Mi experiencia en la Festa o Misteri d´Elx

por Andrew

Misteri

El Misterio de Elche

Los pueblos alrededor del mundo se han forjado gracias a mujeres y hombres quienes a través de su relación con la naturaleza les ha permitido evolucionar y expresarse de diversas maneras a través de un sin número de manifestaciones artísticas, las cuales en ocasiones se plasmaron en monumentos arquitectónicos o también en bailes, piezas teatrales, música y otras formas para expresar sus sentimientos y emociones. Es por ello que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO, extendió la protección del “patrimonio cultural” a otras formas de expresión (rituales, saberes, técnicas, espectáculos, fiestas, etc.), tal es el caso del tejido tradicional de los sombreros de paja toquilla en el Ecuador.

Por su parte, en el caso español la lista es bastante extensa llegando a acumular un total de 13 patrimonios inmateriales inscritos, que van desde la dieta mediterránea hasta el flamenco, los cuales sin duda reflejan su identidad. En el caso valenciano uno de estos patrimonios es el famoso “Misteri d´Elx” (Misterio de Elche), al cual pude asistir a sus ensayos generales, pues la fiesta se realiza el 14 y 15 de agosto de todos los años en la Basílica de Santa María de la ciudad de Elche, perteneciente a la Comunidad Valenciana y que narra el entierro, la asunción y coronación de la Virgen.

Misterio que forma parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad desde 2001 y que obtuvo esta distinción al constituir un “… testimonio vivo del teatro religioso europeo medieval y de la devoción a la Virgen”. Sus orígenes se remontan a la segunda mitad del siglo XV, es por ello que casi la totalidad de la obra es representada en valenciano antiguo, y pese a que su temática sea eminentemente religiosa, su organización y representación corren a cargo de la sociedad civil, quienes a través de un patronato se encarga de la selección de los participantes y que hace que la fiesta sea de los ciudadanos, sin adscribirse a ninguna institución en concreto permitiendo que el pueblo tome al templo religioso como lugar de manifestación artística, lo cual resulta particular al ser la única manifestación de su tipo que permaneció intacta luego de la prohibición expedida en el Concilio de Trento, gracias a una bula expedida por el papa Urbano VIII.

tomada de

Foto tomada de http://500px.com/mariomiranda

La obra mezcla aspectos literarios (lingüísticos), teatrales y musicales, que se basan sobre todo en los denominados evangelios apócrifos y se divide en dos actos que se realizan el 14 y 15 de agosto, respectivamente, pero que en los ensayos se lo hacen de manera unificada. La primera parte narra la “Vespra”, en los cuales la Virgen es acompañada por María Salomé y María Jacobe, comitiva que es completada con ángeles, todos representados por niños varones, pues la particularidad de la obra radica en que se mantienen todos los aspectos del teatro religioso medieval, y en ese contexto histórico la participación de la mujer era vedada. A través de los cantos y representaciones artísticas se narra la intención de la Virgen de reunirse con su hijo en el paraíso y su inminente muerte, la cual es acompañada por los apóstoles. Mientras que en la segunda parte, la “Festa”, se narra la asunción a los cielos y la coronación de la Virgen por parte de la Santísima Trinidad, en la cual también participan apóstoles y judíos.Misterio Elche 2013

Durante toda la obra destaca el increíble manejo de tramoyas, artefactos aéreos, columpios y cielo raso, pues de éste aparecen los actores para cantar y tocar el arpa lo cual impresiona, sobre todo al tratarse de elementos originales, que demuestran la riqueza e inventiva del pueblo valenciano puesto al servicio de la cultura. Sin duda la mejor manera de conocer un país es vivirlo en sus plazas, junto a su gente y disfrutando de sus manifestaciones artísticas.

Lo publiqué en Diario El Mercurio

A continuación les dejo una grabación del 2012, donde se puede apreciar claramente todo el acto:

Anuncios