De Núremberg a La Haya

por Andrew

IMAG1748La historia del Derecho Internacional Público se puede esquematizar según la mayor parte de tratadistas en las siguientes etapas: Paz de Westfalia hasta Congreso de Viena (1648 – 1815); Congreso de Viena hasta la I Guerra Mundial (1815-1914); período entre guerras; posterior a la II Guerra Mundial hasta 1989; y la situación actual, sin embargo, uno de los mayores aportes que ha dado esta particular área del derecho se produjo a mediados del siglo XX, luego del rendimiento alemán, cuando los países aliados en lugar de ejecutar a los criminales nazis los sentó en el banquillo de los acusados en los ya celebres procesos de Nuremberg de 1945.IMAG1800

Durante mi estancia en esta ciudad alemana perteneciente a la región de Baviera, como no puede ser de otra manera indagué las razones por las cuales se la escogió como sede de los procesos judiciales que darían inició al Derecho Penal Internacional, y encontré algunos fundamentos que ahora los comparto.

Después de Múnich, la ciudad de Núremberg es la segunda en importancia en la región con más del medio millón de habitantes; sin embargo, su rol protagónico inició ya durante la Edad Media, es por ello que su arquitectura se encuentra rodeada de un perfecto conjunto de murallas, propias de una fortaleza imperial, que guardaba inconmensurables tesoros y que fue la sede de las Dietas Imperiales. Además fue la ciudad que acogió a uno de los mejores artistas del siglo XVI, Alberto Durero, y tal fue el impacto que tuvo que el Consejo de Nuremberg en 1512, expide una norma que será el antecedente del Derecho Marcario, en la Propiedad Intelectual, pues por decreto se protegió el signo “AD” utilizado por el artista.

IMAG1780

                                 Texto original de las leyes de Nuremberg
Pero será siglos después cuando el fanatismo y la irracionalidad humana reúnan en 1927 al primero Congreso del Partido Nacionalista Alemán, dirigido por Adolf Hitler, quien decretaría celebrar cada año en Nuremberg la convención de su partido.

IMAG1779 Es por ello que en 1935, durante un evento similar se expiden las leyes de eliminación judía, que llevan el nombre de esta ciudad y que regulaban la “protección de la sangre y el honor de los alemanes”, con la consecuente expulsión de este colectivo de puestos de la Administración Pública, así como la imposibilidad para ejercer sus profesiones y sobre todo marcaba el porcentaje para ser considerado como judío, debido a razones de parentesco por consanguinidad o por afinidad.

Durante los bombardeos que sufrió la ciudad durante la entrada de los “aliados” en 1945 se destruyó cerca del 90% de los inmuebles los cuales fueron reconstruidos hasta la década de los sesenta, conservándose hasta la fecha dos inmuebles que representaron íconos de la arquitectura nazi, el primero el campo de marzo “Märsfeld” y el pabellón de congresos, los cuales en la actualidad han sido restaurados y se usan como centros de interpretación justamente en contra de la “Fascinación y la Violencia”.

Pese a que se justifique que los juicios de Nuremberg se celebraron en esta ciudad debido a que tenía la mejor infraestructura para el proceso judicial, es evidente que la fuerte carga simbólica pesó a la hora de poner por primera vez en la historia a los representantes de un Estado en el banquillo de los acusados para responder por los crímenes de guerra y en contra de la humanidad. IMAG1801De esta manera al situarme en la Sala de Audiencias 600 que aún sigue en uso, me llevó a recordar el célebre discurso de apertura pronunciado por el fiscal, Robert H. Jackson: “…los actos que perseguimos condenar y castigar han sido tan calculados malignos y devastadores que, la civilización no puede tolerar que sean ignorados porque no podría sobrevivir a su repetición”. Estos procesos marcaron el inicio de lo que actualmente conocemos como Derecho Penal Internacional, el cual gracias al Estatuto de Roma nos ha llevado a que la humanidad cuente por fin con una Corte Penal Internacional permanente; pese a ello los retos en esta materia aún son grandes, pues el derecho no es perfecto, sino del todo perfectible y aún falta una larga lista de países que ratifiquen este Tratado.

IMAG1783Actualmente la ciudad de Nuremberg ha pasado de un período oscuro a uno de resplandor, y desde 1993 otorga el Premio Internacional de Derechos Humanos de manera bianual, siendo galardonado en 2011 el periodista colombiano, Hollman Morris.

Lo publiqué en Diario El Mercurio

A continuación una parte de las audiencias:

Anuncios