La democracia en la región. El Latinobarómetro 2013

por Andrew

Mafalda-Democracia

Ecuador y el Latinobarometro

Nuestra naturaleza ha hecho que como seres racionales seamos siempre críticos frente a los acontecimientos que suceden a nuestro alrededor, sin embargo, a momentos nuestra perspectiva nos traiciona y somos tan aventurados que estamos dispuestos a opinar sobre cualquier tema teniendo o no fundamentos para hacerlo.

Así usted amable lector podrá recordar que cuando Ecuador optó por la dolarización en el país todos éramos analistas financieros, de igual manera si la selección de fútbol atraviesa por un mal momento, no nos cansamos de criticar las decisiones del técnico y nos convertimos en expertos deportivos, sin embargo, en ésta oportunidad que voy a opinar sobre el estado de la democracia en la región, considero necesario hacerlo de manera seria y objetiva y no desde la bilis, para lo cual me refiero a un informe confiable como el Latinobarómetro.

Estudio que es realizado desde 1995 por la ONG, Corporación Latinobarómetro, el cual a través de más de veinte mil encuestas en 18 países mide entre otras cosas la calidad de la democracia, la aprobación de los gobiernos, la satisfacción de vida de los ciudadanos, la distribución de la riqueza, etc., temas que sumados contribuyen a tener una “radiografía” de Latinoamérica.

En este contexto es positivo saber que según las cifras proporcionadas para el período 2010-2013, los cambios en la región son importantes pues van desde la reducción de la pobreza, mejoramiento en niveles de educación y crecimiento económico, lo cual trae como consecuencia una mejora sustancial en la calidad de vida de los ciudadanos.forges-libertad-de-mercado

Por su parte el diagnóstico de la democracia en América Latina es sin duda positivo, pues pese a que no existe una sola tendencia ideológica que prevalezca en toda la región, cada uno de los instrumentos que ofrece la democracia han permitido que los ciudadanos ejerzan sus derechos y se vuelvan más participativos en relación con las instituciones. Sin embargo, la democracia sigue afectada por la desigualdad, la cual para el premio Nobel de Economía Stiglitz tiene que ser vista como un mal de tal repercusión como un desastre natural, pero en éste caso quien produce el perjuicio hacia la población es el propio ser humano.

De los datos presentados en el estudio se puede decir que la democracia de la región goza de “buena salud”, y Ecuador no es la excepción, pues existe una elevación significativa que va del 52% de apoyo a la democracia en 1996 al 62% en el presente año. Según el Latinobarómetro estos resultados se explican a partir de la fuerte convicción que ha generado el votante ecuatoriano desde las elecciones de 2006, lo cual sumado a los continuos procesos electores (presidenciales, legislativas y seccionales), consultas populares, referéndums, así como la nueva normativa constitucional, ha generado mayor confianza en el sistema y en las instituciones.

revolution-pitufos

Además el estudio destaca la importante disminución de la pobreza que ha tenido el país, así como la consolidación de procesos de inclusión de los pueblos originarios e indígenas, afroecuatorianos, montubios, y el importante crecimiento de la clase media, todo lo cual si bien contribuye a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, no son aún medidas que permitan satisfacer la totalidad de las ingentes demandas que tiene la sociedad.

Estos son los datos que he podido comentar en este artículo, pero lo importante serán las conclusiones que usted saque al respecto y saber si realmente usted se siente identificado.

Lo publiqué en Diario El Mercurio.

A continuación puede revisar el informe completo de LATINOBARÓMETRO 2013.

Anuncios