Un balance de los hábitos 2.0

por Andrew

CARREÑO

Al llegar a casa previo al almuerzo era costumbre que la familia reunida de las gracias de los alimentos que iban a servirse a través de una oración o de frases sacramentales, sin embargo, las cosas han cambiado y la influencia de las nuevas tecnologías han sido responsables de ello, como veremos en los siguientes cinco casos:

instagramPrimero: ya sea en una reunión familiar o de amigos los nuevos rituales se centran en su vinculación con las redes sociales, de esta forma previo a servirse los alimentos, ya no se realiza la consabida oración, sino al contrario todos apurados sacan sus teléfonos inteligentes para tomar fotografías e inmediatamente subirlas a redes sociales como Instagram, interesándoles más cómo se ve el plato que si el mismo es apetitoso o no, a fin de generar mayor número de comentarios.

FBSegundo: los turistas de generaciones pasadas realizaban sus viajes con la finalidad de conocer las ciudades, informarse sobre los monumentos históricos y acceder a la mayor cantidad de pinacotecas, museos o centros culturales, cuyos recuerdos muchas veces eran alojados en diarios de viaje o libretas. Mas, en la actualidad lo que importa son las formas o más bien dicho las imágenes, pues la cantidad de fotografías que se tenga en íconos turísticos es directamente proporcional a la popularidad en Facebook.

TWITTER

Tercero: la rapidez en el intercambio de la información ha hecho que cada vez centremos menos nuestra atención en el contenido o trasfondo de las noticias. Vivimos de esta manera en una sociedad de titulares, reduciendo nuestro conocimiento de la realidad local, nacional o internacional a 140 caracteres, debido al uso intensivo del microbloggin que ofrece Twitter.

Cuarto: en teoría pasamos casi la totalidad de la jornada laboral frente al computador, sin embargo, una considerable parte del tiempo “deambulamos” por las redes sociales, así como quedamos embelesados frente a “video virales” (grabación de amplia difusión normalmente humorística)  gracias a YouTube donde millones de personas gastan su tiempo mirando a bebés en actitudes graciosas, gatos, bloopers, caídas extremas, etc.

Quinto: como no puede ser de otra forma, el uso de las tecnologías ha afectado de manera considerable nuestra manera de comunicarnos, a través de aplicaciones de mensajería instantánea como: WhatsApp, LINE, Telegram, etc., las cuales han creado verdaderas adicciones a sus usuarios que no pueden separarse de su teléfono inteligente, pues al parecer han perdido la capacidad de interactuar con sus semejantes si no es sino a través de éstas plataformas digitales.

stop

Los cinco casos narrados, sin lugar a dudas muestran tan sólo los efectos negativos de la tecnología en nuestras vidas y han sido tomados de manera deliberada para que usted amable lector reaccione y vea cuales pueden ser los efectos perjudiciales del uso excesivo de las redes sociales y de las plataformas de mensajería instantánea, sin embargo, es claro que sus beneficios son mayores, sobre todo el hecho que el individuo en ejercicio de su libertad pueda publicar y opinar sobre todo tipo de hechos, denunciar violaciones de derechos humanos, realizar ciberactivismo y que su mensaje pueda llegar a nivel mundial con tan sólo un clic. Por lo que no es de extrañar en este contexto que precisamente Facebook, Twitter y YouTube, hayan sido bloqueados o limitado su uso por regímenes de corte autoritario como: Turquía, Irán, Pakistán, China, Corea del Norte o Vietnam.

Lo publiqué en Diario El Mercurio (link pendiente).
Anuncios