Mi carta a la ciudad de Cuenca

por Andrew

Cuenca Ecuador

                      Casa Barranco del río Tomebamba – Cuenca.

Querida Cuenca

Te escribo esta carta el día de tú cumpleaños y aunque sé que te llegará tarde no quería dejar pasar la oportunidad para decirte que a pesar de la distancia y estar separados por un océano, el cariño que te tengo es el mismo e incluso con el paso de los meses empiezo a sentir aquella nostalgia de no poder caminar por las orillas de tus ríos o mirar desde las montañas las cúpulas de las iglesias.

Pensarás que te he olvidado y que incluso te he traicionado por el sol del Mediterráneo, pero te tengo que decirte que eres única, que el azul de tu cielo propio de los Andes no lo cambio por nada, y aunque tu clima sea caprichoso y en más de una ocasión al día nos sorprendas con un chubasco, hace que seas enigmática e indescifrable.

Me dicen que cada vez estás más bella, que cuentas con nuevos servicios y sobre todo quienes se preocupan por ti, planifican tu crecimiento y desarrollo de una manera sostenible, lo cual me parece fundamental, pues tú no eres como las otras ciudades, eres distinta tienes la ventaja de estar atravesada por cuatro hermosos cabellos de plata que en su lecho dejan un paisaje extraordinario, el cual acompañado de tu privilegiada arquitectura te hacen inigualable.

No podía dejar de escribirte en tus fiestas, hubiese sido imperdonable no pensar en ti, y te trasmito el sentimiento de miles de cuencanos que alrededor del mundo te han dedicado más de un pensamiento como Yo durante estos días. Que si bien podemos transitar por hermosas rutas y modernas autovías, no cambiamos por nada la dicha de pasear por tus calles empedradas de tu centro histórico.

También me han contado que existen nuevas rutas diseñadas de manera exclusiva para una movilidad alternativa, ciclovías, que han sido duramente criticadas por propios y extraños, las cuales si bien es cierto reducen los carriles normales de vehículos motorizados son indispensables para una movilidad segura de un importante colectivo de ciclistas de la ciudad a los cuales se debería sumar más cuencanos debido a que las distancias que se recorren diariamente son relativamente cortas y contribuirían a disminuir el parque automotor día a día genera molestias y atascos.

Te cuento que me apena no votar el próximo mes de febrero en las elecciones seccionales, pero estoy seguro que las mujeres y hombres de la ciudad escogerán la mejor opción, aquella que apueste por una visión de futuro, de una ciudad debidamente planificada que articule su desarrollo como líder regional, pero sobre todo que siga siendo esa sede del conocimiento, de las ideas progresistas y de avanzada, que no dé pasos para atrás en la consolidación del gobierno local entendido como un engranaje más de la construcción macro de un gobierno descentralizado.

Vista de la ciudad de Cuenca desde las "antenas" de Turi

         Vista de la ciudad de Cuenca desde las “antenas” de Turi

Cuenca, tú debes seguir sintiéndote orgullosa de tu arte y de tu cultura, pero debes preocuparte también por las nuevas creaciones de tus hijas e hijos, por fomentarlos y apoyarlos en todo momento, es tiempo de creer nuevamente en tus potencialidades de ciudad universitaria, como un modelo ya consolidado de investigación y gestión del conocimiento, por lo que es indispensable que la empresa pública y privada participen en este proyecto que no tiene color político, sino el serio compromiso de mejorar las condiciones de vida de los cuencanos.
Sabes Cuenca, como yo somos miles de cuencanos que te extrañan y que por distintos motivos hemos tenido que emigrar, pero tienes que estar segura que en pocos años regresaremos con más cariño para la ciudad que nos vio nacer.

Lo publiqué en Diario El Mercurio (pendiente de link).
Anuncios