Y si hablamos sobre Universidad y sociedad

por Andrew

Me confieso un fan de series como House M.D., The Big Bang Theory, CSI entre otras, no solo por los excelentes actores y sus interesantes tramas, sino porque incluso dentro del drama y la comedia, las “enseñanzas” que dejan son grandes.

THE BIG BANG THEORYY no me refiero a los mensajes o reflexiones, sino sobre todo a la forma como mucho “conocimiento” en teoría científico, reservado a académicos o investigadores, es divulgado de manera sencilla al público en general.

Muestra de ello es que parte de los guionistas de estas series son realmente “científicos”, en el caso de TBBT, David Saltzberg, de UCLA es el asesor para los experimentos dentro de la serie.

Hoy se publica en Diario El Mercurio (Ecuador), mi artículo en el cual abordo la responsabilidad que debe existir por parte de la Universidad con respecto a la sociedad:

Universidad y sociedad

Como todo doctorando que se precia de tal, esto es un “aprendiz” en la investigación en un área determinada del conocimiento, tuve la oportunidad de asistir en Alicante al “Taller de comunicación científica para investigadores”, el cual fue organizado por la Universidad de Alicante, UA, y la Red de Universidades Valencianas para el Fomento de la Investigación, el Desarrollo y la Innovación, RUVID. Y del cual destaco dos conferencias importantes: “El científico en la calle” de Jorge Olcina Cantos de la UA y “Las claves de un buen divulgador” de Vicent Martínez de la Universidad de Valencia, UV.

Es sabido que la Universidad implica al menos tres áreas fundamentales: docencia e investigación que tienen que ir de la mano y una tercera que se traduce en transformar el conocimiento en riqueza productiva (transferencia de conocimiento), que implica rendir cuentas a la sociedad.

En el ámbito ecuatoriano, la Ley Orgánica de Educación superior en su Art. 13 define las funciones de este Sistema, señala en primer lugar el “…Garantizar el derecho a la educación superior mediante la docencia, la investigación y su vinculación con la sociedad…”. Es por ello que tanto la sociedad así como la empresa deben conocer qué se está haciendo al interior de las Universidades a fin de saber cómo se pueden beneficiar de estas investigaciones.

Ahí radica la importancia que los investigadores deben dar al tema de la comunicación. Para lo cual existen dos formas básicas: la primera a través de publicaciones científicas o ponencias en congresos sobre la materia, tema ampliamente tratado y que no deseo abordarlo; y la segunda se centra en la labor que debe desarrollar el científico hacia la calle, al ser proactivos con los medios de comunicación e incluso abiertos a comunicar en espacios atípicos a su medio natural como colegios, museos, teatros, reuniones.

De esta manera la investigación científica deberá ser rigurosa, innovadora, y contar con un alto grado de utilidad social (comprometida y aplicada). Para ello está la divulgación, que consiste en hacer entendible o al menos intentar que algo propio de un campo científico pueda ser comprendido por la sociedad en general. Recordemos que no todos tienen el privilegio de asistir a la Universidad, sin embargo, todos los ciudadanos tienen el derecho de estar correctamente actualizados de la información científica. Y la responsabilidad para que esto suceda recae en los docentes e investigadores, quienes deben hacer llegar dicha información a la sociedad a través de los medios de comunicación o incluso valerse de las nuevas plataformas, tales como blogs, Twitter o incluso el mismo Facebook.

La tarea consiste en hacer fácil lo complejo, a través de mensajes claros y concretos; buscando ejemplos que se puedan traducir en titulares o en ejemplos de la vida cotidiana. Lo cual no supone rebajarse y no le hace más o menos científico.

Por último, es necesario tener en cuenta que para trasmitir realmente se debe cumplir con la regla de las tres generaciones: que primero lo entiendas tú; segundo que lo entienda tú madre; y tercero que lo entienda tu abuela. Reflexionemos pues con este compromiso que tiene la Universidad, ya que como señalaba Cicerón: “Una cosa es saber y otra saber enseñar”.”

Anuncios