Sobre dos ruedas: la historia de mis bicis

por Andrew

Invento bicicleta

Decidí escribir la presente entrada luego de leer un genial artículo del escritor, Santiago Roncagliolo, ‏@twitroncagliolo, publicado el 20 de octubre en Diario El PAIS, titulado: “Adultez para principiantes“, en el que en otras cosas explicaba sobre su dificultad para montar en bici y otras cosas más.

Al igual que Roncagliolo, en mi caso también aprendí un poco tarde a montar en bici, claro está que desde que lo hice no me he bajado hasta el momento.

Como la mayor parte de los chicos de mi época nacidos en los setentas e inicios de los ochenta, la encargada de brindarme este hermoso espectáculo sobre las dos ruedas fue una clásica bicicleta chopper. Que por cierto quise conseguir una foto de ella, pero debido a que estoy al otro lado del charco de mi archivo fotográfico no he podido, pero en esta foto se grafica plenamente.

chopper

Debo confesar que me moría de miedo de subir a la bicicleta, era como un reto, pues llegó en Navidad y mi papá insistía con que la utilice, pero como tenía que empezar desde cero y a mis ya entrados 8 años tenía la vergüenza del caso de usar las típicas “llantitas” de apoyo. Qué dirían mis vecinos y mis primos me preguntaba.llantitas

Por eso tuve que aprender en la “clandestinidad“, al igual que lo hice con el difícil arte de atarse los cordones de los zapatos pero eso vendrá en otro post. De esta manera aprovechamos con mi padre el patio de la casa y lo primero que me enseñó era a caerme…

Entre mí pensé, ¿no se suponía que debía subirme y evitar caerme?, la única respuesta que encontré a ello fue una metáfora que a lo mejor me quería dar mi padre que la bicicleta era igual que la vida, que para avanzar tienes que pedalear (estudiar, trabajar, amar) pero no por ello podías encontrar un montón de obstáculos que te harían caer, pero lo importante era levantarse.

Al menos con esta explicación dejé de sentir los golpes en los codos y canillas, y por ende pude en pocos días dejar las llantas de ayuda y salir a las calles a “lucirme” en la bicicleta.

Con el paso del tiempo me gustaba más, sentía que cuando me subía en ella me transformaba, recorría más distancias y estaba mucho más seguro. Incluso inicié en este “difícil” arte a amigos y familiares, que con el paso del tiempo me superaron con creces y ahora son excelentes ciclistas.

Sin embargo, Yo no era uno de ellos pero al menos era constante, tanto así que en el colegio junto con mi padre “tuneamos” nuestra primera bicicleta. Era de las primeras bicicletas montañeras básicas, pero con él la pintamos y quedó como una perfecta “Cannondale“, era plateada, sin suspensión delantera, pero igual en ella recorrí largos trayectos en la provincia junto con mis compañeros que por cierto tenían bicis de última tecnología y ahí conocí el significado de los componentes “Shimano“.

Bici  previa a ser "tuneada"

Bici previa a ser “tuneada”

Mientras el resto de amigos antes de finalizar el colegio se dedicaban a las fiestas y otros menesteres, mi vena artística me llevó a la fotografía y al teatro; la bicicleta era una gran aliada para llegar a los ensayos o para acercarme a parajes que otros no iban. Producto de uno de mis primeros “contratos” de fotografía para un anuario del Colegio Santana, pude comprarme mi primera bicicleta TREK.

Foto usada solo para graficar este post.

Foto usada solo para graficar este post.

La verdad eran tantas las ganas que pagué al contado y estoy seguro que me estafaron, pero mi felicidad pudo más y con esta bicicleta estuve algunos años. Luego de entrar en la vida laboral formal de “quillca” o “gato” (ayudante de abogado, durante mi época universitaria) lo que me permitió comprar mi querida bicicleta GT.

gt1

No duró mucho la felicidad porque en mi primer período de migrante académico, cuando viajé a la lejana ALCALÁ, vendí mis pocos bienes y por supuesto la bicicleta GT.

gt bici

A mi regreso no pensaba en otra cosa que comprar una nueva, y fue así que encontré esta hermosa KONA Fire Mountain, que la tuve hasta antes de venir a España y que ahora la tiene un familiar cercano.

Día de bicis con el amigo @patolin_01

Día de bicis con el amigo @patolin_01

Y como era de esperarse ya aquí Alicante a orillas del Mediterráneo gracias al concepto de intercambio y ventas de productos de segunda mano, soy el feliz propietario de una bicicleta TREK 6000.

bici trek 6000

En el futuro quisiera una bicicleta de paseo como éstas…

paseo

me encantan. Ojalá siga teniendo la fuerza y la salud para seguir pedaleando y conociendo un poco más el mundo desde otra perspectiva, encima de este precioso aparato de dos ruedas.

Anuncios