ONU-Agua 2014: Agua y energía

por Andrew

ZARAGOZA

Agua y energía

Escoger a la ciudad de Zaragoza como sede para la discusión anual de la Conferencia de ONU-Agua 2014, sin duda resultó un acierto, pues a más de ser la urbe más importante a cuyas orillas recorre el río Ebro, el recurso hídrico le ha sido siempre significante desde los tiempos de los romanos de aquella ciudad Caesaraugusta, al igual que con la presencia de los reyes hudíes en su palacio de verano de la Alfajería dónde al igual que en la Alhambra, existe una consideración especial al agua especialmente en los jardines del príncipe.

banner_we_2014_545x75_spa

La conferencia a la que tuve el honor de asistir se enmarcó en la iniciativa “Decenio Internacional para la Acción – El Agua, fuente de vida” (2005-2015), misma que fue decidida en 2003 por la Asamblea General de la ONU, cuyo objetivo principal es “promover los esfuerzos que permitan cumplir los compromisos internacionales relacionados con el agua” hasta el 2015, todo ello con acciones concretas como son: reducir a la mitad el número de personas que carecen de acceso a agua potable y saneamiento, así como alcanzar una explotación sostenible de los recursos hídricos, dentro de una política macro de cumplimiento de los Estados de los Objetivos del Desarrollo del Milenio.

En esta segunda acción se desarrollan las líneas de acción en 2014, tomando como discusión al agua y la energía como elementos interdependientes para el desarrollo de los pueblos y alianzas para mejorar el acceso, la eficiencia y la sostenibilidad entre ellas, cuestiones que hasta el momento han sido abordados por cuerda separada.

WATER ENERGY NEXUS

De esta manera ésta conferencia preparatoria para el día Mundial del Agua que se celebrará en marzo próximo en Tokio – Japón, intentó discutir temas claves relacionados a los retos ambientales y sociales y su consecuente conciliación para generar crecimiento económico para satisfacer las demandas de agua y energía dentro de los procesos necesarios para la producción y el consumo. Así como diseñar los métodos de implementación de los nexos entre agua y energía de manera sostenible a través de nuevas políticas y estrategias que prevean una interconexión a largo plazo, el mantenimiento de caudales ambientales, así como medidas urgentes para frenar el cambio climático que afecta al ciclo hidrológico. Así como el establecimiento de parámetros que permitan la mejora de la sostenibilidad entre agua y energía a través de instrumentos de tipo económico como alianzas público-privadas, instrumentos de políticas (integración, grupos de interés, gobernanza, reguladores y procesos participativos), herramientas de evaluación, incorporación de tecnología y gestión de riesgos.

Es claro que los retos en esta materia son cada vez más complejos y es necesario que como sociedad los afrontemos de manera inmediata, pues para 2030 se espera un crecimiento de consumo de energía de 55%, así como hace falta valorar las consecuencias que traerá una sociedad con hábitos y capacidad de consumo de recursos hídricos y energéticos cada vez mayores.

Cuenca EcuadorA nivel local, a Cuenca le corresponde posicionarse como un referente en el manejo del agua, no sólo a través de la prestación de su servicio, sino de manera integral y con un enfoque interdisciplinario, pues de una gestión eficiente de “Cuenca ciudad del Agua” se podrían obtener múltiples beneficios tanto del orden económico como de posicionamiento internacional.

Lo publiqué en Diario El Mercurio
Anuncios