuestra nación. Si bien la concepción de la perdida de territorio sobre el cual ejercer soberanía es una de las principales causas por las cuales nuestra nación se abstrae de la firma, existen un sinnúmeros de factores que deberían ser tomados en cuenta para que nuestro país deje de ser la relegada nación, en aquel diminuto grupo que reniega la inclusión en la CONVEMAR. Entre los principales puntos, el papel que la limitada fuerza naval con la que cuenta nuestro país es trascendental, ya que no se puede cubrir, ni proteger tal perímetro. Esto sumado a la protección que se requiere para el mar territorial, además de todas las violaciones de la que es objeto nuestro espacio marítimo, se requieren técnicas que permitan o faciliten la protección del mismo. Protección de la cual nos veríamos beneficiados si participáramos de la CONVEMAR. Como otra razón de peso, el suscribirse a una convención dentro de la cual constan como miembros la mayor parte de naciones, nos coloca en una posición de desventaja, ya que los términos de negociaciones y demás no serán los mismo a menos que negociemos en los mismos términos, es decir a menos que nos acojamos bajo la CONVEMAR. Es claro que perderemos gran parte de millas marítimas si nos adscribimos a dicha convención pero que fundamento tiene mantener 200 millas de mar territorial si no podemos proteger ni disfrutar de los beneficios que dicha extensión nos brinda. Por lo que me parece mucho más lógico el firmar, y “perder” nuestras preciadas 200 millas, pero cuidar de aquellas que estamos en capacidades de cuidar y beneficiarnos de las múltiples ventajas y protecciones que nos ofrece firmar en la CONVEMAR.

  21. Creo que la adhesión del Ecuador a la Convemar debe ser inmediata, el gobierno tiene en la mira el pronunciamiento de la Asamblea Nacional, por una necesidad jurídica ecuatoriana de poder ejercer derechos más apegados a la realidad internacional actual de los océanos.
    Es para el Ecuador una oportunidad de implementar instrumentos que le permitan una participación y aprovechamiento más activo y formal de sus recursos marítimos, frente a las violaciones actuales de sus 200 millas de mar territorial por parte de Estados a los cuales nuestro país es incapaz de demandar internacionalmente por no ser parte del Tribunal internacional del derecho del mar.
    Adhiriéndose podrá sujetar sus intereses y conflictos a los tres órganos fundamentales partes de la Convemar y garantizar una mejor seguridad jurídica ambiental al archipiélago de Galápagos y ampliar nuestra Plataforma más allá de las 200 MN, lo que significa un aumento al territorio ecuatoriano de 2500000km2, con todas las posibilidades de los recursos minerales allí existentes. (SECRETARÍA TÉCNICA DE LA CNDM)
    La Convemar es la armonía que necesitamos frente a la Organización Marítima internacional, como referente para futuros tratados y apoyo a sus directrices. Así nuestra legislación interna tendrá concordancia con el derecho internacional universal como también un mayor compendio de leyes marítimas de carácter internacional.
    Cualquier incongruencia con la legislación actual deberá ser reformada según las reglas internas actuales.

  22. La adhesión del Ecuador a la CONVEMAR representa sin duda una opción para el país de incluirse en el derecho internacional del mar activamente. Encontrarse dentro de una convención que agrupa a más de 150 Estados, un aproximado del 81% de los Estados pertenecientes a la ONU significaría para el país una garantía, un orden jurídico a qué atenerse en caso de conflictos y por ende un órgano competente para la resolución de estas situaciones como lo es el Tribunal Internacional del Derecho del Mar. Adicionalmente, al ingresar en la Convención el reconocimiento y respeto de la soberanía del mar territorial, zona contigua y zona económica exclusiva del resto de Estados parte será total ya que se cuenta con un ordenamiento común, razón por la cual, cualquier violación será sancionada de acuerdo a lo estipulado en le CONVEMAR. Igualmente al incluirse en la CONVEMAR adquiriría la capacidad de participar activamente en la Convención, es decir tener voz y voto para defender los intereses del Estado en organizamos creados por la Convención.

    Si analizamos la situación actual del país, podemos afirmar que las 200 millas náuticas con las que actualmente contamos, no son en su totalidad aprovechadas debido al poco desarrollo tecnológico con el que cuenta el Ecuador. Por consiguiente, beneficiarse de la cooperación internacional en materia de investigación, transferencia de tecnología y financiamiento, incluidos en los artículos 197 y 200 de la Convención permitirían de cierto modo darle un mayor uso al territorio marítimo del Estado. De este modo, se aprovecharán mejor los recursos marinos, al mismo tiempo que se cree una explotación sostenible y sustentable como lo establece y ampara la CONVEMAR, pues las actividades que se plantean van alineadas a la protección del ambiente marino.

    En general, existen un sinnúmero de ventajas que el Ecuador adquiriría al formar parte de la CONVEMAR, no solo por incluirse en el ordenamiento internacional del derecho del mar, sino además por los beneficios económicos y tecnológicos que lo Convención aporta para los Estados que han ratificado la misma.

  23. Desde tiempos remotos, los mares y océanos han sido objeto de gran importancia para la humanidad ya que cumplen con diferentes funciones, entre ellas, actúan como una vía de comunicación, una ruta para el comercio, y además poseen gran cantidad de recursos naturales y minerales. La CONVEMAR es una convención actualmente aprobada por alrededor de 155 Estados, una notable mayoría, en donde casos como el Ecuador o Perú han decidido permanecer aislados basándose en conceptos de soberanía. Debe reconocerse que esta convención fue negociada en base a un consenso de la comunidad internacional, aunque su adopción finalmente se decidió por votación; sin embargo su esencia refleja la voluntad común de la mayoría de Estados, por lo tanto el Ecuador al no firmarla está aislándose de dicha comunidad.
    Esta convención actúa como norma común para los Estados tomando como base la costumbre y conjuntamente establece importantes organizaciones internacionales como: Tribunal Internacional sobre el Derecho del Mar, la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos y la Comisión de Límites de la plataforma Continental, dichos órganos están encargados de establecer soluciones en caso de conflicto; el Ecuador, al no firmar la CONVEMAR no puede hacer uso de estas entidades, y por lo tanto tiene mayor dificultad para resolver diferencias que puedan surgir con otros Estados.
    Como se ha estudiado anteriormente el Derecho Internacional está en constante evolución y tiende a buscar la integración y cooperación internacionales, en especial para la conservación y uso adecuado de los recursos naturales. Según la CONVEMAR, los mares y océanos son un patrimonio natural común, es decir, que no son exclusivos de los Estados. Según estos principios, la convención tiende a tomar las medidas que considere más beneficiosas para todos los países en conjunto, y además se incluye un aporte común de recursos para investigación y conservación de mares y océanos. El Ecuador necesariamente tendría que adherirse a la CONVEMAR para poder hacer uso de estos recursos y beneficiarse de la investigación y otras medidas desarrolladas por países que cuentan con mejor tecnología.
    Por los criterios anotados anteriormente considero que el Ecuador debería formar parte de dicha convención; si bien actualmente la Declaración de Santiago y la Constitución establecen la soberanía del Ecuador sobre 200 millas marinas, debe considerarse que el Ecuador no cuenta con una flota naviera o mecanismos de vigilancia aérea que permitan monitorear constantemente las actividades que se ejercen en este espacio, mucho menos cuenta con la capacidad para hacer cumplir sanciones o disposiciones para que se respete dicha soberanía, por lo cual los criterios acerca de la conservación de la soberanía nacional pierden su valor por su falta de aplicabilidad. Al firmar la CONVEMAR el Ecuador se encuentra respaldado para defender su soberanía en cuanto a 12 millas marinas, y se acoge a los criterios de zona contigua y zona económica exclusiva, que le confieren ciertas prerrogativas en estas zonas, tendría prioridad en cuanto al uso de recursos y contaría con los beneficios antes descritos.

  24. La conveniencia de que el Ecuador forme parte de la CONVEMAR es inminente. La evolución del derecho marítimo ha combinado factores de tipo económico, tecnológico y estratégico que han plasmado el interés de los estados de ejercer el control de acciones dentro de su territorio, además del derecho de aprovechar de manera mesurada la explotación de los recursos tanto de especies vivas como de minerales para su beneficio económico.
    Ecuador al ser un territorio rico en recursos naturales, y al mostrar especial interés en preservar estos recursos, se vería especialmente beneficiado de ingresar a la CONVEMAR. Esto debido a que el país contaría con un órgano internacional que garantiza la preservación y conservación de los recursos naturales marítimos. El atún por ejemplo, es un recurso agotable del cual el Ecuador obtiene un especial beneficio económico, por lo tanto es de especial conveniencia que sea explotado de una manera sostenible, sustentable y racional, amparado bajo algún tratado que garantice este principio.
    La CONVEMAR alega las necesidades de usar los recursos vivos, pero en base a su conservación racional basado en un estudio científico y la planificación apropiada para su exploración y explotación. Esto quiere decir que la soberanía del Ecuador en cuanto al uso de sus recursos, no se vería violada, al contrario sería resguardada.
    Otro factor que hace necesario el ingreso del Ecuador a la convención es el actual desperdicio de sus recursos minerales que al no ser explotados, perjudican al desarrollo económico e industrial del país. Ecuador desperdicia su derecho en la zona económica exclusiva. Sin embargo, al ser parte de la CONVEMAR, el país podría tener acceso para la debida extracción de los recursos que allí se encuentran y a pesar de no poseer la tecnología necesaria para desarrollar un proceso de explotación, podría ampararse en convenios y tratados con empresas y países que tuviesen la tecnología para hacerlo, obteniendo un beneficio muto de dicha explotación.
    Los beneficios son múltiples, más la voluntad del estado para facilitar su integración a la CONVEMAR, es débil y aun llena de limitaciones y viejos conceptos de soberanía que no encajan con la actual interdependencia de los Estados y su interés por lograr una integración conjunta.

  25. La problemática en torno a la CONVEMAR surge de la posición ecuatoriana de regirse por la declaración de Santiago de 1952 a la que se adhirió conjuntamente con Perú y Chile, y considerando que esta declaración se fundamenta en la concepción clásica de la división Mar Territorial y Alta Mar. Bajo esta concepción el estado ribereño tiene plenos derechos y jurisdicción sobre las 200 millas marinas ejerciendo su soberanía– Mar Territorial- en aspectos económicos y de seguridad. No así, la CONVEMAR surge como un instrumento minuciosamente negociado con figuras distintas que pretenden cambiar esta concepción clásica, creando una zona de 12 millas de Mar Territorial, una Zona contigua de 12 millas y una Zona Económica Exclusiva de 188 millas.

    La premisa básica de la cual surge el debate, que se podría decir no tan actual, parte de la concepción de territorialidad y soberanía del estado. Quienes se consideran detractores de formar parte de la CONVEMAR defienden que el Ecuador estaría perdiendo 188 millas de TERRITORIO nacional.

    Cabe destacar en la actualidad la mayoría de los estados forman parte de la CONVEMAR, por lo que se la ha llamado como la “Constitución de los Océanos”, y luego de revisiones, sobre todo la del 90 realizada en cuanto a los fondos marinos, para 2010 eran parte de ésta 160 estados. Sin contar entre estos el Ecuador.

    Entre las consideraciones para no formar parte se menciona que la principal fue la reducción en la extensión del territorio marítimo. No obstante otras cuestiones fueron puestas sobre la mesa como el trato diferencial a las islas que formaban parte de un estado archipielógico, y cuestiones relacionadas con las especies altamente migratorias, en el caso del Ecuador el atún.

    Ahora bien, una vez consideradas las cuestiones en contra de la adhesión del Ecuador a la CONVEMAR es preciso puntualizar los puntos a favor. Sin lugar a dudas el principal beneficio para el país sería poder acudir a instancias internacionales para la resolución de conflictos relacionados con el mar como es el caso del Tribunal de los Derechos del Mar. Si algo ocurriera ahora, no tenemos a dónde acudir, puesto que no tenemos mecanismos de control ni legislación al respecto que sea compartida por un número considerable de estados. Con la CONVEMAR se puede acceder a un compendio de leyes marítimas que cubren virtualmente todas las áreas relacionadas, así como a instancias internacionales de resolución de conflictos y de control.
    Por otro lado, Ecuador podría recurrir a la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos, para la explotación de los recursos minerales que yacen en los fondos marinos. Lo que garantizaría además un acceso equitativo a los recursos que son patrimonio de todos los ciudadanos.

    Otros beneficios que se mencionan en un informe de la subcomisión técnica de la CNDM son: Ecuador, considerando su riqueza ictiológica, basada fundamentalmente en las especies altamente migratorias, como el atún, podría garantizar la conservación de aquellos, aún cuando éstos se encuentren fuera de las aguas jurisdiccionales, esto ya que en el articulado de la CONVEMAR se establece que aun cuando se trate de estas especies habrá coordinación en cuanto a cantidades y demás que no pongan en riesgo a la especie. Otro es la garantía de jurisdicción y soberanía del Estado Ecuatoriano, para fines de exploración, explotación y conservación de todos los recursos dentro de 200 millas marinas tanto en las aguas, suelo y subsuelo. Y, participación con derecho a voz y voto en los organismos creados por la CONVEMAR (Autoridad Internacional de los Fondos Marinos, Tribunal Internacional del Mar, Comisión de Limites de la Plataforma Continental).

    Entre otras ventajas importantes encontramos que el Ecuador, ampliaría su participación en instancias internacionales no solo de resolución de conflictos sino de apoyo a cuestiones medioambientales, de seguridad, etc.; además de lograr mayor armonía entre su legislación interna y el derecho internacional.

    En general mi opinión defiende la necesidad de formar parte de la CONVEMAR por todas las ventajas acotadas anteriormente pero principalmente por el carácter quasi universal de la Convención que la hace un instrumento sumamente valioso para el derecho internacional. El Ecuador debe armonizar su legislación interna con la legislación internacional, espero que los cambios requeridos se realicen con prontitud y el país pueda beneficiarse de este instrumento. Considero que es un paso fundamental para la protección medioambiental con relación al mar, además permite el aprovechamiento de los recursos de los fondos marítimos y la coexistencia pacífica y ordenada con los otros estados partes en cuanto a cuestiones marítimas, de pesca, investigación, etc.

  26. Al mismo tiempo que el derecho internacional evoluciona, se ve necesaria la evolución en las posturas de los estados. La CONVEMAR reza sobre un principio de igualdad y protección del mar como patrimonio de la humanidad. Sin embargo, la posición del Ecuador en este sentido dista mucho de coincidir con los objetivos de dicho acuerdo.
    Personalmente creo que debería analizarse a conciencia los beneficios de mantenernos en una posición rígida ante la CONVEMAR, pues si bien la actualidad contamos con 200 millas marítimas, la carencia de un instrumento efectivo ha permitido que continuamente se den violaciones a nuestra soberanía marítima.
    La pregunta es , ¿O bien aprovechamos a cabalidad las 200 millas marinas con las que contamos actualmente, o cedemos ante un tratado que puede incentivar el uso adecuado de los recursos?
    Por lo tanto es importante que el Ecuador ponga en una balanza los pro y contra de no utilizar un instrumento como la Convemar que le permitirá tener acción coercitiva para demandar internacionalmente a los estados en caso de violación de su soberanía marítima.

  27. Después de haber leído el documento referente a la CONVEMAR y la posición del Ecuador ante la misma; personalmente pienso que al Ecuador no le convendría adherirse a la CONVEMAR.
    En primer lugar, la CONVEMAR no reconoce las 200 millas de mar territorial y está en oposición con el art. 609 del Código Civil Ecuatoriano. Al no reconocer las 200 millas de mar territorial, esta convención no seria para nada conveniente ya que se modificarían las condiciones del uso de los recursos naturales del mar, y se modificaría la forma en que rigen las leyes en este elemento territorial.
    La CONVEMAR también establece un régimen diferente para las islas que forman parte de un Estado continental, en el caso del Ecuador modificaría el régimen para las Islas Galápagos.
    La CONVEMAR también establece un comportamiento equivoco para las denominadas especies altamente migratorias, entre ellas el atún, que es un recurso muy importante para el Ecuador.
    En conclusión, según mi criterio al Ecuador no le convendría pertenecer a esta convención ya que se modificarían de manera negativa las normas que rigen sobre el mar y sobre la explotación de sus recursos.

  28. Sin duda este derecho del mar o CONVEMAR tiene sus ventajas y sus desventajas en especial para el Ecuador que rige su derecho del mar según la Declaración de Santiago. Si bien la CONVEMAR reconoce al mar como un territorio patrimonial donde todos los Estados tienen la obligación de cuidarlo a la vez todos los Estados tiene la capacidad de realizar diferentes actividades en la zona económica si otro Estado no aprovecha sus recursos. En este aspecto el Ecuador no esta de acuerdo pues en la constitución dice que el Ecuador es el unico dueño de las 200 millas pertenecienetes al país y que es el único que puede explotar y controlar los recursos que se encuentren en todo este territorio.
    Otra desventaja es que la CONVEMAR ofrece 12 millas de mar territorial, 24 de zona continua y 176 millas de zona económica exclusiva, de esta manera reduce el espacio marítimo donde el Estado pueda ejercer soberanía absoluta. Mientras en la Declaración de Santiago son 200 millas de mar territorial completamente pertenecientes al Estado.
    Entre una de las ventajas que el Ecuador obtuviera al unirse a la CONVEMAR es que se pueden juzgar actos que violen normas establecidas en la Convención por los países integrantes, a su vez se al ser parte de la CONVEMAR se puede obtener recursos económicos que fomenten la investigación en las aguas territoriales, también se obtienen recursos que peden ser utilizados en caso de algun desastre natural. Con lo respecta a la Declaración de Santiago en realidad no se tiene beneficios establecidos si no solo se menciona las millas que posee el Estado.

  29. yo creo que todos son una verga hijos de puta desocupados para escribir tanta verga pudranse mal paridos sus comentarios no me ayudaron ni verga asi que vayanse al burdel a chupar unas tetas y no jodans………….

  30. No se debe firmar se perderea el derecho a nuestras riquesas naturales y se denomina un punto estrategico para el mundo por la linea equinocial

  31. Un tema por cierto bastante delicado que no debe ser aprobado tan facilmente. La esencia es que el Ecuador renunciaría vluntariamente a las 200 millas de mar territorial y esas se convertirián en 12 en las cuales se aplicaria la ley nacional y en las otras 188 se aplica lo que establece la constitución de la Convemar. es falso aquello de que la nación ribereña controlaria aquella extensión de acuerdo a sus normas legales.
    Factores positivos existen en el documento que ampara a la Convemar pero valdría la pena de ver si estamos capacitados para aprovechar ésos aspectos en los terminos que se exige como nación ya que como se dice si no se hace nada otros lo haran y los perdedores seríamos todos. mucho se habla de que se ampliaría la plataforma submarina pero aquello no es que de por si ocurre. Eso tiene que demostrarse.
    Lo lamentable de ésto es que se atenta contra lo que establece la misma constitución de la república ya que se está renunciando a territorio.
    Ya veremos como las “mineras” extienden su acción hacia las profundidades del mar enlo que corresponde a la llamada “zona económica exclusiva” que no es tanto así ya que no se puede de por sí oponer el estado ribereño a que sean explotados. No debemos olvidar de que existen muchos intereses a nivel de estracción de recursos pesqueros que son escazos en otros lares y ansían explotar varios paises estas zonas.
    Lo lamentable también es que la misma institución que está obligada a precautelar y cuidar el mar territorial en la extensión que es conocida hasta hoy, es la misma que más impulsa su disminución a las doce.

  32. Al haber aprobado la adhesion a la Convemar el Ecuador pierde 1’500.000 km de mar abierto y territorial incluyendo las 188 millas maritimas de Zona Economica Exclusiva sin tener una flota pesquera tecnologicamente equipada y con tecnologia de punta,lo que debio el Ecuador haber hecho antes de firmarlo .Por supuesto que toda la pesca obtenida por los paises que si poseen estas flotas,van a vender dicha pesca a los mismos paises costeros del Pacifico dentro de ellos esta el Ecuador ,quien se vera en la penosa actividad comercial de comprar su propia pesca por no disponer de estos barcos pesqueros.Y, ademas perdera algunas islas como la Wolf y Darwin por no estar habitadas y no tener actividad productiva alguna.Esperemos que nuestro gobierno realice contrataciones con paises altamente industrializados especialmente con los paises acreedores de la abultada deuda externa que mantenemos con estos paises ,como es el caso de EE.UU Y paises de Europa como Francia ,Alemania ,Inglaterra,Italia,etc,para que concesione las costas de Manabi donde se alojan en el zocalo submarino y a 3.500 metros de profundidad mas de 150 millones de toneladas en Nodulos polimetalicos de manganeso ,cantidad superior a la produccion de Africa del Sur .lo cual seria conveniente para los intereses del Ecuador y sus ciudadanos que estamos a la espera de una verdadera revolucion ciudadana para desterrar la pobreza,la desnutricion ,la inseguridad ,el desempleo ,con deficit habitacionales y una verdadera educacion que se apunte a estas tecnologias modernas y no a profesiones ortodoxas que mas bien han causado retrasos en la produccion y productividad de este pais.
    ECON.JOSE ARROBO REYES,MSC II -CATEDRATICO UNIVERSITARIO.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s