2014: Elecciones en América Latina

por Andrew

urnasUn voto de confianza

Una de las grandes ventajas de los sistemas democráticos es la posibilidad que tienen los ciudadanos de elegir directamente a sus representantes. Lo cual otorga también una importante capacidad al elector para brindar su confianza por un nuevo período a aquel representante que haya destacado por su buena gestión, siempre que la Constitución así lo permita. En este contexto, el 2014 viene cargado de un sinnúmero de comicios electorales en la región, desde elecciones municipales, provinciales y departamentales, hasta legislativas y presidenciales.

Latinoamérica celebrará comicios presidenciales en: El Salvador, Costa Rica, Panamá, Colombia, Bolivia, Brasil y Uruguay; mientras que a nivel de gobiernos locales se desarrollarán en: Ecuador, Nicaragua, Perú y Haití; y legislativas en: Costa Rica, Colombia, Antigua y Barbuda, Panamá, República Dominicana, Bolivia, Brasil, Uruguay y Haití.caras candidatos

De esta manera, si el panorama político no cambia durante los próximos meses algunos personajes políticos repetirán período presidencial, destacando sobre todo Juan Manuel Santos en Colombia, Dilma Rousseff en Brasil, y Evo Morales en Bolivia, respectivamente. Además la política latinoamericana perderá a uno de los presidentes más carismáticos, “Pepe” Mujica, ya que la Constitución de su país le impide la reelección.

Sin embargo, no existirán mayores cambios en la ideología del continente americano, salvo eventuales sorpresas que podrían presentarse y que llevarían a José María Villalta a hacerse con la presidencia de Costa Rica con un partido de izquierda. Pues en El Salvador y Panamá, es el oficialismo con sus candidatos quien tiene la mayor intención de voto, mientras que en Uruguay ante la falta de Mujica, será el ex mandatario Tabaré Vázquez quien represente al Frente Amplio.

gente gentePor su parte, en el otro lado del charco este año destaca la celebración de las elecciones que renovarán al Parlamento Europeo, las cuales tienen dos ingredientes especiales: el primero, caracterizado por la importante presencia de grupos nacionalistas xenófobos ligados a la extrema derecha que son contrarios a los principios y valores que inspiran la Unión Europea, UE; y un segundo, que es la incertidumbre sobre el futuro de la Unión, la cual cada vez tiene mayores desigualdades entre ricos y pobres, creando países de primera y de segunda. Todo lo cual genera un creciente euroescepticismo y un posible ausentismo en las próximas elecciones europeas de mayo.

Sin lugar a dudas es un año para estar pendiente de las campañas políticas en Latinoamérica y Europa, pues traerán interesantes propuestas, pero sobre todo queda esperar que éstas se transformen en acciones que permitan mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y una construcción de una sociedad más justa y solidaria.

Lo publiqué en Diario El Mercurio (link pendiente).
Anuncios