Las relaciones internacionales en el “Norte”

por Andrew

cartoon

La política exterior del Norte

Si tomamos el concepto clásico de soberanía que presenta Jean Bodín, nos encontraremos frente a dos elementos, el primero que establece aquella capacidad con la que cuenta un Estado para autogobernarse, y segundo, el que indica que exteriormente éste Sujeto de Derecho Internacional es independiente de influencias y su manera de actuar y relacionarse depende exclusivamente de cómo satisfacer los intereses de su población.

De esta manera podemos entender la trascendental importancia que tiene el manejo de las relaciones internacionales al interior de un Estado, pues la misma tiene por objeto ejercer su capacidad soberana dentro del concierto internacional. Así, aquellos países que han tomado el modelo presidencialista como sistema de gobierno, dejan que la política exterior sea manejada de manera directa por el Presidente quien tiene para sí tanto las funciones de Jefe de Estado así como de Gobierno. Pero como es lógico dichas competencias normalmente suelen ser asumidas de manera compartida por el Ministro de Relaciones Exteriores o en el caso de Estados Unidos de América por el Secretario de Estado, cuyo cargo reviste de especial relevancia pues al tratarse de un Estado Federal, el manejo de la política exterior es uno de los pocos asuntos reservados de manera exclusiva al Estado y no a sus estados federados.

Así, en los períodos de gobierno del presidente Obama se notan claramente dos momentos en su política exterior, el primero liderado por la ex primera dama Hillary Clinton (2009-2013), y el segundo iniciado por John Kerry en febrero de este año. Personajes que además de este importante cargo, guardan en común un elemento, han perdido elecciones representando al partido demócrata, la primera en las primarias frente a Obama y el segundo en las presidenciales frente a George W. Bush.

En el caso de Hillary Clinton su labor al frente de la Secretaría de Estado se vio empañado por un grave rezago de su antecesora Condoleezza Rice, pero sobre todo debido a las polémicas medidas implementadas durante los dos períodos de gobierno republicano liderados por Bush. Razón por la cual todos sus esfuerzos se concentraron en terminar con los conflictos bélicos en Afganistán e Irak, así como crear vínculos ante una posible salida en el conflicto Israel-Palestina. Sin duda la historia la recordará como la encargada de la política exterior que bajo su mandato logró “eliminar” al mayor enemigo de la historia estadounidense, Osama Bin Laden, en 2011.

Mientras que el trabajo de Kerry ha estado plagado de mucha más polémica e incluso de situaciones que pueden ser vistas como derrotas en el plano internacional en tan corto tiempo. La primera su cuestionable manejo de la crisis en Siria que apuntaba a una intervención militar inminente, y su posterior retroceso frente a la destrucción de las armas químicas, en una situación en la que la política internacional de Moscú salió triunfante con momentos amargos que recuerdan los tiempos pasados de la Guerra Fría. Y ahora, con el pacto con Irán y otras potencias mundiales en materia nuclear que ha provocado diversas reacciones, la primera un giro positivo y reformista en el nuevo gobierno de Hasan Rohani; y la segunda, la ira de los aliados árabes de Estados Unidos que sumados a Israel reclaman la decisión tomada por su socio histórico al pactar con el que consideran el mayor enemigo de la región.

Switzerland Iran Nuclear Talks.JPEG-07b71

El manejo de la política exterior no es fácil y peor aún al frente de una potencia mundial, es por ello que las decisiones tomadas bajo el liderazgo de Kerry deberán ser valoradas en los próximos meses, pero hasta tanto los mercados internacionales han reaccionado positivamente y la recuperación económica parece alcanzable en la lesionada situación que atraviesa el gobierno de Teherán si se retiran las sanciones económica que pesan en su contra.

Lo publiqué en Diario El Mercurio
Anuncios