Hijos de PUTIN

por Andrew

Caricatura: El Roto (02/03/2014)

Caricatura: El Roto (02/03/2014)

Libertad, democracia y soberanía, son tres palabras que han sido utilizadas por los líderes a través de los tiempos para más allá de su real significado justificar desde regímenes totalitarios hasta violentas invasiones a territorios extranjeros. Y es precisamente en estos días que la defensa de la soberanía cobra importancia debido al movimiento de tropas rusas en la península de Crimea (Ucrania).

Por lo que si bien es cierto en un análisis simplista condenaríamos la misma, sin embargo, la presencia rusa en la región es de más de dos siglos, con una historia llena de alianzas, tratados y acuerdos de buena voluntad que se sellaron hace poco al extender hasta 2042 el uso de la base naval de Sebastopol a los rusos a cambio de un millonario acuerdo, aprobado en su momento por Víktor Yanukóvich.

Por ello llama la atención que luego de la caída del ex presidente ucraniano no hayamos sido capaces de contestarnos a preguntas tan simples como:

1.¿Quiénes financiaron las protestas durante semanas en la Plaza de la Independencia de Kiev?;

2. ¿Acaso existieron intereses externos que provocasen un colapso económico que propicie el posterior rescate por parte de organismos financieros internacionales?; y por último

3. , ¿Si la nueva coalición del gobierno es políticamente correcta o tan sólo es buena por ser pro europea?.

Mas, estas respuestas si fueron contestadas por el Kremlin quienes a su vez presionaron para que Vladímir Putin en su calidad de Jefe de Estado active el proceso contemplado en su Constitución para pedir al parlamento la autorización para utilizar a las Fuerzas Armadas, argumentando que es necesario garantizar la seguridad de los ciudadanos rusos residentes en Crimea (cerca de 2 millones), así como colaborar en la recuperación de la “estabilidad” en Ucrania, tras la salida de Víktor Yanukóvich.

MAPA Ucrania

Sin embargo, los verdaderos intereses son claros: la península de Crimea es estratégica para los rusos, tanto por albergar recursos energéticos (gas), y aún más geopolíticamente pues en su base de Sebastopol atraca la flota rusa más importante con acceso al Mar Negro conexión ideal al Mar Mediterráneo (sur de Europa).

Sin duda Putin aprovecha el momento histórico exacto en el que tanto Estados Unidos de América y la Unión Europea se encuentran seriamente debilitados, tanto económicamente cuanto en el manejo de sus relaciones internacionales. Además el éxito ruso durante la mediación hace pocos meses en el conflicto de Siria le otorga un plus en el plano internacional, pero sobre todo un correcto movimiento en el caso de Ucrania le permitirá afianzar su tan ansiado proyecto euroasiático, en el que la península de Crimea juega un papel estratégico.

Barack Obama se comunica con Putin desde su despacho en la Casa Blanca

Barack Obama se comunica con Putin desde su despacho en la Casa Blanca

El rol de los organismos internacionales clásicos no será efectivo a la hora de buscar soluciones en el conflicto. En primer lugar como quedó ya evidenciado, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas poco podrá hacer si en su interior la Federación de Rusia es miembro permanente, es decir ejerce el derecho al veto. Y, en segundo lugar, la OTAN despierta después de un largo letargo una vez finalizada la Guerra Fría, por lo que es difícil que ésta sea activada y ofrezca soluciones efectivas.

En mi opinión, intentar repelar las acciones de Rusia a través del uso de la fuerza provocaría un estallido de violencia incalculable, coincidiendo fatídicamente con el aniversario número 100 de la fratricida I Guerra Mundial. Por lo que el prolijo manejo de la diplomacia en estos momentos es trascendental, y en caso de que éste no prosperase existen otro tipo de presiones vía sanciones económicas o de aislamiento que podrían aplicarse, pero la vía bélica jamás será una opción válida.

INFOGRAFIA UCRANIA 2014

Lo publiqué en Diario El Mercurio
Anuncios