En la Costa Blanca ya “hicieron su agosto”

por Andrew

Normalmente la expresión “hacer su agosto” ha sido utilizada en latinoamérica de manera negativa para referirse al aprovechamiento o “buen negocio” sin seguir los buenos usos o costumbres. Pues normalmente se dice: “el funcionario fulano, sin la presencia de su jefe hizo su agosto y cobró otros valores”. O, también: “por falta de presencia policial, los delincuentes hicieron su agosto asaltando domicilios”.

summer

Sin embargo, a criterio de la Fundación de la Lengua Española, la expresión “hacer el agosto” se refiere a: “… la recolección, y significa entrojar o almacenar la cosecha de cereales y semillas, y, por ende, hacer su negocio o lucrarse, aprovechando ocasión oportuna para ello.”

"Y así granizaron sobre ella (sobre Preciosa) cuartos, que la vieja no se daba manos a cogerlos. Hecho, pues, su agosto y su vendimia, repicó Preciosa sus sonajas..." La Gitanilla, Miguel de Cervantes

Recordemos que para los países europeos, al igual que todos aquellos que tienen estaciones y se encuentran al norte de la línea ecuatorial, los meses de junio, julio y agosto, corresponden al verano, y tradicionalmente eran las épocas en las cuales se recogían los frutos y las mejores cosechas.

Ahora bien, dicha expresión “hacer su agosto”, se ha trasladado en España a la “cosecha” en el sector de la hostelería (hoteles, restaurantes, bares, spas, centros de recreación y ocio, etc), pues debido a la crisis económica, los precios atractivos al igual que los espectaculares destinos, sobre todo playas, hace que la Costa Blanca sea el destino preferido de rusos, alemanes, ingleses, franceses, etc., que durante estas épocas del año llenan las playas, las terrazas de restaurantes y habitaciones de hoteles.

marca

"La puerta de entrada internacional de la provincia de Alicante, el aeropuerto alicantino de L’Altet, ha registrado en los cinco primeros meses de 2013 un aumento de 170.000 pasajeros más que en 2012, en total 3.250.000 visitantes."

En consecuencia, muchos hosteleros no tan honestos, aprovechan la ocasión y suben los precios en menús, bebidas, etc. Por ejemplo, hace unos días fuimos a tomar un desayuno mediterráneo (café con leche, zumo natural de naranja y media tostada con tomate y aceite) que normalmente cuesta 2,50 o 3 euros, y nos cobraron 4,50. Lo cual sin duda para el dueño del bar, fue un excelente negocio y le sirvió para “hacer su agosto”.

Y luego decimos que no nos parecemos

Fuentes: http://www.muyinteresante.es/cultura/arte-cultura/articulo/ide-donde-viene-la-expresion-hacer-el-agosto
http://www.fundacionlengua.com/es/hacer-agosto/art/169/
http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/06/15/valencia/1371312167_750676.html
http://economia.elpais.com/economia/2013/07/04/agencias/1372935366_320891.html
Anuncios