Nuevos límites marítimos entre Perú y Chile. Fallo histórico de la CIJ

por Andrew

CIJ

Políticamente correcto

En la mayor parte de ocasiones constituye una ardua tarea explicar los beneficios que representa la convivencia de los Estados bajos las normas del Derecho Internacional Público, DIP, pues las injusticias que suceden a veces en el tratamiento de sus relaciones impiden este cometido.

Sin embargo, para quienes somos apasionados en el estudio de esta materia, resulta grato y satisfactorio encontrar que aún en el siglo XXI es posible que los países resuelvan sus controversias de una manera pacífica, como lo ocurrido en días pasados entre Perú y Chile.

Dichas diferencias entre los vecinos sudamericanos fueron resueltas a través de un fallo de la Corte Internacional de Justicia, CIJ, con sede en la Haya, luego de más de seis años de que dicho caso haya sido puesto a consideración del tribunal internacional, el cual en sus 71 fojas, 198 puntos explicativos, cuadros y votos razonados, dirimió respecto a los límites marítimos.

La pretensión peruana planteada en su demanda de enero de 2008 buscaba que la CIJ establezca una delimitación marítima en el triángulo sur, conformado desde el punto conocido como “La Concordia”, mientras que Chile consideraba que la medición debía hacerse desde el hito 1, establecido en 1954 a través del Convenio sobre Zona Especial Fronteriza Marítima, instrumento suscrito entre Chile, Ecuador y Perú.

imagen pais

Fue así que el máximo organismo en materia judicial del sistema de las Naciones Unidas, fundado hace casi siete décadas y continuador de la Corte Permanente de Justicia Internacional, el cual a través de sus quince magistrados el cual dirimió la controversia el pasado 27 de enero, en una sentencia que muchos especialistas han calificado como “salomónica” debido a que si bien otorga aproximadamente 50.000 kilómetros cuadrados de mar al Perú, mantuvo la soberanía chilena sobre las 80 millas desde el hito 1 (perdiendo tan sólo 120 millas).

fallo

Si bien es cierto tanto el gobierno peruano como chileno han expresado su acatamiento a la sentencia, desde Santiago aún existen ciertas resistencias al sentirse “perjudicados” con el histórico fallo, pues su Canciller, Alfredo Moreno Charme, considera que para ejecutar la sentencia Perú debe adherirse a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, CONVEMAR, así como reformar su Constitución, lo cual de plano el ejecutivo desde Lima no prevé realizar, y que sin duda será resuelto con el nuevo gobierno de Michelle Bachelet.

En mi opinión el fallo no puede ser calificado como “salomónico”, sino prefiero llamarlo políticamente correcto, pues a diferencia de lo sucedido en el 2012 en la sentencia de la CIJ en la disputa de límites marítimos entre Nicaragua vs Colombia, la cual fue polémica y tuvo consecuencias de desacato por parte de las autoridades colombianas; en el presente caso la Corte a través de sus argumentos y decisiones da vida a la esencia del DIP convirtiéndolo en un método de resolución pacífica de las controversias y como alternativa válida y eficaz a los conflictos entre los Estados.

TEXTO ÍNTEGRO DEL FALLO DE LA CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA, PERÚ VS. CHILE (2014):

TEXTO ÍNTEGRO DEL FALLO DE  LA CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA, NICARAGUA VS. COLOMBIA (2009):

Lo publiqué en Diario El Mercurio
Anuncios